X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

sun capital busca inversores para salir de la juguetera

Famosa difunde su beneficio de 2017 para animar el proceso de venta: ganó 2,3 millones

15/12/2017 - 

ALICANTE. La juguetera alicantina Famosa (Fábricas Agrupadas de Muñecas de Onil SA) decidió este jueves difundir sus previsiones de cierre del ejercicio 2018, en el que prevé facturar 172 millones de euros, y el beneficio obtenido en el ejercicio de 2017, cerrado el pasado 31 de agosto: 2,3 millones de euros. Una decisión llamativa, puesto que la juguetera suele formular las cuentas del ejercicio a finales de diciembre, y aprobarlas en marzo.

Como publicó ayer Alicante Plaza, el fondo de capital riesgo de origen norteamericano Sun Capital, propietario de Famosa desde 2010, ha vuelto a poner a la venta la juguetera tras intentar desinvertir sin éxito en 2013. El fondo quiere aprovechar el buen momento de la empresa alicantina, reflejado en un cuaderno de venta que garantiza Ebitdas positivos durante tres años. Para reforzar esta percepción, la juguetera filtró este jueves a través de Europa Press su previsión de cierre del ejercicio en marcha (gran parte de las ventas, como es lógico, se concentran en la campaña navideña) y deslizar su beneficio del pasado.

Según los datos facilitados por la juguetera, en 2017 Famosa logró un beneficio neto de 2,3 millones de euros. Todo un logro, puesto que hace solo dos años (en el ejercicio cerrado en agosto de 2015) las pérdidas eran de 33 millones de euros. Como ha contado este diario, Sun Capital decidió relevar a José de la Gándara como consejero delegado, y situar al frente de Famosa a la francesa Marie-Eve Rougeot. La decisión no ha podido ser más acertada: el año pasado la juguetera redujo sus pérdidas a un tercio (8,8 millones), y este ya ha ofrecido beneficio, tal como adelantaba este diario. 

Más aún, si se cumplen las previsiones de la empresa, en el ejercicio en curso Famosa facturará un 40% más que en el cerrado en agosto de 2016, cuando la cifra de negocio se quedó en 121 millones de euros (con un incremento del 9% sobre su peor año desde la llegada de Sun Capital, el de 2014, en el que las ventas se hundieron hasta los 110 millones). El incremento en las ventas, apoyado en un canal online que la empresa tenía olvidado, combinado con la contención de los costes en los dos últimos ejercicios, ha permitido a la juguetera por antonomasia volver a 'números negros' en su sexagésimo aniversario justo antes del último intento del fondo norteamericano de encontrar un comprador interesado.

El cuaderno de venta lleva unas semanas moviéndose, sobre todo en Madrid, desde donde se dirige la empresa (en Alicante solo está la planta de producción), según fuentes del sector. Dicho cuaderno garantiza que la empresa obtendrá resultados de explotación positivos los próximos tres años, tal como avanzaba la nueva CEO de la compañía en su informe de gestión del pasado ejercicio. Así, Sun Capital quiere aprovechar el buen momento de Famosa para incrementar el atractivo de la operación. El importe que pide el fondo para vender la juguetera, que no ha trascendido, podría los 120 millones de euros, según estas fuentes. El buen momento de Famosa no es el único motivo que ha reactivado el intento de venta: según fuentes del mercado, está a punto de vencer el plazo para que Sun Capital pueda acogerse a las exenciones fiscales de que disfruta el capital riesgo para la transmisión patrimonial.

Es decir, si tarda demasiado en salir de la empresa, el importe que tendrá que abonar a Hacienda será mucho mayor. En este sentido, los norteamericanos entraron en Famosa en 2010, hace casi ocho años. "Los fondos caducan a los cinco años", explican estas fuentes, "y luego pueden tener una prórroga de tres años más con otra fiscalidad". Es decir, la venta es cada vez más urgente. Y, en cualquier caso, ocho años son muchos para que un fondo de capital riesgo esté en la misma empresa.

Noticias relacionadas

next