X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el beneficio se duplica hasta 2,76 millones

Extrusax eleva un 12% las ventas de aluminio y rebasa los 60 millones de euros de facturación

27/11/2017 - 

ALICANTE. Extrusión de Sax S.L. (Extrusax), la empresa de la localidad del Alto Vinalopó dedicada a la extrusión, lacado, anodizado y mecanizado de perfiles de aluminio, alcanzó en 2016 una facturación récord de 60,33 millones de euros, un 12% más que el año anterior, cuando la cifra de negocio fue de 53,81 millones. La firma, participada al 50% por la principal empresa de la localidad sajeña, Giménez Ganga, y al otro 50% por los empresarios Antonio Gómez Ramos y Jorge Gómez, incrementó de forma también espectacular el beneficio neto a final de año. Así, de los algo menos de 1,43 millones que ganó en 2015, Extrusax se anotó unas ganancias netas de 2,76 millones el pasado año. Es decir, casi el doble.

El informe de gestión que acompaña las cuentas depositadas en el Registro Mercantil destaca que para el ejercicio cerrado "se han conseguido las expectativas que se tenían", mientras que para el ejercicio en curso, 2017, "se prevé un incremento de las ventas del mismo orden sobre las alcanzadas en 2016". Es decir, por encima del 10%. Hay que tener en cuenta que la fábrica de aluminio de Sax acaba de cumplir su primera década de vida (fue fundada en abril de 2006 por el 'gigante' de los toldos Giménez Ganga, que le compró 8 millones de euros en materia prima), en la que el crecimiento del volumen de negocio año a año ha sido exponencial. Actualmente, Extrusax se cuenta entre las 50 mayores empresas de la provincia por volumen de facturación.

La mercantil destaca en el informe que ha ido incrementando su presencia en el mercado internacional gracias a su entrada en países como Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Bélgica y Holanda. Hasta tal punto, que el mercado europeo supone para la fábrica sajeña el 65% de sus ingresos, mientras que el nacional se queda en el otro 35%. En cuanto a los sectores con los que trabaja Extrusax, destacan el de la construcción (que aporta el 39% de la facturación), la industria (el 29%), electrónica, energías renovables y transporte.

El incremento de la cifra de negocio ha llevado a la empresa de aluminio a tener que ampliar su capacidad productiva y sus instalaciones. Así, a pesar de que en 2015 inauguró una ampliación de su nave en Sax y que ya cuenta con cinco líneas de extrusión que pueden alcanzar las 40.000 toneladas de perfil extruido al año, la firma tiene previsto abrir un nuevo centro de producción en Murcia. Para ello, tiene concedido un préstamo de 3 millones de euros desde comienzos de 2017, según destaca en el informe. El impacto también se ha dejado sentir en el empleo que mantiene la empresa: la plantilla alcanzó los 158 empleados de media (la inmensa mayoría, hombres), frente a los 125 empleados de 2015.

La memoria de las cuentas señala que 2016 es el primer ejercicio en el que Extrusax ha repartido dividendo: 500.000 euros. No obstante, el resultado del pasado ejercicio se destinó íntegramente a reservas, la mayor parte a las voluntarias y un 10% a la reserva legal y de capitalización. Al cierre de 2016, la sociedad tenía concedidos préstamos sin intereses por valor de 2,66 millones de euros, y préstamos a interés fijo por 1,21 millones, "lo que limita el riesgo de tipo de interés", según el informe. Asimismo, la sociedad presentaba un fondo de maniobra positivo de 3,2 millones, lo que supone mejorar en un millón de euros la cantidad respecto al ejercicio anterior.

next