X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

sonneil comercializa las promociones de los fundadores de goldcar

Exdirectivos de BBVA y Google refuerzan al 'partner' inmobiliario de los Alcaraz

17/11/2017 - 

ALICANTE. La reactivación del sector inmobiliario en la provincia de Alicante, y especialmente en lo que toca a los compradores extranjeros, comienza a atraer el interés de inversores que aspiran a convertirse en nuevos players del sector. Y no solo fondos extranjeros, sino también de origen español. Así, el fondo Sevenzonic Ventures, creado por la antigua cúpula del BBVA, acaba de cerrar un acuerdo para entrar en el accionariado de la proptech alicantina Sonneil. Esta inmobiliaria, con sede en la Explanada de España, es el partner inmobiliario del family office Aligrupo, la empresa creada por los hermanos Juan y Pedro Alcaraz (fundadores de Goldcar) para gestionar sus inversiones inmobiliarias.

Como ha contado Alicante Plaza, los hermanos Alcaraz han apostado fuerte por el ladrillo, tanto con la adquisición de edificios en emplazamientos premium de Madrid, València y Alicante, como con la promoción de nuevos residenciales en la costa de la Comunitat. Así, Aligrupo tiene en marcha un residencial de lujo en Calp, el Calpe Beach, y ultima el inicio de otros dos: el Calpe Beach II, junto al Peñón de Ifach, y el Dénia Beach, en la capital de la Marina Alta. Sonneil se ha convertido en el comercializador de estas promociones, pensadas sobre todo para el perfil de cliente con el que trabaja la proptech: compradores extranjeros con alto poder adquisitivo. En los últimos meses, Aligrupo ha creado media docena de promotoras, que se suman a las otras seis que ya tenían en marcha, para desarrollar diferentes proyectos en la costa de la Comunitat.

Sonneil nació en 2014, impulsada por el exdirectivo de Solvia Alfredo Millá, que estaba al frente del área internacional de la división inmobiliaria del Banco Sabadell. Como proptech, la inmobiliaria combina el uso de herramientas de marketing online para captar posibles compradores en sus países de origen, con una atención personalizada a los interesados: se conciertan visitas privadas a la promoción, se recoge al posible comprador en el aeropuerto y se le acompaña durante todo el proceso. Entre sus clientes (fondos de inversión y family offices) destaca la nueva aventura empresarial de los hermanos Alcaraz, volcados en el sector inmobiliario desde que vendieron la mayoría de Goldcar a los italianos Investindustrial y se deshicieron este verano del 20% que conservaban con la venta de la empresa a Europcar.

La inmobiliaria, que ya comercializa dos centenares de promociones en el litoral (seis de ellas, como las de Aligrupo, en exclusiva), abrió una segunda ronda de financiación para reforzar su capital, en la que se ha producido la entrada de la antigua cúpula del BBVA a través de Sevenzonics. Este fondo fue impulsado por el ex CEO del banco Ángel Cano, y cuenta entre sus socios con varios de sus hombres de confianza durante su etapa al frente de la entidad, como su 'número tres', Vicente Rodero, y el exresponsable de los negocios de Asia y Turquía, Manuel Galatas. Al margen de los exdirectivos de BBVA, también forma parte de la aventura empresarial el antiguo director general de Yahoo y Google en nuestro país, Javier Rodríguez Zapatero.

En su corta andadura, pues el fondo se presentó en sociedad a principios de octubre, Sevenzonic Ventures ha tanteado el mercado en busca de startups y fintech en las que invertir, bien de forma individual o como fondo. Por ejemplo, tomaron recientemente el 15% de la plataforma de financiación colectiva The Crowd Angel, que a su vez financia a las startups Glovo o Yerbabuena.

Interés creciente del comprador extranjero

Sonneil se ha convertido en una magnífica oportunidad de inversión para los ex BBVA por su modelo de negocio proptech, pero también por el creciente interés de los compradores extranjeros por adquirir viviendas en la costa alicantina: los datos de viviendas en proyecto y en construcción recuperan vigor, como lo demuestra el hecho de que la venta a clientes extranjeros en las costas españolas crece a ritmos del 18% anual desde 2010, según las cifras del Colegio de Registradores. 

En el último trimestre de 2017 las ventas de inmuebles a clientes internacionales alcanzaron el 13,6% del total de las realizadas en España, aunque este dato supera el 39% en zonas como Tenerife y Alicante o el 29% en Málaga. Las previsiones realizadas por Sonneil, a partir de los Anuarios del Colegio de Registradores de España, apuntan que este ejercicio las ventas a clientes extranjeros superarán las 59.000 operaciones, muy por encima de las 33.000 realizadas en 2008 y cada vez más cerca de las 65.000 realizadas en 2007.

Noticias relacionadas

next