X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Lola Rizo, presidenta de la Asociación Movimiento LaOla

"Emprender no es únicamente montar una empresa, es tomar acción"

13/05/2018 - 

ALICANTE. Alicante se convertirá en sede de la innovación educativa este sábado, con la cuarta edición del encuentro nacional “Educando para Emprender; Emprendiendo para Educar”, que promueve la Asociación Movimiento LaOla. La cita tendrá lugar en la Sede Ciudad de Alicante (Ramón y Cajal, 4), de 9 a 20 horas, y reunirá a estudiantes con expertos de innovación, emprendimiento e investigación educativa, además de docentes, terapeutas y profesionales de la psicología, pedagogía y el trabajo social.

En Alicante Plaza entrevistamos en exclusiva a la presidenta de la Asociación Movimiento LaOla, Lola Rizo, en las horas previas al evento en la ciudad:

Defíname 'Educando para emprender, emprendiendo para educar'. ¿Es una simbiosis necesaria?

Absolutamente. Emprender por definición es iniciar algo, y desde pequeños educándonos se nos cercena esta conducta, la de iniciar, de hacer siguiendo al corazón, la de explorar actividades nuevas. Los adultos tenemos, como dice el segundo nombre, que iniciar, hacer algo para poder educar a los que en un futuro continuarán educando. Si no iniciamos los mayores, los más pequeños no nos imitarán jamás. Emprender, en contra de lo que últimamente se cree, no es únicamente montar una empresa, es tomar acción.

¿En qué se diferencia el Movimiento LaOla de la educación tradicional?

Movimiento LaOla no es un modelo educativo en sí. Es, como indica su nombre, un movimiento que nos agrupa a personas de diferentes ámbitos y con diferentes razones iniciales, hacia un mismo objetivo: una mejora en el Sistema Educativo actual, como dices tradicional. Está demostrado sobradamente que resulta ser obsoleto y un fracaso a todas luces. El Movimiento LaOla es un movimiento social que recoge a expertos, a exploradores, a educadores, y a rebeldes que aúnan esfuerzos por esa mejora. 

¿Qué papel juegan los niños y niñas en su modelo?

Los niños son la base de todo, el inicio, la génesis. Nosotros fuimos niños, y fuimos educados de una manera en la que hoy raro es el que no necesita un coach, un terapeuta, raro es el que se siente liberado y mostrando su verdadero ser alineado. Pocos de aquellos niños hoy viven de acuerdo a su motivación interna y no dando la imagen que la sociedad nos impone. Los niños nacen puros, son esencia, y es durante su educación donde nos cargamos toda esa espontaneidad y los engrilletamos a normas, deberes, fachadas y etapas obligadas de cumplir.  

El encuentro es itinerante y en su cuarta edición se celebrará en Alicante. ¿A qué se debe esta elección?

El encuentro nació en Cartagena, y en aquella primera edición ya nos encontramos con muchas personas de algunos lugares que encontraban dificultades y por tanto imposibilidad de asistir. En aquel momento nos dimos cuenta que cada evento es absolutamente diferente, y que hay cantidad de disciplinas, ponencias, experiencias y metodologías para acercarlas a los diferentes lugares de España. De eso se trata: de extender, contribuir y reclutar personas para esta tribu de gotitas que se unen para moverse como una sola ola. En el caso de Alicante, nos ha proporcionado desde la primera edición grandes amigos, contactos y alcance y por lo tanto, la ciudad y su gente merecía albergar el evento en su cuarta edición. Aquí hay talento en educación y queremos trasladar estas ideas al resto de España.

¿Cuáles son los objetivos que persigue el Movimiento LaOla en esta edición?

Acercarnos a más expertos, mostrar a los asistentes lo que se hacen en otros lugares, hacer que se conozcan las personas enfocadas en la misma dirección. Esta vez tenemos algunas temáticas diferentes, y como buscamos una educación global e inclusiva para todo ser, las pinceladas de esta edición harán que su color sea distinto.

El encuentro tendrá ponentes de nivel. ¿Qué puede destacar de ellos?

Pues que absolutamente todos reman en el mismo barco que nosotros. Destaco su carisma, su conocimiento y su entusiasmo para participar. La pasión que demostraron desde el primer contacto, y la absoluta certeza de que entre todos conseguiremos cambiar lo que no nos gusta porque no funciona. Creen en el proyecto y eso realmente nos llena el alma. Pasarán el día entero con nosotros y los asistentes, compartiéndolo todo, las sorpresas, la comida, la diversión y el corazón. 

¿Qué repercusiones pretenden que tenga el congreso en el panorama educativo nacional? ¿Es factible conseguirlo?

Este año llegamos un poquito más lejos que el anterior, y éste más que el precedente, así progresamos, el alcance se va sumando al de ediciones anteriores, nos conocen en toda España. La red crece exponencialmente y con ello la ilusión, la esperanza y la motivación. Decir que es factible es redundar en lo obvio. Algunos políticos han oído hablar de nosotros. Llegaremos tan lejos como queramos, y de momento aspiramos a mucho, incluso traspasando fronteras. Este evento se retransmite por streaming. La Educación Global se refiere a que contiene a la totalidad de los seres, pero también a que se extrapola a otros países.

Año 2030. ¿Qué educación dibuja en su mente en España? ¿Cuál es el horizonte?

Un día la soñé, y, aunque la veía lejana, me empeñé en hacer todo lo posible por alcanzarla. Después se habló de que si en Finlandia, de que si en Singapur...yo he encontrado lugares en España, recónditos y casi escondidos donde la educación que soñé existe...yo la he visto. Hay muchas escuelas que sostienen modelos parecidos, institutos, maestros que en sus clases aplican estos métodos, directores que motivan a sus docentes. Donde las metodologías se llevaban a cabo sin saber que lo eran, aunque ahora tengan un nombre o siglas conocidas. Eran integradas espontáneamente, por intuición, por respeto, por amor y vocación a los niños. No es un horizonte, al que, por cierto y por definición, nunca se llega, es una frontera que estamos alcanzando y que, una vez sobrepasada, haremos desaparecer. 


next