X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

presentación del proyecto ante 250 personas

Elche ya sabe qué quiere ser de mayor: hacia la referencia europea en medio ambiente en 2030

20/07/2018 - 

ELCHE. El jueves Elche se puso de gala para presentar su buque insignia, el primero de esos planes estratégicos que esta vez parece que van en serio, o al menos tiene visos de conseguirlo. Con el objetivo de Elx Capital Verda Europea 2030, la corporación presentó el Plan Estratégico 2020-2030, con el que se ha definido hacia dónde se dirigirá la ciudad en un futuro en el que ya se está trabajando, qué quiere ser de mayor. Una serie de actuaciones que atraviesan líneas maestras como la sostenibilidad, la economía verde, la digitalización o la ecoinnovación y que han de tener su traslación a una ciudad más integradora, solidaria y que se redefina a nivel urbanístico para crear un entorno más humano.

Notoria representación institucional para escenificar el apoyo

En definitiva, el proyecto, dirigido por Antonio Martínez, aspira a que el municipio se convierta en una ciudad referente del medio ambiente en Europa en 2030. Un reto que, se consiga o no, supone ya una vista a largo plazo en políticas públicas, algo que no suele abundar en las políticas locales, generalmente coartadas por el corto plazo. Para dar este impulso a la ciudad, a la presentación asistieron la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, la directora de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, Sonia Castañeda, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, el conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, el delegado del Consell, Esteban Vallejo, así como todos los grupos políticos y representantes de colectivos y asociaciones de todo tipo, desde Aete hasta Cedelco, pasando por sindicatos, ecologistas, representantes de la UMH y Elche Parque Empresarial, colectivos a favor de la protección del patrimonio, Colegio de Abogados, Ineca o asociaciones de vecinos. En total, alrededor de 250 personas. 

Entre los ponentes invitados, se recogió el guante, por parte de Oltra y Castañeda, que se les había lanzado desde el Ayuntamiento; es necesario que la administración autonómica y estatal apoyen la candidatura seriamente para que Elche pueda ser la segunda ciudad española en lograr esta distinción. La primera fue Vitoria en 2012. A pesar de lo austero de la puesta en escena, había cierto ambiente positivo en el ambiente, quizá por la euforia del reto que arranca ahora oficialmente —aunque ya se están desarrollando proyectos con miras a ese horizonte urbano y sostenible—, quizá por el vídeo de Antonio ‘El Bolet’, que representó perfectamente el patrimonio verde que ha convivido —o mejor dicho, sobrevivido— con los recursos hídricos escasos que siempre ha tenido que gestionar la ciudad —con apenas unos 35 días al año de lluvia—.

Muchos retos por delante y otros asuntos que solucionar

O puede que sea porque como se mencionó y se recogió en uno de los vídeos, a modo de prueba o compromiso, todas las formaciones políticas se han conjurado para desarrollar estas líneas maestras esté quien esté en el gobierno. Es la única forma de que este ambicioso proyecto prospere; de seguir con las miras cortas, este sólo estaría destinado al fracaso. No son pocos los temas que hay ahora encima de la mesa: una ciudad inteligente, que ha de recuperar los barrios más degradados y a los colectivos vulnerables, que fomente la movilidad sostenible, que reduzca el plástico, que fomente políticas de igualdad, innovación en las empresas, el rescate del río Vinalopó y la protección de sus parajes naturales y el patrimonio urbano que recuerda de dónde vienen sus raíces… 

Muchos, demasiados retos, pero con una década para ponerlos en marcha y con la mayor subvención europea recibida nunca, los fondos Edusi que empiezan a arrancar aunque con un paso lento. Algunos de los proyectos importantes están al caer en cuestión de meses o pocos años: Elche Campus Tecnológico junto a la UMH, la ampliación de Elche Parque Empresarial, el Centro de Diseño y Moda del Calzado, la presumible distinción de Municipio Industrial Estratégico, las rutas verdes entre casco urbano y entornos naturales… Sin embargo, esta puesta en escena coincide ahora con un debate sobre los residuos de la ciudad, algunas quejas por el nuevo pliego de limpieza que se licitará el año que viene, fruto también de una contrata que se alargó irresponsablemente visto el abandono que sufren algunas partes de la ciudad… 

Y cómo no, el patrimonio, aún hay temas en el aire como el futuro del Mercado Central, cuyo aparcamiento podría ser contradictorio con el proyecto 2020-2030 y del que los técnicos advierten que haría desaparecer bienes que se han de proteger. Otro tema, el de la protección patrimonial, que salió a relucir para cuidar ese pasado arquitectónico y con el que está habiendo problemas. En resumidas cuentas, muchos temas en el aire con el que el tripartito actual y quien venga después, debe ponerse las pilas y ser consecuente con esas políticas públicas, si realmente se quiere lograr el objetivo de 2030; demostrar que se está preparado para esa transformación. Y que se quiere.

Noticias relacionadas

next