X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en la azotea

El TSJ ordena la demolición de parte del hotel Kaktus de l'Albir por no ajustarse al PGOU

6/08/2018 - 

L'ALFÀS DEL PI. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha ordenado la demolición de las últimas obras realizadas en el hotel Kaktus, ubicado en primera línea de la playa de l'Albir (l'Alfàs del Pi). Se trata en concreto del acristalamiento y cerramiento de las dependencias situadas en la azotea del establecimiento, que según explicaron fuentes municipales, constituyen el gimnasio del mismo. 

De este modo, el juez ha comunicado a las partes, el Ayuntamiento y la propiedad, que la sentencia es firme y no siguen adelante los recursos interpuestos por los dueños del establecimiento, tal y como consta en el escrito judicial fechado el 12 de julio de 2018 al que ha tenido acceso este diario.

Los hechos se remontan a una inspección realizada el 16 de octubre de 2008, cuando se dieron cuenta de que no se ajustaban al Plan General de Ordenación Urbana ni las obras de la cubierta ni su uso.

Por su parte, el hotel excusó que se le abrió un expediente en 2003 por el acristalamiento en la parte oeste de la terraza que pedían la paralización de las obras, pero que nunca llegó a ejecutarse. Asimismo, hay un expediente con respecto al acristalamiento para su restauración que aducen caducidad porque se finalizó por completo en 2004, es decir, pasados más de los 4 años que recoge la Ley. Algo que tendría que haber asumido el Ayuntamiento.

No obstante, la sentencia niega que las obras tuvieran licencia, ya que explican que era para un máximo de seis plantas, lo cual excedían con la terraza en un 25%.

El hotel Kaktus de l'Albir es un establecimiento exitoso en primera línea de playa en esta zona exclusiva de l'Alfàs del Pi. Eso sí, también le ha perseguido la polémica por su construcción, que arrastra desde el año 2000. Las idas y venidas con las licencias otorgadas han llevado de cabeza al consistorio, el cual incluso llegó a plantearse el cambio del PGOU para dar legalidad a la edificación.

Noticias relacionadas

next