X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 30 de abril y se habla de ALACANT ibi PRIMARIAS PSOE Pedro Sánchez

reacciones tras la suspensión del encuentro institucional

El tripartito de Alicante replica a Ikea: "Hay unidad para facilitar la llegada de la inversión"

19/04/2017 - 

ALICANTE. El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante, compuesto por PSOE, Guanyar y Compromís, ha defendido este miércoles que tiene "un único mensaje" sobre Ikea, después de que, en la tarde del martes, la multinacional del mueble decidiera suspender el encuentro previsto para este miércoles ante lo que consideraba una falta de "unidad de discurso" en el tripartito.

El portavoz del equipo de Gobierno y de Compromís, Natxo Bellido, y el vicealcalde y portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, han destacado precisamente el mensaje contrario al señalado por la multinacional: la unidad de criterio del equipo de Gobierno para facilitar la implantación de una tienda de Ikea en la ciudad.

Bellido ha pedido a la firma un "mayor respeto institucional", ya que ha entendido que el Ayuntamiento iba a estar representado de forma adecuada en la reunión con el vicealcalde y dos tenientes de alcalde, él mismo y Eva Montesinos (PSOE). Algo en lo que ha coincidido Pavón, que ha destacado que se acudía con "una única voz".

Al respecto, Bellido ha insistido en que la voluntad del equipo de Gobierno es la llegada de Ikea se materializa, pero sin macrocentro comercial. Una posición, que según ha defendido, se deriva del consenso de la ciudad. De ahí que haya añadido que el tripartito va a "defender los intereses generales de la ciudad". Por ello, se ha preguntado si Ikea estaría dispuesta a venir sin este macrocentro comercial y si el PP y Ciudadanos podría explicar a los alicantinos y, en especial, a los comerciantes, que se implantara con esta estructura.

No obstante, ha insistido en que están "abiertos a dialogar y a llegar a acuerdos" y, aunque ha dejado claro el deseo de que la ciudad cuente con una tienda de la multinacional, ha afirmado que "Alicante es más que Ikea".

El vicealcalde y edil de Urbanismo, por su parte, ha declarado que en la reunión prevista para este miércoles se iba a trasladar a los representantes de la firma un "único mensaje": "Nuestra voluntad política de que pueda llegar una tienda de Ikea a la ciudad de Alicante". Eso sí, Pavón ha matizado que habría que hablar de las condiciones. De este modo, ha manifestado que la tienda podría venir "incluso acompañada de medianas superficies" y ha apuntado que Rabassa podría ser una de esas zonas donde se materializara su implantación.

Bellido ha señalado que "llueve sobre mojado", ya que en la anterior reunión con los representantes de la multinacional sueca, estos se fueron apenas había comenzado cuando vieron que había fotógrafos, ha apuntado.

En este sentido, Pavón ha dicho que desde la firma son "muy reacios a la exposición mediática" y que les "molesta" que los medios de comunicación den cuenta de los pasos que se están dando en este tema. Por el contrario, ha indicado que entiende que deben ser "transparentes y ofrecer toda la información que haya que ofrecer".

Al tiempo, el portavoz del equipo de Gobierno ha expresado su deseo de que no vuelva a haber "circunstancias extrañas" en próximos encuentros y ha insistido en que la manera de negociar con Ikea será a través de reuniones públicas ya que "se ha acabado el tiempo de las reuniones en cuartos oscuros como hacían con el PP". Sin embargo, ha resaltado que siguen "abiertos" y que cuando la firma quiera volver a reunirse el Ayuntamiento acudirá dónde les digan.

El PP carga la responsabilidad sobre el alcalde

El grupo municipal del PP también ha reaccionado este miércoles a la suspensión de la reunión por parte del gigante del mueble. Su portavoz, Luis Barcala, ha asegurado que el equipo de Gobierno "no puede gestionar peor" las negociaciones para la llegada de la multinacional Ikea a la ciudad. En un comunicado, Barcala ha puesto en duda esas gestiones tras la decisión de la multinacional de suspender el encuentro.

En esta línea, ha lamentado que "el tripartito, con el alcalde a la cabeza, se ha empeñado en que Ikea se implante en Elche, en San Vicente del Raspeig, en Sant Joan d'Alacant o en cualquier otro sitio menos en Alicante". Y ha señalado: "Lo van a terminar consiguiendo".

Barcala ha pedido, por ello, una "reunión urgente" de la comisión sobre Ikea para que el equipo de Gobierno explique "qué es lo que están haciendo y lo que pretenden hacer para conseguir la implantación de la multinacional del mueble, por su importancia, debido a las inversiones y la creación de puestos de trabajo que ello conlleva". En todo caso, "es precisa esa reunión para ayudarles a hacer lo que demuestran que solos no saben".

Barcala ha apuntado que la reunión "ha fracasado porque el alcalde ha decidido no reunirse con sus directivos porque considera que no son interlocutores de su categoría". "Yo le pregunto a Gabriel Echávarri si los alicantinos tampoco tenemos categoría para que se reúna con quien sea para no perder la inversión y los puestos de trabajo que supone la la instalación de la empresa en Alicante", ha agregado.

El dirigente popular ha recalcado que "parece lamentable que al alcalde no le importe ir a Madrid para apoyar a Pedro Sánchez y luego a Susana Díaz, pero no considere digno reunirse con los directivos de Ikea". "A eso se le llama defender los intereses de la ciudad", ha ironizado.

Barcala ha explicado que "la posición del PP por pura lealtad institucional es la de exigir que sea el alcalde, que es quien representa a los alicantinos, que se reúna porque ni siquiera nosotros debemos reunirnos con Ikea, pero debemos ser exigentes para reclamar al alcalde que se reúna con ellos y les traslade una voluntad inequívoca del Ayuntamiento de Alicante por facilitar su instalación en nuestra ciudad y no en cualquier otro lugar de la provincia".

"Hay una cosa clara, si Ikea termina descartando Alicante y decide instalarse en otro sitio la responsabilidad será absoluta del tripartito y del alcalde en particular", ha apostillado.

Barcala se asegurado que "la torpeza de Echávarri ha sido tal que mientras que Ikea quería instalarse en Alicante teníamos una posición privilegiada, pero ya se ha perdido nuestra posición negociadora desde el momento en que la empresa se plantea ahora otras opciones en la provincia". "En definitiva, antes nos pedían instalarse en Alicante y ahora vamos a tener que ser nosotros los que se lo pidamos", ha concluido.

Noticias relacionadas

next