X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

recuperación ambiental

El río Segura, una historia de lucha y gestión para su regeneración

18/06/2018 - 

ORIHUELA. El río Segura es uno de los emblemas que vertebran la comarca de la Vega Baja. Su cuenca es la más importante del Sur de la provincia y su gestión en el pasado ha sido tan irregular como su cauce. 

El Segura tiene uno de los mayores aprovechamientos hidrológicos, y es célebre por su irregularidad, que puede alternar inundaciones con largos períodos de sequía. No obstante, este problema natural e inevitable, durante décadas, ha sido superado por otro problema desencadenado por el ser humano: los graves problemas de contaminación de sus aguas, sobre todo en el curso bajo, que riega Orihuela, y un encadenamiento de mala gestión de sus recursos que llegó a poner al río en una situación de jaque mate. 

Hoy, la vida, las aves, peces y plantas autóctonas han vuelto a reinar en un río Segura que a su paso por Orihuela fue célebre por sus aguas contaminadas y por sus malos olores. Gracias a las plataformas ciudadanas, y las protestas que nacieron en los años ochenta, que se hicieron fuertes a finales de los noventa y que hoy siguen en marcha, se ha apreciado una considerable mejora  tras importantes inversiones en depuración y recuperación. La Plataforma comarcal Segura Limpio y la Comisión Pro Río de Orihuela son parte crucial de este logro. 

Así, y con a la colaboración de las administraciones, con luces y sombras, en la gestión del río en los últimos años, Orihuela recibió en 2017 el galardón  "Ciudad Sostenible" en la categoría de Gestión de Ciclo del Agua, que fue otorgado por la Fundación Fórum Ambiental. 

Claves para la regeneración

Principalmente, los motivos para ver las mejoras de la calidad de las aguas y de la biodiversidad el río Segura son las protestas y los cambios en la gestión, sanciones a los responsables de la contaminación y vertidos del río, y, sobre todo, de la conciencia y la acción social para poner en valor el cauce. Un trabajo de muchos años. 

En concreto, el galardón de "Ciudad Sostenible" vino de la mano de la colaboración entre administraciones, la Universidad Miguel Hernández o la CHS, así como los colectivos y asociaciones que durante estos años han reclamado una recuperación del Río Segura a su paso por Orihuela.

Entre los puntos trabajados tanto por la administración local, de la mano del concejal de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández como por la CHS se encuentra la dotación de infraestructuras de saneamiento a las distintas pedanías que carecían de este servicio. Así, se ha aumentado la red de alcantarillado en 42,5 kilómetros. 

Los vertidos industriales están, ahora, más controlados. El aumento de las revisiones ha logrado que disminuya un 5% la contaminación orgánica a la entrada de las EDAR. Además, desde 2010 ha aumentado el caudal de agua tratado en la depuradora, disminuyendo los vertidos de agua residual directos al río. La concentración de amoniaco que se vertían desde las EDAR al río se ha reducido en un 55%. 

Por otra parte, se reutiliza un 20% los caudales reutilizados como caudal ecológico y se han ampliado las redes de pluviales. Ahora, la mitad de los fangos de depuración se destinan a aplicaciones agrícolas y la otra mitad a la valorización energética en una cementera. La colocación de elementos para favorecer la nidificación de diferentes especies de aves y murciélagos ha ayudado a la regeneración de la biodiversidad en la zona, donde es fácil avistar diversas especies de patos y pequeñas aves en el núcleo urbano.

La limpieza de márgenes a su paso por el casco urbano procede, en parte del Ayuntamiento, que realiza tareas periódicas para eliminar residuos y cañas.  No obstante, el edil de Medio Ambiente también ha venido solicitando a la Confederación Hidrográfica del Segura que se encargue de limpiar el cauce del río a su paso por el término municipal. De hecho, esta reclamación forma parte de algunas de las diferencias entre el Ayuntamiento de Orihuela y la CHS en materia de gestión y responsabilidades. 

Desde el Consistorio también han reclamado en diversas ocasiones que las multas por las deficiencias en el sistema de depuración de las aguas residuales se impongan al Ayuntamiento, cuando, aseguran, la responsabilidad de su tratamiento corresponde a la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR).

La gestión ahora va encaminada a crear más planes para la regeneración del río. En concreto, desde el Ayuntamiento de Orihuela apuestan continuar con el Fondo de Cooperación y ampliar las acciones, especialmente en la costa oriolana. El control de vertidos industriales se está centrando en poner en vigilancia a más empresas para mejorar su eficacia.  

La vigilancia y las reclamaciones de plataformas de regantes y colectivos sociales siguen en marcha. recientemente se creó la Plataforma de Regantes y Ciudadanos de la Cuenca del Segura «Segura Transparente» . Desde aquí reclaman, entre otras medidas la realización de auditorías de los regadíos ilegales de la cuenca del Segura, que cifran en unas 100.000 hectáreas. También abogan por la conservación, y el apoyo activo a los regadíos tradicionales e históricos.

Esta plataforma presentó mociones a todos los ayuntamientos de Murcia y del sur de Alicante para que se unieran a sus reivindicaciones aunque el pleno municipal de Orihuela la rechazó hace unos meses. 

Noticias relacionadas

next