X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

permiso de ocupación para la sala de fiestas en el muelle de levante 

El Puerto estudiará la reapertura temporal de Marmarela mientras licita el uso de la zona Volvo

El Ayuntamiento de Alicante estudia recurrir ante el TSJ la sentencia que revoca el decreto de cierre de la sala, firmado por el exconcejal de Urbanismo 

30/05/2018 - 

ALICANTE. La Autoridad Portuaria de Alicante (APA) estaría dispuesta a estudiar la concesión de un nuevo permiso de ocupación temporal que permita la reapertura de la sala de fiestas Marmarela, situada en el muelle de Levante, en el caso de que sus gestores (la empresa Puerta del Mar y Ocio) llegasen a solicitarlo. Al menos, se podría llegar a considerar su aprobación de manera provisional, durante el plazo en el que se demore la licitación sobre el uso de la denominada Zona Volvo como espacio para el desarrollo de actividades culturales, lúdicas y también de hostelería, con la que el Puerto aspira a poner en marcha una especie de Race Village permanente. La convocatoria de ese concurso sigue pendiente de que se tramite una modificación de los usos previstos en el Plan Especial del Puerto para ese ámbito.

Fuentes oficiales consultadas por Alicante Plaza precisaron, en cualquier caso, que ese hipotético permiso a Marmarela está condicionado por los límites que plantea la legislación sobre "la concatenación de autorizaciones, una vez vencido el plazo máximo que permite la normativa estatal: tres años". En esta línea, las mismas fuentes subrayaron las dificultades que entraña "interpretar adecuadamente" lo previsto en esa normativa. 

El apunte sobre la duración de los permisos resulta relevante en la medida en que la APA consideró extinguida en abril de 2017 la vigencia de la autorización de tres años concedida a Marmarela. La caducidad de ese permiso derivó, después, en el decreto de cierre acordado por la Concejalía de Urbanismo, entonces bajo la responsabilidad del portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón. Como el propio Pavón explicó entonces (y reiteró este lunes), se atuvo al fin de ese permiso para decretar la suspensión de actividad, ya que, en caso contrario, sí podría incurrir en un supuesto de prevaricación.

Como ha contado Alicante Plaza, un juzgado de lo Contencioso acaba de admitir ahora el recurso presentado por Puerta del Mar y Ocio contra ese decreto de cierre, declarándolo nulo, tras subrayar que sí existía una autorización vigente concedida a la Sociedad Proyectos Temáticos (SPTCV) con el fin de que la sala prestase servicio para la atención de invitados en los meses previos al desarrollo de la última etapa de salida de la Volvo Ocean Race (VOR) desde Alicante.


Los portavoces de la APA consultados señalaron que esa sentencia no guarda relación con ninguna decisión propia, sino que se refiere exclusivamente a un decreto municipal. En todo caso, señalaron que "el cierre fue exclusivamente a un fin de semana o dos de la autorización que, en aquel momento, tenía la SPTCV". Sea como fuere, fuentes municipales señalaron este martes que la asesoría jurídica del Ayuntamiento de Alicante estaba estudiando la posibilidad de recurrir la sentencia de primera instancia ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) bajo el principio de defensa de los propios actos de la administración.

Por lo pronto, sigue pendiente de resolución el segundo contencioso interpuesto por Puerta del Mar y Ocio frente a la decisión de la APA de considerar extinguida su autorización de uso del espacio portuario antes del plazo legal. La APA fijó ese momento en abril de 2017, al considerar que se aprobó en abril de 2014; los gestores de Marmarela defienden que el plazo vencía en diciembre de 2017, ya que fue en diciembre de 2014 cuando tomó posesión efectiva del suelo. Ese recurso se dirime, precisamente, en el TSJ.

Con todo, como ya anunciaron los gestores de la sala de fiestas este lunes, podría llegar a retirarse en el caso de que se les concediese esa autorización provisional para poder abrir durante la temporada de verano. Después, la empresa barajaría presentarse al futuro concurso con el fin de mantener la actividad. En principio, esa es la recomendación que había llegado a facilitar hasta ahora el propio presidente de la APA.    

Noticias relacionadas

next