X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ANÁLISISAP no hay dirección ni comisión gestora

El PSPV no tiene quién le convoque el congreso provincial de Alicante 

11/08/2017 - 

ALICANTE. En el PSPV están casi todos de vacaciones, y tienen una cuestión sin resolver: quién debe convocar el congreso provincial de Alicante. Pues a estas horas, nadie lo sabe, pues no tiene dirección -cesó con la dimisión del secretario general, David Cerdán-, y tampoco se ha nombrado una comisión gestora, como le correspondía al nuevo PSOE federal. Todo queda para septiembre, a pesar que el cargo ya tiene varios pretendientes.

Hay cierta incertidumbre por si ésta circunstancia puede alargar los plazos. En principio, la idea de la nueva ejecutiva de los socialistas valencianos es convocar los tres provinciales a la vez, a finales de octubre o a principios de noviembre. Pero, con anterioridad, se deben dar una serie de trámites, y los debe aprobar Ferraz. El primero, ver en qué situación legal se encuentra el actual PSPV provincial: si tiene capacidad para ello, pese a estar descabezado; en el caso de que no pueda, el PSOE, desde Madrid, debe aprobar una gestora, a propuesta del PSPV. Y cuando esté operativa, o en su primera reunión, convocar el congreso.

Todo este proceso puede ser express, o no. Pero también puede ser un arma de negociación o integración que aspira el sector de Ángel Franco en Alicante para pactar con los sanchistas de Alejandro Soler. Hay un elemento que ha cambiado respecto a mayo, tras la victoria de Sánchez: las tensiones entre Ferraz y Blanquerías se han destensado, y el acuerdo parece ahora más fácil. Aunque no se integraron, los sanchistas valencianos respaldaron el modelo de partido de Ximo Puig y sí que se pactaron los puestos del comité federal y del nacional, por lo que las relaciones son mejores. Otra cosa fue la integración: que ni se buscó ni se ofreció. Ahora se necesita ese clima normalidad para convocar el congreso de Alicante. De lo contrario, Alicante, en teoría feudo controlado por los ximistas, puede ser un calvario si no tiene el aval de Madrid. Se necesita acuerdo, pues los sanchistas tienen mucho peso en la calle Ferraz, al secretario de Organización, José Luis Abalos, de su lado. 

Y todo este proceso, si no se resuelve, puede dilatar las expectativas de los cargos que aspiran el puesto: el alcalde de Elda y presidente de Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), Rubén Alfaro, que cuenta con el respaldo del sector ximista de L'Alacantí y Vega Baja, y del alcalde de Alcoy, Toni Francés, si finalmente da un paso hacia delante. La otra incógnita es saber si Madrid lanza un candidato a este proceso. El verano suele dar para este tipo de operaciones.

Noticias relacionadas

next