X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

respaldo de la asamblea de militantes

El PSPV da el paso y se suma al tripartito en minoría de El Campello para impulsar otro Plan General 

15/11/2016 - 

EL CAMPELLO. A la tercera fue la vencida. El PSPV se sumará finalmente tras dos intentos fallidos al equipo de Gobierno de El Campello, hasta ahora conformado por Compromís, Demòcrates y Partido de El Campello (la marca local de Podemos), más de un año después de haberse limitado sólo a respaldar la investidura de Benjamí Soler (Compromís) como alcalde. 

La asamblea de militantes del PSPV respaldó este lunes por unanimidad la propuesta presentada por la ejecutiva por la que los tres concejales del partido pasarán a asumir delegaciones. De acuerdo con el pacto negociado con el hasta ahora tripartito, los ediles socialistas asumirán las áreas de Hacienda, Contratación (ambas serán dirigidas por José Varó), Participación Ciudadana, Comercio (en manos de la edil María Jiménez), Fiestas, Cultura y Deportes (que quedarán controladas por Pere Lluis Gomis). Su incorporación al frente de esas responsabilidades obligará a acometer una remodelación de competencias en todo el equipo de Gobierno, ya que esas áreas venían siendo desempeñadas por Compromís, Demòcrates y Partido de El Campello.  

Con todo, pese a la incorporación del PSPV, el ya nuevo cuatripartito continuará en situación de minoría frente al PP, Ciudadanos (C's) y Esquerra Unida (EU), que inicialmente también desempeñaba labores de gobierno. Sus dos ediles fueron destituidos y privados de competencias por sucesivos actos de indisciplina, según justificó Soler al tomar la decisión, hace cerca de un año. 

El principal reto de los ahora cuatro socios será, en primer lugar, la aprobación de los presupuestos municipales de 2017, para lo que necesitarán forzosamente del respaldo de al menos uno de los grupos de la oposición. El segundo objetivo, de largo recorrido, será el inicio de los trabajos del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), después de que, como avanzó Alicante Plaza, el Tribunal Constitucional (TC), haya rechazado la última vía al alcance del ayuntamiento para tratar de salvar el planeamiento aprobado en 2011, tras su anulación por parte del Tribunal Supremo el pasado febrero. Según el acuerdo de la asamblea, ahora el primer acuerdo será adoptar "medidas urgentes" para paliar los efectos de esa anulación, ya definitiva. 

Esos dos retos fueron, de hecho, dos de los principales argumentos que tuvo en cuenta la militancia para respaldar el acuerdo de adhesión al equipo de Gobierno. La asamblea consideró necesario dar el paso y asumir competencias para velar por el cumplimiento del programa electoral pactado tras las municipales con medidas encaminadas a atajar los problemas de emanaciones generadas por el vertedero comarcal de Las Marinas (ubicado en El Campello), la puesta en marcha de las piscina municipal o el estudio de ordenación del paseo marítimo, entre otras cuestiones como el impulso a la participación ciudadana.     

Noticias relacionadas

next