X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de septiembre y se habla de benidorm Turismo AP-7 autopistas en quiebra alicante DISTRITO DIGITAL

tensión sobre la ocupación del espacio público

El PP y los vecinos del Centro, a la greña sobre los permisos de instalación para los 'racós'

16/06/2018 - 

ALICANTE. La polémica sobre las molestias generadas por los excesos de ruido estalló este jueves en un reunión celebrada entre el concejal de Fiestas, Seguridad y Ocupación de la Vía Pública, José Ramón González (PP), y representantes de la Asociación de Vecinos del Centro Tradicional a cuenta de la cesión de espacios públicos para la instalación de barracas y racós. Tan es así que en la cita se acabó solicitando la presencia de la Policía Local para que levantase acta del contenido de la reunión.

Según precisó la presidenta del colectivo de residentes, Alcázar Moreno, uno de los objetivos fundamentales de la entrevista con González era la de obtener información sobre las autorizaciones concedidas para la instalación de racós y barracas en calles y plazas del Centro, como en Gabriel Miró, "con el propósito de poder comprobar, después, si se cumplía con los permisos concedidos". "Nos asesoramos desde el punto de vista legal y sabíamos que teníamos derecho a pedir esa información, y el ayuntamiento, la obligación de facilitárnosla", explicó. "Se trata de poder controlar si se exceden esos permisos y si, además, se ceden a terceras personas para la instalación de pubs y discotecas con barras, que son las que generan molestias con música por encima de los decibelios permitidos y los que causan daños en zonas ajardinadas", incidió.

Según la portavoz vecinal, tanto González como los técnicos de Ocupación Pública que le acompañaban en la reunión respondieron que "no podían darnos esa documentación porque todavía no habían concedido esos permisos, cosa que no creímos, ya que faltan cuatro días para que comiencen las fiestas", insistió. Es más, los vecinos llegaron a facilitar fotografías sobre el acopio de vallas para la instalación de esos racós, al parecer captadas este mismo viernes.

Con todo, según Moreno, "al preguntarles si podrían informarnos sobre esos permisos cuando los concediesen, también nos los negaron, con el argumento de que no eran datos públicos", dijo. Por ello, dijo, "decidimos llamar a la Policía Local para que levantase acta de que se nos negaba la información a la que teníamos derecho", explicó.

Según Moreno y según confirmaron portavoces oficiales del equipo de Gobierno, la Policía respondió e hizo acto de presencia. Sin embargo, según Moreno, "una vez allí nos dijeron que no podían levantar acta sin el permiso de las personas que participaban en la reunión". "En ese momento, el concejal se levantó de la mesa muy enfadado y nos acusó de haber querido hacerle una encerrona, cuando nosotros sólo queríamos que nos diesen los datos a los que teníamos derecho", insistió. 

Alicante Plaza trató sin éxito de recabar la opinión del propio concejal sobre las explicaciones de los vecinos. No obstante, portavoces oficiales del equipo de Gobierno precisaron que la actitud de los vecinos fue "algo beligerante" y que "llamaron al 112 para que viniese la Policía diciendo que allí se estaba produciendo un altercado, cuando allí no había ningún altercado", explicaron. "Por eso no se podía levantar ningún acta de ningún tipo", insistieron. Por lo que respecta a la información solicitada, las mismas fuentes señalaron que se les había explicado que no se les podía dar esa información al existir dudas de que fuese pública.

Como publicó este diario, representantes de la Asociación de Vecinos del Centro ya mantuvieron sendas reuniones con el fiscal jefe, Jorge Rabasa, y con el subdelegado del Gobierno, José Miguel Saval, la semana pasada para darles traslado de los problemas que se registran en el barrio por los excesos cometidos por algunos hosteleros y por locales de ocio. Entre esos problemas, ya enumeraron las cesiones a pubs y discotecas de los permisos concedidos a las comisiones de fiestas para racós y barracas.

Noticias relacionadas

next