X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

denuncia de los populares

El PP de Alicante denuncia que la Oficina de Derechos Lingüísticos "nace desde el rencor"

11/04/2017 - 

ALICANTE. El Partido Popular de la Provincia de Alicante denuncia que Compromís “camina hacia el estado de excepción lingüística” con la próxima creación de la Oficina de Derechos Lingüísticos (ODL) que planea el conseller de Educación, Vicent Marzà. Este nuevo órgano supondrá una “nueva herramienta contra la libertad” en este ámbito “al estilo catalanista”, denuncia el vicesecretario general de Organización y Política, Rafael Candela.
Este organismo “nace desde el rencor” al asegurar que su creación se debe a la “vulnerabilidad” del valenciano, “cuando el uso de las dos lenguas oficiales está protegido por la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía”. 

Candela se reafirma en que “Compromís quiere montar su propia Generalitat paralela con sus normas propias y sus castigos a quienes no le sigan” como han hecho con el decreto de plurilingüismo en la educación o la Ley de Función Pública “con la rendición del PSPV”. El dirigente popular acusa al presidente de la Generalitat, y líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig de “tener miedo de enfrentarse a Mónica Oltra y sus acólitos por los ‘pollos’ que le puedan montar en el Consell”.

“Marzà miente cuando dice que este organismo no tiene potestad de sancionar porque las denuncias se tramitarán en otros órganos de la Administración regional”, acusa Candela, como Comercio o Turismo. “Llegará el día en que se multe a un restaurante en Benidorm porque no tenga un menú en valenciano, aunque la carta esté en inglés, francés y ruso”, vaticina el dirigente popular. Recuerdan que la Generalitat de Cataluña ya multa decenas de negocios al año por no cumplir sus preceptos lingüísticos. “Todo ello podría provocar un importante perjuicio a sectores clave para la economía alicantina, como el turístico o el hostelero”, apunta el responsable popular alicantino.

El grupo popular en Les Corts ya ha presentado enmiendas al texto de la Oficina de Derechos Lingüísticos “al entender que es más un observatorio de vigilancia de pureza valenciana que una oficina de promoción de la lengua vernácula”, indica Candela. Entienden los populares que “Compromís vuelve a saltarse a la torera los principios de legalidad y seguridad jurídica” puesto que, por ejemplo, las resoluciones de la ODL no se podrán recurrir ante ningún otro estamento y que aceptará de particulares, empresas o de oficio. “Todo esto huele al más puro estilo catalanista e independentista en un paso más hacia el ahogamiento lingüístico que promueven los radicales de Compromís”, asegura el vicesecretario general de los populares alicantinos.

Noticias relacionadas

next