X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

FERNANDO PASTOR LAMENTA QUE EL PRESUPUESTO INICIAL NO RECOGIERA NADA

El PP cuestiona el interés de Turisme por atajar el alojamiento ilegal: las medidas, vía enmienda 

15/12/2017 - 

ALICANTE. El Partido Popular de la Comunitat Valenciana tiene serias dudas de que el Gobierno autonómico mostrara su verdadero intento por acabar con el alojamiento turístico ilegal, la gran demanda de los hoteleros y de la propia patronal de los apartamentos, Aptur. Esta es la tesis del diputado popular Fernando Pastor, después del debate de presupuestos de la Generalitat para 2018 y sus enmiendas.  Sostiene Pastor que el Gobierno del Botànic "nunca ha incluido partida alguna en el primer borrador de las cuentas que llegó a las Cortes Valencianas" y que éstas partidas -para combatir los pisos turísticos ilegales- "se han ido aprobando con posterioridad", vía enmienda y con el respaldo de Podemos.

Así, la principal enmienda es una por valor de 300.000 euros, que fue aprobada tras retirarle los 100.000 euros a la patronal Hosbec, explica Pastor. "El único gesto que ha hecho el Gobierno valenciano es a posteriori; de entrada no se contemplaba nada en las cuentas de la Generalitat", ha insistido Pastor, quien recuerda que sólo el último presupuesto del PP, con Turisme bajo la responsabilidad de Máximo Buch, sí que incluyó una partida específica para ello. En este ocasión, el propio Pastor había presentado una enmienda con ese fin: una dotando a la patronal Aptur de una ayuda de 50.000 euros para la lucha contra el alojamiento ilegal.

Pastor también critica que para dotar la nueva partida de lucha contra el alojamiento ilegal se le haya retirado dinero a la patronal Hosbec. Este miércoles, tras el debate, Podemos, a través del diputado, David Torres, ha justificado que los presupuestos concedían 660.000 euros a dicha asociación, una cantidad que considera desmesurada y que no se había visto "ni en los mejores años del PP".

La diputada socialista Ana Barceló, por su parte, había defendido que han aceptado estas enmiendas de Podem al coincidir "plenamente" con las líneas de actuación de la Agencia Valenciana de Turismo y para dar "visibilidad" a las principales problemáticas del sector turístico, y que los ajustes presupuestarios no perjudicarán a la Agencia Valenciana de la Innovación.

Barceló, este jueves, tras escuchar las críticas del PP, ha querido poner en valor que, además de los 300.000 euros de dotación para luchar contra el alojamiento ilegal, se han aprobado otras dos líneas de ayudas -de 100.000 euros- para luchar contra la precariedad laboral y otra en favor de las camareras de hoteles, las denominadas Kellys. "No es cierto que no tengamos sensibilidad hacia ese asunto; todo lo contrario, Colomer ha puesto en marcha políticas para aflorar los apartamientos turísticos", ha afirmado la diputada socialista, quien ha criticado, en cambio, que el PP acabara, por ejemplo, con las ayudas al Mercado Central de Monóvar.

Noticias relacionadas

next