X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la banda actúa el sábado en el spring festival

El peor "mejor momento" de Izal

25/05/2018 - 

ALICANTE. "Al final todo ha caído por su propio peso", empieza contando Iván Mella. El teclista de Izal es el encargado de la promoción del concierto que dará el grupo como cabeza de cartel este sábado dentro del Spring Festival. Y con ese "todo" se refiere al escándalo de las acusaciones dirigidas desde las redes sociales a su cantante por su comportamiento con las mujeres. "Ha sido una cosa surrealista, brutal, que nos ha hecho daño pero finalmente se ha impuesto la cordura", asegura.

De esa experiencia han aprendido al ver "la parte muy positiva de las redes, que por nuestro trabajo nos han hecho crecer mucho, y ahora Mikel ha visto la parte más negativa". Mella agradece haber "recibido un cariño enorme por la industria musical, la inmensa mayoría de los fans y la gente que tiene dos dedos de frente". "El resto siempre ha existido y existirá", critica, "por desgracia, parece que en mayor medida y sitios como las redes dan voz a todo el mundo desde el anonimato, se puede decir lo que sea y no pasa nada". Denunciar es "una cuestión personal de Mikel y nosotros estamos en la pelea porque esto no quede impune y que se pueda echar la carrera de nadie por un me han dicho no sé qué". 

Frente a esto, Mella asegura que han optado por "seguir tocando, haciendo lo que hacemos porque somos personas completamente normales, lo hemos sido siempre, y nos conocemos desde hace ocho años". Desde que se lanzaran en 2010 con el EP Teletransporte, "somos exactamente igual que ahora; por suerte, con mucho más éxito en lo profesional y es algo que estamos disfrutando y que nos hace muy felices". Esa felicidad, por tanto, contrasta con lo sucedido. El teclista confía en las cosas irán bien "porque nadie ha hecho nada malo". Y prosigue, "lo que no es normal es que alguien tenga que defenderse de cosas que se le acusan que no ha cometido". Por eso dice sentirse apoyado como grupo, "la gente ve que no hay ni una prueba, ni una denuncia ni nada". 

Pese a la falta de pruebas, reconoce que "estamos hartos ya porque hemos pasado días muy chungos por toda esta mierda cuando estás en el mejor momento, el más feliz, de tu vida y que de repente una cosa así enturbie esto". En esa idea de felicidad insiste a lo largo de la entrevista hasta en tres ocasiones, "estamos más unidos que nunca y disfrutando de la música como siempre hemos hecho". Forma parte de un intento, dice, de "ver el punto positivo a la historia". Por eso piensa que con esta historia que les llevó a ser tendencia en redes y apariciones en medios, "habrá gente que se baje del carro y quien piense que es una injusticia enorme, y quien nos haya conocido a raíz de esto, le dé al play y diga que le encanta y se suba al carro. Esa es la vida misma".


Autoterapia es el quinto largo que lanzan, un trabajo en el que se encuentran las canciones que "quizás sean las más introspectivas" que han compuesto. Como se refiere Mella, "un conjunto de cartas musicadas". Y no por ello, puntualiza, "tiene qué decir tu estado actual de ánimo, lo llamas como te da la gana". Lo que sí reflejan es que ahora cuentan con muchos mejores medios para seguir produciéndose ellos mismos, como han hecho siempre. "Antes las producciones eran más pobres y ahora ponemos valor entre todos", explica. Este es "en el que más tiempo y medios hemos tenido, con una inversión mayor".

Esos recursos no han cambiado su estructura de trabajo, que "siempre ha sido la misma": Mikel sigue componiendo "en la intimidad de su casa y luego las envía a todos. Yo las escucho una vez y pienso si me aporta o no". Lo que sí han ganado, considera, es que es un trabajo "más abierto a sonoridad, es más experimental". En cuanto a las letras, uno de sus puntos fuertes, "de todo ese trabajo que ha hecho Mikel en casa decidimos qué temas entran en el álbum para que tenga una coherencia, porque no nos gusta que sean temas sueltos, intentamos que sean un viaje". Eso sí, "no hacemos discos conceptuales pero a nivel mensaje sí que tienen un sentido en las letras". 

Este será su verano, aparte de pasar por València el 4 de julio, estarán en el FIB, el Low, Sonorama, Dcode y otros muchos más festivales. "Por suerte, de los nueve años que va a hacer de carrera, cuatro fueron muy en la sombra y los otros ya disfrutando del esfuerzo que ponemos cada día", comenta. En ese tiempo "hemos vivido cosas muy bonitas, muy pequeñas y muy grandes, de todo". Lo que temen es ese "momento en que lo normalizas: que aunque lo disfrutas, sales a tocas y tener a 10.000 o 40.000 personas delante lo normalizas".

"Eso ocurre pero somos conscientes del cariño que nos da el público y de la entrega que tiene la gente en el concierto, que es síntoma de que se lo están pasando bien", añade. Por eso apuestan este año por reforzar su oferta "con nuestro propio escenario, que es la primera vez que nos permitimos el lujo de dar nuestro show en nuestro escenario, con un montón de cosas que hacen que tu música crezca". "Sería mentir como un bellaco decir que no estamos en el mejor momento de nuestra vida", reitera en su conclusión. "Somos cinco personas normales, cinco músicos, y uno siempre sueña con la banda propia y disfrutar con lo que toca y que la gente le escuche. Y eso está ocurriendo".

Noticias relacionadas

next