X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Pensador

Foto: Juan Carlos Soler
4/05/2017 - 

ALICANTE. Con El Pensador, la célebre obra del escultor francés Auguste Rodin, desea Juan Carlos Ramírez que se le identifique en este momento.

El que ya les adelantamos, pese a su fingida indefinición, que será el nuevo presidente del Hércules insistía en la tarde de ayer, por segundo día consecutivo, en que no tiene tomada una decisión respecto no ya a si asumirá la presidencia, siquiera si entrará en el consejo (para ser presidente ha de ser consejero) y esquivaba las preguntas sobre las personas de su confianza que le acompañarán en el proyecto. 

Sin llegar a un diálogo sordo por el tráfico (Juan Carlos Ramírez conducía su vehículo mientras era interpelado por este medio), de nuevo la conversación telefónica moría en un callejón sin salida, pero, eso sí, esta vez tras pasar por la intersección con el pasaje Desengaño, momento en el que Ramírez no escondía que el fracaso en que ha terminado la temporada 2016/17 podría responder a que ha delegado demasiado y a haber gastado algunos minutos sentados en uno de los bancos de la plaza del Porvenir: el empresario vasco reconocía el difícil reto, no solo a nivel deportivo, especialmente institucional que deberá superar si decide dar el paso, pero dejaba entrever cierto optimismo entremezclado con la confianza que le aporta rodearse de su gente en la tarea. La confirmación de que se sigue viendo con fuerzas y no le ha entrado vértigo.

Descartada la presencia de un consejero de relleno que permita elevar el número de miembros del órgano de gobierno del club por encima del mínimo legal, Ramírez no esconde que sus compañeros de viaje serían, en todo caso, personas de su entera confianza, acostumbrados a trabajar a sus órdenes, por lo que esa supuesta desconexión a la que achaca el naufragio en el que ha terminado la nave blanquiazul su singladura no debería repetirse. Por cierto, no será el área económica la única que Ramírez copará con su gente (si bien los subalternos seguirán siendo aquellos que han trabajado en el club todos estos meses). El empresario vasco también situará junto a Javi Portillo a un colaborador que ocupará el hueco dejado por Dani Barroso, en un área deportiva en la que continuará, fiel a lo que le gusta, tomando partido en las decisiones.

Noticias relacionadas

next