X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

regulación tras el informe sobre el riesgo de caída de ramas

El nuevo régimen para la plaza de Gabriel Miró: veladores en las vías laterales y peatonalización

24/09/2018 - 

ALICANTE. El equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Alicante pone en marcha su propuesta de reordenación de usos para la céntrica plaza de Gabriel Miró. En realidad, su planteamiento no difiere demasiado del plan trazado por el exconcejal de Urbanismo y actual portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón (que la líder del PSOE, Eva Montesinos, dejó en suspenso al asumir las competencias para tratar de consensuarlo con hosteleros y vecinos), ya que se trata de dejar libre el espacio central de la plaza y reubicar los veladores en las calles semipeatonales perpendiculares a Manero Mollá y San Fernando. 

Así, se plantea distribuir las mesas y sillas de los restaurantes junto a las fachadas de los edificios, lo que supone reducir espacios y la cifra de veladores autorizados. La decisión se apoya en el informe emitido por la Concejalía de Medio Ambiente en junio, en el que se alertaba de la existencia de riesgo de caída de ramas bajo las copas de los ficus de la plaza. Con ese estudio, conocido en junio, el área de Ocupación de Vía Pública, anunció la retirada de permisos para veladores, aunque el decreto con el que la orden cobra eficacia no se ha hecho efectivo hasta el pasado 10 de septiembre. 


La comunicación de ese decreto ya ha motivado que algunos hosteleros de la plaza hayan presentado alegaciones para tratar de mantener su autorización original o, como mínimo, para que se les reintegre la parte proporcional de la tasa que pagaron por los veladores que ahora se suprimen.

Sea como fuere, el Plan de Ordenación de veladores supone un primer paso para implantar la peatonalización definitiva de la plaza. Al menos por lo que respecta a esas dos calles laterales, que, en realidad, ya son de carácter semipeatonal. A partir de ahora, la intención es certificar ese cierre al tránsito general, de modo que sólo se permitirá el acceso a residentes a los vados de la calle Santa Marta.

La confirmación de esas medidas de restricción al tráfico están supeditadas al estudio de posibilidades encargado por el equipo de Gobierno para el conjunto de vías que se pretende peatonalizar: Avenida de la Constitución, calle Bailén, Castaños y plaza de Gabriel Miró. Salvo cambio improbable, la redacción de ese informe de posibilidades (el estudio de alternativas técnicas) quedará en manos de los despachos Idom consulting y A-Ingenia Research, constituidos en UTE, después de que la mesa de contratación certificase este miércoles que la suya fue la que logró la mayor puntuación en el concurso. Sus trabajos deben estar finalizados en el mes de marzo.  

Noticias relacionadas

next