X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

análisisap ganadores y perdedores en la elección de pablo casado

El nuevo PP de Alicante ya tiene línea directa con Génova: espera el relevo generacional

22/07/2018 - 

ALICANTE. Ha nacido un nuevo Partido Popular, el liderado por Pablo Casado, que en la provincia de Alicante tendrá a una nueva generación como referente, la encabezada por el presidente del PP de Elche, Pablo Ruz, y los diputados provinciales Adrián Ballester y Alejandro Morant. Ellos son los primeros que apostaron por el diputado de Ávila, pero con la familia política en Elche, frente a la presión del aparato del que forma(ba)n parte, que apostó y presionó hasta el último día por Soraya Sáenz de Santamaría. A ese grupo se ha sumado, como miembros del equipo de Cospedal, tres importantes cargos del PP: los alcaldes de Alicante y Orihuela, Luis Barcala y Emilio Bascuñana, y el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, rezagado, pero al tiempo para salir el cámara de televisión junto al victorioso Casado.

El gran derrotado es el presidente provincial, José Císcar. Su equipo se ha vaciado para entregar en bandeja el triunfo a Soraya, pero no ha podido ser: la alianza entre Casado y Cospedal (y el resto de candidatos) ha sido mayor. No habrá consecuencias a corto plazo, pero se avecinan dos logros importantes: el nuevo PP de Alicante, el que abanderan los ganadores, tendrá línea directa con Casado, porque, además de amigos personales, el nuevo presidente veranea en Santa Pola y visita con asiduidad Elche. Y el otro, el relevo generacional es imparable. El puesto de Císcar no peligra, nadie le moverá la silla, pero cuando, pasadas las elecciones de 2019, se abra el nuevo proceso congresual, ésta nueva generación del PP querrá tomar las riendas del partido. Pueden pasar muchas cosas, pero el cambio es ineludible.

Los nuevos hombres del PP de Alicante

Lo dicho, Pablo Ruz y Adrián Ballester son los principales enlaces con Casado. Las cosas no van a cambiar en el organigrama del partido en la provincia, pero muchas decisiones deberán ser consensuadas, al menos, con Ruz. También aparece como pieza importante César Sánchez, pero por la cuota de Cospedal. Sánchez se sumó a la alianza ganadora el último día, en la segunda visita de Casado en Alicante. Barcala también sale reforzado.

Se acabaron los debates en Alicante

Luis Barcala ya era el candidato a la Alcaldía de Alicante, y lo será, pero el proceso congresual sirvió para que determinados sectores alimentaron ciertos debates sobre si continuidad si ganaba Sáenz de Santamaría. Lo mismo sucedió con César Sánchez, a quien la aparición del nombre de Eva Ortiz como alternativa para la Diputación de Alicante generó malestarpese a las reticencias de la oriolana a volver a la política local. Pero los entornos de los candidatos han aprovechado la pugna por los compromisarios para meter cizaña. Todo queda zanjado. Barcala y Sánchez están en el equipo ganador.

Balón de oxígeno para el alcalde de Orihuela

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, que estaba sentenciado para la dirección provincial y por la secretaria general del PPCV, Eva Ortiz, logra un balón de oxígeno. Tiene una nueva oportunidad y podría seguir como candidato si no comete más errores en los últimos meses de mandato que quedan. La advertencia no es sólo para él sino para su entorno, a quien la otra parte del PP oriolano, la liderada por el presidente local Dámaso Aparicio, con la que está enfrentada, también le responsabiliza de la crisis. La victoria de Casado deja en el aire, por el momento, los intentos por lanzar al concejal y diputado provincial Francisco Sáez como candidato. La operación deberá esperar. Bascuñana respira.

El coordinador general, Rafa Candela, sale tocado

Ya en segundo nivel, hay dos personas, del equipo de José Císcar, que salen muy tocados: el coordinador general del PP, el crevillentino Rafael Candela, y el ex subdelegado del Gobierno, José Miguel Saval. Ambos han ejecutado las órdenes de sumar compromisarios para Sáenz de Santamaría, pero las formas no han gustado a los hoy ganadores. Ya sucedió en pasado 5 de julio, con la votación, y se ha repetido en esta última semana. 


Noticias relacionadas

next