X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El juez Jaeger señala a Ortiz y este se encomienda a Illueca

El empresario ve en las palabras del jueves del director general del IVF un salvavidas al que agarrarse con uñas y dientes para evitar tener que desembolsar los 6,9 millones de euros de la manera que exige la Comisión Europea

23/03/2018 - 

ALICANTE. Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez se reunían la mañana de este viernes para abordar la nueva situación en la que se encuentra el Hércules, después de la desestimación de la solicitud de suspensión cautelar de la obligación de pagar los 6,9 millones de euros que le reclama la Comisión Europea.

En un lugar alejado de miradas indiscretas y junto a Quique Hernández y Carlos Parodi, los empresarios valoraban con el abogado Stefan Ratings al teléfono cómo proceder en los próximos días, una vez se ha reactivado el proceso de cobro de manera automática con el auto del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) hecho público en la tarde del jueves.

Dicha resolución, firmada por el juez Jaeger, presidente de dicho órgano jurisdiccional, es muy clara respecto a los motivos que le llevan a desestimar la solicitud del club blanquiazul: ni aprecia la urgencia que alega el Hércules, ni entiende que se le causa un perjuicio grave e irreparable por no suspender la obligación de pago, como que la entidad corra riesgo de liquidación por tener que afrontar el pago inmediato y efectivo de la suma que exige Bruselas. Todo lo anterior, después de reprochar al Hércules que alegue que no cuenta con un accionista mayoritario al que recurrir para afrontar el pago, cuando no solo su presidente se ha comprometido a hacer aportaciones para cubrir el déficit, es que hay terceros que las hacen permitiendo, por ejemplo, que el club cuente con jugadores cuyo salario no puede afrontar. Ese presidente, el tercero que hace aportaciones y que a juicio del TGUE puede hacerlas también para afrontar el pago de la decisión de recuperación no es otro que Enrique Ortiz. El juez señala al constructor, que (huelga decirlo) no está por la labor de desembolsar los 6,9 millones de euros y, además de la interposición de un recurso de casación ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, aboga por explorar la vía de la negociación, especialmente después de que el director general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca reafirmara el jueves su voluntad de hacer de interlocutor entre los clubes y la Comisión Europea. 

Al igual que el Valencia y, a buen seguro, el Elche, el Hércules intentará aprovechar la predisposición del Consell para trasladar una propuesta de pago consistente en el fraccionamiento de la deuda en cómodos plazos y de un importe condicionado a la categoría en que milite el equipo. Lo anterior tiene pocos visos de prosperar, pero eso es lo de menos, ya que entre el recurso de casación que se cree que volverá a paralizar el proceso de cobro (todo dependerá de la voluntad de Bruselas) y el diálogo de besugos con la Comisión que con la colaboración del IVF se aspira a entablar se seguirá posponiendo lo inevitable: pagar y de acuerdo con las condiciones que marca quien tiene la sartén por el mango, el ejecutivo comunitario.

Noticias relacionadas

next