X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el banco del consell contacta con la patronal para agilizar el proceso

El IVF 'ficha' a Garrigues para que le asesore en la transmisión del Centro de Oficios de Coepa

4/03/2017 - 

ALICANTE. Paso adelante del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para resolver la crisis del Centro de Oficios de la patronal alicantina, Coepa. Según ha podido saber Alicante Plaza, el banco del Consell se ha puesto en marcha para preparar la transmisión de la titularidad del edificio, con la que debe saldarse la deuda que mantiene la organización empresarial con el Instituto, según sentenció el juez de lo Mercantil. 

El principal freno que ve el IVF para adquirir ya el edificio, como pretende la patronal alicantina (que quiere liberarse de los gastos de mantenimiento, cifrados en 2.000 euros al mes), es la judicialización de las subvenciones que Coepa recibió del Servef para ponerlo en marcha, independientes del crédito impagado al IVF, y que han desembocado en un expediente de reintegro al no cumplirse el objetivo para el que se concedieron. Pese a todo, y aunque el propio banco del Consell emitió el jueves un comunicado para reiterar que se quedará el edificio pero no tiene por qué hacerlo de forma inmediata, lo cierto es que ya ha habido contactos entre IVF y Coepa para agilizar el proceso, ante el interés de la Generalitat en dotar de contenido el inmueble cuanto antes.

El contacto, según ha podido saber Alicante Plaza, se produjo apenas 24 horas después de que el conseller de Economía, Rafael Climent, visitase el Centro de Oficios con el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, responsable a su vez del Servef, que es quien tiene que impartir los cursos de formación en el centro. Para asesorarse en el proceso de transmisión y evitar que el IVF pueda verse afectado por la causa judicial abierta a instancias del mismo Servef, el banco del Consell ha 'fichado' al despacho de abogados Garrigues, desde donde ya están en contacto con Coepa, según las mismas fuentes. Al mismo tiempo, el organismo público ha cambiado a parte de su equipo jurídico para que se encargue específicamente de supervisar el proceso.

La operación, en todo caso, es más compleja que ejecutar la garantía hipotecaria con la que el IVF concedió a Coepa el crédito impagado de 3 millones de euros en 2006. Como señalaba el comunicado, el Centro de Oficios que quedó garantizado con una hipoteca sobre el derecho de superficie transmitido por el Ayuntamiento de Alicante, que es el propietario del solar. Asimismo, dicha construcción se financió con las subvenciones del Servef. Así, la transmisión del Centro de Oficios requiere, a juicio del banco del Consell, de un acuerdo a cuatro bandas entre IVF, Coepa, Servef y Ayuntamiento. Estos condicionantes son los que, además, desaconsejan acudir a la ejecución hipotecaria. La fórmula, pues, sería similar a la dación en pago. Todas estas aristas son las que tienen que limar Garrigues y los abogados del IVF.

La adquisición del Centro de Oficios por parte del IVF exigiría, así, no solo la autorización del Ayuntamiento como propietario del suelo y la del Servef como entidad concedente de las subvenciones, sino también la obligación del Instituto de destinar dicho edificio al uso pactado de centro de formación y simulador de riesgos laborales, algo que no puede hacer directamente. Dado que esta función corresponde al Servef, el IVF se ha puesto ya en contacto con el organismo de Empleo para que se pronuncie al respecto. De hecho, según han explicado las mismas fuentes, desde la sentencia del concurso de acreedores (en diciembre) se han producido ya varias reuniones técnicas entre uno y otro departamento del Consell para avanzar en la solución.

Como ha venido contando este diario, Coepa logró salir del concurso de acreedores al aceptar la mayoría del crédito ordinario (la mayor parte del cual estaba en manos de la patronal autonómica Cierval, hoy en liquidación mientras la CEV acaba de modificar sus estatutos para ocupar su lugar) un convenio que incluía una quita del 95% de la deuda, mientras al IVF, como acreedor privilegiado, se le reconocía la garantía hipotecaria sobre el derecho de superficie del Centro de Oficios como forma de cobro. El resto de acreedores, los extrabajadores y el Fogasa, cobrarán en varios años.

Desde entonces, el organismo valenciano no había realizado movimiento alguno para cobrarse la deuda, pese a que Coepa había enviado dos requerimientos para que le facilitase el cumplimiento de la sentencia. A pesar de la falta de respuesta en público, parece que el IVF ya estaba trabajando para preparar la transmisión, que ahora podría agilizarse tras la visita a las instalaciones del conseller de Economía.

Noticias relacionadas

next