X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la patronal argumenta que debe aplicarse la quita del 95%

El IVAT deja la puerta abierta a que el juez del concurso se pronuncie sobre el embargo a Coepa

5/12/2017 - 

ALICANTE. No todo está perdido aún para la patronal alicantina, Coepa, en su contencioso con el Servef a cuenta de las subvenciones para el centro de oficios cuya devolución reclama ahora la Administración autonómica. El Instituto Valenciano de Administración Tributaria (IVAT) deja abierta la puerta a que el juez del concurso de acreedores se pronuncie al respecto, lo que podría rebajar las pretensiones del organismo que dirige Enric Nomdedéu

La patronal alicantina siempre ha defendido que los 1,9 millones de euros que reclama el Servef (ahora, 2,3 millones, tras el recargo del 20% por haber acudido a la vía ejecutiva) están sujetos a la quita del 95% que se aprobó para los acreedores ordinarios, lo que dejaría el importe a devolver, en caso de perder definitivamente el contencioso, en menos de 100.000 euros (que, no obstante, es prácticamente la mitad de lo que ingresa Coepa por las cuotas de sus asociados en un año). Fue el propio Servef el que se personó en el concurso, al mismo tiempo que denunciaba a la patronal por la vía penal por un presunto fraude, que se archivó sin llegar a imputar a nadie al haber prescrito.

La Administración entiende, por contra, que es un acreedor privilegiado, pero en tanto se resuelve el contencioso administrativo que planteó Coepa, el Servef ha decidido activar la vía ejecutiva, una vez agotados los recursos e impugnaciones que podía plantear la organización empresarial que preside Francisco Gómez. La comunicación del IVAT, que ya ha llegado a la patronal, reactiva la vía ejecutiva, por la que la Agencia Tributaria podría embargar en cualquier momento las cuentas y bienes de Coepa para garantizar el cobro de la cantidad reclamada. Un extremo que, como ha venido contando este diario, supondría de facto forzar la liquidación de la organización, al no poder afrontar el convenio de acreedores aprobado hace casi un año.

La misma comunicación, sin embargo, es la que deja una puerta abierta a la esperanza para la patronal. El IVAT sugiere a Coepa que, dado que en su impugnación aludía a la quita del 95% aprobada por los acreedores ordinarios, lleve el asunto al mismo juzgado que tramitó su concurso de acreedores para que se pronuncie al respecto. El administrador concursal, como ha contado Alicante Plaza, considera que el Servef está sujeto a la misma quita que aprobaron el resto de acreedores (fundamentalmente, Cierval, hoy extinguida tras su propio concurso). En paralelo, la patronal alicantina aún está a tiempo de presentar un recurso de alzada, pero como ha contado este diario, ese trámite no paralizaría la ejecución.

Así las cosas, a Coepa le queda el recurso a dos jueces, el de lo Mercantil para que se pronuncie sobre la cantidad que reclama el Servef y si debe aplicársele la quita del 95%, y el de lo Contencioso Administrativo, donde tiene recurrida la decisión de la Administración autonómica de considerar mal justificadas las subvenciones. Las esperanzas de la patronal pasan porque uno de ellos paralice la ejecución del embargo antes de incumplir el convenio de acreedores.

Como adelantó este diario el sábado, la patronal alicantina ha logrado cancelar todos los créditos pendientes del concurso de acreedores, excepto la deuda que mantiene con los exempleados afectados por los ERE y con el Fogasa (por el mismo motivo). Apenas una semana después de que trascendiera la reactivación del procedimiento de embargo, Coepa pagó el viernes los créditos subordinados que quedaban pendientes, apenas unos cientos de euros. 

Al cancelarse estos créditos esta semana (los créditos ordinarios ya se cancelaron al cumplirse seis meses de la aprobación del convenio, tal como estaba previsto), Coepa solo mantiene la deuda con los exempleados, que han cobrado solo una parte de la indemnización pactada, y con el Fogasa. Asimismo, cabría sumar la cantidad correspondiente para la Seguridad Social. En total, se trata de 21 afectados por el segundo ERE de la organización empresarial.

Noticias relacionadas

next