X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

las facturas se adjuntarán a la denuncia de fiscalía

El Instituto Gil-Albert gastó 20.000 euros en cestas de Navidad y panetones de Paco Torreblanca

22/03/2017 - 

ALICANTE. El partido Centro Democrático, que presentó la denuncia en Fiscalía contra el ex gerente del Instituto de Cultura Gil-Albert, Francisco Sánchez -actualmente concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Elda-, ha incorporado a la investigación las facturas que la empresa Totel, del pastelero Paco Torreblanca, cursó a la Diputación de Cultura cuando Sánchez era el máximo responsable del organismo cultural. En total, son 5 facturas que rondan los 20.000 euros, en cestas de Navidad y panetones por encargos hechos en los meses de diciembre de 2009 y 2010.

Las facturas forman parte de la comisión de investigación acordada en la Diputación de Alicante, sobre la gestión del PP, y fueron solicitadas por el hoy diputado no adscrito, Fernando Sepulcre. En total, son 82 facturas, aunque a la investigación abierta se sumarán estas cinco de la mercantil Totel porque la denuncia iba sobre la posible incompatibilidad de Sánchez y el pastelero Torreblanca, del que Sánchez era consultor, como él mismo reconoce y figura en la página de transparencia del Ayuntamiento de Elda, de dónde es concejal en la actualidad.

Tanto en 2009 como en 2010, el Instituto de Cultura Gil-Albert encargó 30 unidades de la Caja Torreblanca Plateada, con turrones, polvorones y caviar de chocolate, valorada en 138 euros,  y 30 cestas de Navidad, a 164 euros la unidad. En total, cada pedido ronda los 4.5000 euros y hay cuatro. Después hay una quinta factura de un poco más de mil euros con 40 panetones. Curiosamente, ésta última ya se pagó en julio de 2011, a las puertas del acceso de la popular Luisa Pastor a la presidencia de la institución provincial.

Hay que recordar la Fiscalía Provincial ha reclamado a la Diputación de Alicante que "concrete el periodo de tiempo en el que Sánchez fue gerente del instituto de Cultura; la estadística de los gastos de catering o análogos en el que Sánchez estuvo de director y en los años posteriores y anteriores para poder hacer una comparativa; la determinación de si existía incompatibilidad entre el cargo de director del Instituto de Cultura y desempeño de consultor en una empresa privada". 

Desde que saltó la polémica, con la rueda de prensa del diputado Sepulcre, Sánchez siempre ha negado las supuestas irregularidades, se ha aferrado al informe de intervención, que, a su juicio, nunca ha detectado nada y ha recordado que él no tenía sueldo en la institución, sólo recibía retribuciones por asistencia a las juntas rectoras del Gil-Albert.

Noticias relacionadas

next