X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de noviembre y se habla de benidorm isla de benidorm ELCHE ARENALES DEL SOL CONSUM

ENTREVISTA A FRANCISCO GÓMEZ, PRESIDENTE DE COEPA

"El impuesto de donaciones obligará a las empresas familiares a suicidarse"

27/03/2017 - 

-Usted conoce bien el sector de la construcción, que antes de la crisis era el principal motor económico de la provincia y que ahora, poco a poco, parece que empieza a despertar. ¿Hay que ser optimistas?

-Efectivamente, conozco el sector. Desde 2012, cuando volvió a construirse obra nueva, ha crecido a un ritmo muy importante. El año pasado, sin ir más lejos, se vendieron 18.000 viviendas, por un valor total de casi 3.000 millones de euros.

-¿El Brexit puede poner en peligro esa recuperación?

-El comprador británico es un consumidor sobre todo de vivienda de segunda mano, que ha estado comprando inmuebles de entre 100.000 y 200.000 euros. También primera vivienda de un tamaño mediano, y en ese segmento sí que se ha notado algo el anuncio del Brexit. Pero más que el Brexit, lo que se puede notar es un cambio en la relación libra-euro como consecuencia del primero. Es lo mismo que pasó con Rusia, Putin bajó los tipos y nos quedamos casi sin rusos, que en ese momento eran un mercado emergente. Veremos qué pasa a partir del día 29, pero supongo que habrá una negociación bilateral adecuada, y se cerrarán acuerdos para dar seguridad a los súbditos británicos en la Unión Europea. Así que el Brexit en sí mismo no será un problema, pero el cambio de la moneda podría serlo.

-Las exportaciones también son ahora mismo una fuente de preocupación. No se sabe muy bien por qué, desde el verano pasado están cayendo, sobre todo en el sector calzado, que era el principal puntal junto con el agroalimentario. ¿Han identificado la causa?

-La balanza comercial sigue siendo positiva, pero están subiendo las importaciones y bajando las exportaciones, lo cual no es bueno. Suponemos que se debe a cuestiones coyunturales. El calzado es un sector con mucho potencial que compite en todos los países, pero es cierto que sus exportaciones se han reducido de forma preocupante. Espero que las empresas del sector reaccionen para reconducir la situación. Trump no debería perjudicarlas tanto como se teme, porque los Estados Unidos son el 5% de las ventas, y donde somos fuertes es en Europa, y ahí nos movemos bien. No obstante, déjeme añadir que el turismo y la vivienda actúan como exportaciones, aunque no se consideren así. Desde el año 2012 hacia aquí, y sobre todo en el sur de Alicante (Guardamar, Torrevieja, Pilar de la Horadada, Orihuela Costa...) se está vendiendo el doble que Málaga. En viviendas y en valor. De hecho, nos estamos quedando sin suelo finalista en buenas ubicaciones, y eso ha provocado que empiece a subir el precio. Algo preocupante porque se trabaja con márgenes muy ajustados. Si a eso le suma el Pativel... Debería protegerse solo el suelo sensible, y no una línea recta de un kilómetro hacia el interior. ¿Podemos permitirnos pagar las expropiaciones?

-Otro frente abierto con la Administración es el impuesto de sucesiones y donaciones. ¿Es optimista sobre una posible rectificación?

-Ese impuesto incide de forma dramática en las empresas familiares, que son el 95% de las empresas de Alicante. Entendemos que el Consell necesita recaudar porque está infrafinanciado. En eso estamos de acuerdo, y ojo, porque en Alicante aún se produce un agravio mayor. Pero deberían recaudar con impuestos que no dañen el tejido empresarial productivo, se están tirando piedras a su tejado. Si obligas a una empresa a suicidarse, dejas de ingresar por los impuestos inherentes a su actividad. Veníamos de una bonificación del 95%, Fabra la bajó al 75%, y ahora la dejan en el 50%. Y lo tiene que pagar cualquiera que facture más de 10 millones, aunque no por facturar 10 millones eres rico, ya que depende de los márgenes. Es absurdo, porque nadie va a hacer una donación ahora mismo con una fiscalidad tan elevada, esperarán a que cambie. Y ojo, porque Murcia, nuestra vecina, lo tiene bonificado al 99%, como Madrid. Están empujando a las empresas a irse de la Comunitat Valenciana. Si una empresa tiene que decidir su ubicación, se decidirá por Murcia. No entiendo esa política, cuando el Rey dice en cada congreso de la empresa familiar que somos un bien a proteger. Mire, le contaré mi caso, que es el del 90% de los empresarios familiares: cuando decidí activar el relevo generacional, tuve que hacer dos donaciones a mis hijos: una, la de las participaciones de la empresa, y otra, en metálico para poder afrontar el pago del impuesto. Y pagaron tanto por las participaciones como por el dinero.

-Hablaba de agravios hacia Alicante. ¿Tienen calculado el déficit inversor en la provincia?

-Nos faltan obras por 5.000 millones. No se entiende que el quinto aeropuerto de España solo tenga un carril de entrada y otro de salida, o que siga sin conexión ferroviaria pese a que es el que más crece. O que la A-7 solo tenga dos carriles, y uno de ellos saturado por una hilera de camiones. Tenemos unas infraestructuras obsoletas. Los empresarios de Alicante somos héroes, porque tenemos que competir en unas condiciones terribles. Piense que Aludium tiene que traer la materia prima de fuera en camión, fabricar, y volver a enviarla por camión. Es absurdo que tengamos que sacar la producción por otros puertos, como Valencia o Algeciras, cuando tenemos uno aquí.

-Acaban de activar una campaña de reivindicación con las patronales de Murcia y Almería, a favor del Corredor Mediterráneo. ¿Esperan que se les escuche?

-El Corredor era una reivindicación que había hecho suya AVE, que es un lobby muy potente del que soy socio. Con Juan Roig a la cabeza, han iniciado una cruzada, han cogido la bandera, y nosotros nos hemos sumado. AVE es muy potente,pero agrupa solo a 110 empresarios, así que las confederaciones empresariales teníamos que sumarnos. Para reivindicar la infraestructura desde todas las comunidades autónomas del arco mediterráneo. Es la mejor forma de que nos escuchen. Además, con Murcia nos unen otras muchas preocupaciones, como el agua u otras infraestructuras. Así que siempre vamos a colaborar con la Croem.

-Usted forma parte de la mesa técnica de la Zona Franca. ¿La ve factible?

-Hay dos cuestiones que se pueden utilizar en su contra. La primera, que es un proyecto propuesto por la Diputación y se identifica con el PP. Si no nace con consenso,tendremos un problema. Y creo que es un proyecto positivo para la provincia de Alicante, y además ya hay alguna empresa interesada en instalarse. El segundo problema es que nos dejemos llevar por las batallitas 'pueblerinas' entre Alicante y Elche. Ese tipo de conflictos siempre estropea las cosas, en lugar de ayudar a que se realicen. No obstante, tenemos suelo en el entorno del aeropuerto, al que solo le falta el ferrocarril, y también tenemos territorio disponible cerca del puerto. Creo que se puede reconducir con buena voluntad. Nosotros ya manifestamos nuestro apoyo.

Noticias relacionadas

next