X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Hércules podría competir el próximo curso si el auto de liquidación no es firme

Foto: Rafa Molina
4/04/2017 - 

ALICANTE. Primero habrá de aclararse si el Hércules finalmente incumple o no el plazo otorgado por Hacienda para saldar su deuda o avalarla. Tanto el presidente, Carlos Parodi como el vicepresidente, Valentín Botella, han declarado a Alicante Plaza a lo largo de esta mañana que el club sigue trabajando en una solución que satisfaga al fisco.

Si no lo consigue, el club quedará abocado a volver al concurso y existirá una amenaza real de liquidación... Otra cosa es que, como contábamos anoche, se inste por alguno de los acreedores (privilegiados, como la Agencia Tributaria, u ordinarios, como la Liga de Fútbol Profesional) o por el propio Hércules. Desde luego, a corto plazo, lo anterior está descartado en el caso de todos los anteriores, incluido un consejo al que la ley y jurisprudencia le conceden margen para intentar levantar la situación sin riesgo a que luego el concurso sea declarado culpable por no instar la liquidación antes.

Lo anterior no solo permite hablar de un Hércules compitiendo hasta el final de la temporada. Es que podría, incluso, seguir jugando el próximo curso aunque se inste a la liquidación judicial, siempre que esta no sea firme. Todo 'gracias' a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que cambió su reglamentación a raíz del caso del Albacete Balompié: en febrero de 2015, el consejo de administración solicitó al juez de lo mercantil la liquidación, algo que llevó a que se especulara firmemente con su salida de la competición (Segunda División B), cosa que finalmente no ocurrió, pese a que era lo que la reglamentación marcaba, dándose además la paradoja de que tres meses después el club encontró solución a sus problemas económicos y, tras recurrir el auto de liquidación, la Audiencia Provincial le dio la razón. 

Como consecuencia de lo anterior, la RFEF modificó su reglamentación (artículo 101)  para que el club que entre en liquidación pueda terminar la competición en la que se halla inmerso y ya no pueda competir en la siguiente... Ahora bien, con base a lo anterior y teniendo presente que en el caso del Hércules la solicitud de liquidación parece descartado que se vaya a instar de manera inmediata por ninguno de los implicados antes de la segunda quincena de agosto cuando haya arrancado el curso liguero 2017/18, o se hace antes pero el auto no es firme, el conjunto blanquiazul podría disputar la próxima campaña íntegramente con la reglamentación federativa en la mano (eso sí, habría que ver en qué condiciones, si Enrique Ortiz insiste en seguir de perfil).

Noticias relacionadas

next