X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Hércules planta batalla en Luxemburgo y en València

Foto: Rafa Molina
17/11/2017 - 

ALICANTE. Hasta cinco procedimientos mantiene abiertos el Hércules a cuenta de la decisión de recuperación dictada por la Comisión Europea que le reclama 6,9 millones de euros.

Desde que en julio de 2016 el ejecutivo comunitario resolviera que el Hércules se había beneficiado de una ayuda de Estado prohibida, concretamente el aval de 18 millones de euros que le prestó a su Fundación el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para la obtención de un préstamo de igual importe de la desaparecida Caja de Ahorros del Mediterráneo, han sido cuatro los recursos y demandas judiciales que ha presentado en Luxemburgo y otros dos en València, manteniéndose ahora mismo cinco procedimientos abiertos, tres ante el Tribunal General de la Unión Europea y otros dos en la Jurisdicción Contencioso-Administrativo española (uno de ellos con ramificaciones que llegan al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana).

Lejos queda ya el 27 de octubre de 2016, cuando el Hércules interpuso el primero de sus recursos a cuenta de la decisión de recuperación, uno administrativo de reposición contra una resolución del director general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca, dictada un mes antes y en la que se le reclamaba el pago de los 6,9 millones de euros. Apelación que fue desestimada, procediendo ya el club en las semanas siguientes a acudir a la vía judicial, presentando un recurso contencioso-administrativo que tiene pendiente de resolver el Juzgado de lo Contencioso número 3 de València, pero que iba acompañado de una solicitud de medidas provisionales, concretamente la suspensión cautelar de la obligación de pago que sería estimada el pasado mes de febrero por la titular del citado órgano jurisdiccional, decisión recurrida por el banco del Consell, teniendo la Sala de la Contencioso del Tribunal Superior de Justicia que pronunciarse al respecto el próximo 22 de febrero, tal y como adelantábamos este jueves en Alicante Plaza.

Precisamente la suspensión cautelar decretada por la magistrada Laura Alabau Martí se fundamentó en lo que entonces parecía una pequeña victoria del Hércules, ya en Luxemburgo y ante el TGUE, pero en los meses siguientes se ha terminado convirtiendo en un gran triunfo; hablamos de la cautelarísima que le fue otorgada en el marco de un procedimiento de medidas provisionales, iniciado de manera paralela a otro de nulidad contra la propia decisión de recuperación. El club blanquiazul interpuso el 7 de noviembre de 2016 su recurso de nulidad y, al tiempo, solicitó la suspensión cautelar de la obligación de pago. Huelga decir que el recurso de nulidad no ha sido resuelto, como tampoco el procedimiento de medidas provisionales que condujo a la concesión de la citada cautelarísima, si bien en el caso de este último, dado el tiempo transcurrido, parece que el Tribunal no se va a pronunciar y, como ya manifestaba el pasado miércoles el director general del IVF, directamente fallará contra el recurso y de ahí que quepa hablar de que la pequeña victoria se convirtió en un gran triunfo: hasta que el TGUE resuelva el recurso va a pasar bastante tiempo, mientras tanto, la obligación de pagar sigue suspendida.

Son esos, dos de los tres procedimientos que a día de hoy protagoniza el Hércules en Luxemburgo; el tercero es el relativo a otro recurso de nulidad, interpuesto el 2 de marzo contra la desestimación de una primera apelación frente a la decisión de la Comisión de denegarle el acceso a la documentación que integra el expediente que le llevó a declarar ayuda de Estado prohibida, el ya tristemente famoso aval de 18 millones de euros.

Por cierto, los obstáculos para conocer en toda su extensión el expediente que lleva a la decisión de recuperación no solo los ha encontrado el Hércules en Bruselas, también en València y es que, como adelantábamos ayer, el pasado 26 de octubre el club interpuso un recurso contencioso-administrativo contra la desestimación por silencio administrativo de su solicitud de acceso al expediente que obra en poder del IVF.

Noticias relacionadas

next