X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Hércules espera conocer la próxima semana si sus acreedores le dan una segunda oportunidad

Foto: Rafa Molina
5/10/2017 - 

ALICANTE. El Hércules aguarda al juez de lo mercantil, a que le traslade la voluntad expresada por acción u omisión por sus acreedores ordinarios respecto a la propuesta de reconvenio formulada el pasado mes de mayo.

Este miércoles se cumplía el plazo de diez días hábiles a contar desde el pasado 20 de septiembre, día en el que el titular del juzgado de lo mercantil número 1 de Alicante, Don Leandro García Lomas, dictó el auto por el que se daba traslado a los acreedores de la propuesta de reconvenio del Hércules. Ahora bien, la notificación no se produjo a todos al mismo tiempo ni tampoco ese día (pensemos en los que, por ejemplo, se encuentran en el extranjero) por lo que todavía hay acreedores en plazo para posicionarse respecto a la propuesta del club (no se celebra una junta de acreedores: estos pueden desde no manifestar nada a trasladarle al juez su adhesión o no). De ahí que en el club crean que no será hasta la semana que viene cuando el juzgado les comunique qué porcentaje de la masa ordinaria se adhiere a su propuesta. 

El Hércules necesita el apoyo de sus acreedores pero no cualquier apoyo; la Ley Concursal, en su artículo 124, marca unos porcentajes de adhesión que pasan por un mínimo del 75 de la masa ordinaria si el Hércules desea sacar adelante una propuesta cuyos principales rasgos son los siguientes:  

- Pago de la deuda ordinaria en un plazo de 5 años, a razón del 13% los dos primeros, 14% el tercero, y 30% los dos últimos, a abonar al finalizar cada una de las temporadas respectivas, en fecha 30 de junio.

- Para el supuesto de producirse el ascenso a Primera División del Club, se abonaría la totalidad de la deuda pendiente, vencida y en situación de carencia, así como la pendiente de vencer en cuanto a las restantes anualidades y porcentajes anteriormente referidos, al finalizar dicha temporada de ascenso a Primera División.

- Carencia máxima de pago por término de 3 años, a contar desde la finalización de la siguiente temporada, 1 de julio de 2017 (actualmente el Convenio se encuentra en período de carencia al militar el Club en Segunda División B, debiendo realizarse el pago correspondiente al Convenio judicialmente aprobado a finales de junio de 2017, de no renegociarse el mismo), siempre que el Club milite en Segunda División B, bien por mantenerse en dicha división, como se encuentra en la situación actual, bien porque tras ascender a Segunda División A, descienda a dicha categoría nuevamente.

- De militar en dicha categoría, Segunda División B, se suspenderán los pagos derivados del Convenio a modificar, debiendo inexorablemente continuar los pagos comprometidos, una vez transcurridos los expresados tres años, al final de la temporada correspondiente, a fecha 30 de junio de la misma.

Deuda con la Agencia Tributaria

Si el club obtiene el respaldo necesario de los acreedores ordinarios, podrá retomar su negociación con la Agencia Tributaria para cerrar con ella el convenio singular para dar salida a su deuda de 4,3 millones de euros, un crédito de carácter privilegiado.

Y es que los acreedores ordinarios supeditan la aprobación del reconvenio a que antes el club cierre con el fisco un nuevo plan de pagos.

Noticias relacionadas

next