X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

respuesta ante el senado

El Gobierno ya da por ratificada la vigencia de la intervención contable de Alicante hasta 2022

12/04/2017 - 

ALICANTE. Portazo por anticipado a la petición aprobada en el último pleno del Ayuntamiento de Alicante para que el Ministerio de Hacienda ponga fin a la intervención de las cuentas municipales. En respuesta a una pregunta formulada por el senador del grupo mixto, Carles Mulet (Compromís), el Gobierno central ratifica que "la finalización de los planes de ajuste está tasada, sin que, en ningún caso, se produzcan decisiones en este ámbito por el Gobierno ni por la Administración General del Estado". O lo que es lo mismo, que la fecha de extinción de ese plan está cerrada y es inamovible: 2022. 

La respuesta, de sólo tres párrafos, detalla el proceso que habría justificado la decisión de aplicar un plan de ajuste sobre el Ayuntamiento de Alicante al apuntar que "se ha beneficiado de dos tipos de medidas: el mecanismo de pagos a proveedores y las medidas extraordinarias del título II del Real Decreto-ley 8/2013, de 28 de junio, de medidas urgentes contra la morosidad de las administraciones públicas y de apoyo a entidades locales con problemas financieros".

Según el Gobierno, con esos mimbres y a la vista del proceso reglado que supone la aprobación de un plan de ajuste, resulta imposible que se levanten las restricciones establecidas en esa intervención.

La respuesta, fechada el 21 de febrero, se conoce dos semanas después de que el pleno aprobase una propuesta firmada por el equipo de Gobierno (PSOE, Guanyar y Compromís) para instar al Gobierno central a revocar el plan de ajuste. La iniciativa fue respaldada únicamente por los dos ediles no adscritos, Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte. 

El acuerdo planteado por el tripartito se apoyaba en la mejora de la situación económica municipal, tras haber reducido la deuda en 50 millones. El portavoz del equipo de Gobierno, Natxo Bellido (Compromís), dijo no entender este martes los motivos por los que PP y Ciudadanos no quisieron respaldar esa petición. "El PP sostuvo que si disponíamos de más dinero íbamos a gestionarlo aún peor; eso me suena a un se cree el ladrón que todos son de su condición; lo de Ciudadanos tampoco lo entiendo, a lo mejor es que no saben qué significa un plan de ajuste", señaló.       

Noticias relacionadas

next