X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

miguel ángel MARTÍNEZ-AROCA, PRESIDENTE DE ANPIER

"El Gobierno hace trajes a medida de las eléctricas y humilla a las renovables"

España era líder en energía fotovoltaica en 2007 y 2008, cuando se instalaron el 90% de los 4.600 megawatios de los que dispone. El impuesto al sol y la inseguridad jurídica, sin embargo, la han situado a la cola en energías renovables y en el último año apenas se instalaron alrededor de 100 MW, mientras Inglaterra colocaba 20.000

28/10/2016 - 

CREVILLENT. La Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís de Crevillent ha acogido este jueves las jornadas 'El Camino del Sol', organizadas por la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier), una entidad sin ánimo de lucro que representa a más de 5.000 productores en España. En presencia del director general de Industria y Energía de la Generalitat, Diego Maciá, se abordó la importancia de apostar por una producción no contaminante y se analizó el caso de la entidad eléctrica crevillentina como modelo social y sostenible cooperativo.

Esta cooperativa es un referente en el sector energético español por su producción 100% limpia y no contaminante. De hecho, a través del Huerto Solar de El Realengo, evita la emisión a la atmósfera del CO2 que provoca todo el parque móvil de Crevillent contribuyendo así al desarrollo sostenible y a una menor presencia de gases de efecto invernadero. Otra de las cuestiones que se trataron en este encuentro fue la situación del sector fotovoltaico, las perspectivas y los problemas que vienen arrastrando las familias que invirtieron en energías renovables por los recortes retroactivos del Gobierno y la inseguridad jurídica. Abordamos todos estos aspectos con Miguel Ángel Martínez-Aroca, presidente de Anpier.

-El evento 'Camino del Sol' llega a Crevillent con la Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís como anfitriones pero, ¿qué es esta iniciativa?

-Es una acción que pretende visitar todas y cada una de las comunidades autónomas de España dando calor, cercanía, información, atención, formación y didáctica a todo el colectivo de productores fotovoltaicos españoles. Estas jornadas las venimos realizando desde que se fundó nuestra asociación en el año 2010 y es algo que vamos a repetir siempre porque la atención y formación es muy importante y la sociedad tiene que tener ese campo de visión amplio y acostumbrarse a ver las instalaciones fotovoltaicas, porque no hay más solución para combatir los efectos del cambio climático y reducir las emisiones de C02.

También es un encuentro para que todas las familias fotovoltaicas entiendan bien qué nos ha ocurrido desde el año 2010 hasta aquí, qué acciones está llevando a cabo Anpier en su defensa y qué futuro nos espera, tanto a nivel político como judicial, sobre el problema de los recortes retroactivos y esa situación de inseguridad jurídica que están sufriendo 65.000 ciudadanos que invirtieron en energías renovables en el año 2007 y 2008. Todas estas familias no han cometido más pecado que confiar en la seguridad jurídica que el BOE les ofreció y les pidió que invirtieran en energía fotovoltaica en el año 2007.

-¿Y cómo ha afectado a esas familias que se recortara con carácter retroactivo las primas por producción de energía fotovoltaica?

-Los recortes empezaron en el año 2010 por parte del PSOE y consistieron en un 30% aproximadamente. En aquel entonces, el PP desde la oposición criticó duramente esos recortes retroactivos, prometieron derogarlos y restaurar la seguridad jurídica, pero engañaron a todos los productores fotovoltaicos. Luego gobernó el PP y lo que antes era un 30% ahora es un 50%. Además se inventaron un impuesto nuevo y cerraron el registro de nuevas instalaciones con el real decreto 1/2012 para que ya no se pudieran construir nuevas instalaciones fotovoltaicas. El PP ha sido infinitamente más duro, más salvaje y su ideología le ha llevado prácticamente a exterminar todo el sector renovable que se había construido en España.

Ésa es la situación política que tenemos desgraciadamente en el presente y que nos va a regir los próximos cuatro años… y digo desgraciadamente porque el PP en su ADN ideológico es absolutamente contrario a la energía renovable y radicalmente opuesto y destructivo a la tecnología solar fotovoltaica. El sector ve con absoluto pavor y temor que el Secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, que fue cerebro en la sombra de toda la reforma energética del PP, pueda ser ministro de Energía, Industria y Turismo en sustitución de José Manuel Soria.

Creemos que el escenario político con este ministro, radical, al frente puede suponer otros cuatro años más perdidos para combatir los efectos del cambio climático y del calentamiento global.

-Ante esta situación, ¿qué horizonte vislumbra?

-Muy complicado, gobernando el PP, España no va a llegar a cumplir el compromiso de la Unión Europea para reducir el consumo energético y que en el año 2020 el 20% del consumo energético proceda de las renovables. El motivo es que este Gobierno es absolutamente contrario a las energías renovables porque lo que están haciendo es proteger a la generación convencional, que dominan en exclusiva las grandes compañías eléctricas y lo que están haciendo es proteger a toda costa los intereses y los beneficios de la generación convencional que, además, es la causante del calentamiento global y del cambio climático.

El poder de las eléctricas y el poder político son uña y carne, son primos hermanos y el PP está haciendo trajes a medida para blindar y protegerles para que sus acciones en el IBEX 35 se mantengan a unos valores altísimos. Ésa es la legislación protectora del PP que está desarrollando a favor de estas grandes compañías eléctricas perjudicando, arruinando, exterminando y humillando a 65.000 ciudadanos que acudieron a un llamamiento del propio Estado. Los que invirtieron en energía renovable no lo hicieron por iniciativa propia sino porque un Boletín Oficial del Estado les pidió que invirtieran.

-Se sienten engañados y utilizados.

-Efectivamente, consideramos que es una auténtica estafa de Estado. Ningún país del mundo ha aplicado recortes retroactivos, sí que es verdad que países con dificultades económicas similares a España como Grecia o Portugal han aplicado recortes consensuados con el sector, pero el único país del mundo donde los recortes han sido impuestos sin diálogo y de una manera radical y abrupta ha sido España. Además, España es el único país del mundo en inventarse el impuesto al sol, un auténtico disparate y ridículo internacional.

Así es la política energética del PP y contra eso vamos a pelear todas las asociaciones, Anpier la primera, para denunciar a la sociedad el auténtico disparate de política energética de este partido y la situación de drama e inseguridad jurídica que viven miles de ciudadanos que confiaron en lo que su país les pedía y que ahora ven cómo el capricho de las eléctricas ha hecho que la clase política ejecute decisiones muy duras contra este colectivo.

-Y en el panorama internacional, ¿en qué situación se encuentra España en cuanto a energías renovables?

-Está a la cola del mundo. Hoy los líderes mundiales están en China, Japón, en Estados Unidos, en la India, en Inglaterra, en Alemania, Francia… están en todos los continentes del mundo. Siendo España pionero y líder mundial en el año 2008, hoy está en la cola del desarrollo de la tecnología renovable y solar fotovoltaica en particular.

-Y todo ello en un país donde somos 'los reyes del sol'…

-Tenemos una mina, pero preferimos seguir comprando petróleo a los árabes, el gas al continente africano y despreciando nuestra mina que es el sol. España está perfectamente ubicada en el planeta, tiene unas condiciones de temperatura y días de sol extraordinarias para poder explotarlas en beneficio de la sociedad. El problema es que el sol es gratuito y la foltovoltaica muy económica y adaptable a las necesidades de cada uno, y las compañías eléctricas quieren monopolizar la generación de la energía y que todo el mundo tenga que ir a comprársela a ellas y con la foltovoltaica, la tortilla se da la vuelta. En el sentido de que todos los ciudadanos, pymes, empresas, autónomos… todo el que tenga un tejadito puede producir la energía que necesita sin necesidad de ir a comprársela a las grandes compañías.

Noticias relacionadas

next