X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

las zonas propuestas

La ubicación: el futuro polígono Porta d'Elx, el mejor emplazamiento pero sin conexión ferroviaria

7/03/2017 - 

ALICANTE. El proyecto de la zona franca de Alicante propone una doble ubicación: el Puerto, que de momento, sólo cuenta con 70.000 metros cuadrados, y otra ubicación en el eje Alicante-Elche, que debe tener unos 600.000 metros cuadrados. De ellas, la consultora PricewaterhouseCoopers destaca cinco: el parque empresarial de Elche, el polígono de Las Atalayas de Alicante, la Institución Ferial Alicantina, los terrenos de la antigua fábrica de Coca-Cola en Alicante y la futura zona industrial Porta d'Elx, ubicada junto a la Camino de Castilla, la unión entre la autovía A7 y la de Madrid.

Para la consultora, éste último emplazamiento, el de Porta d'Elx, presenta el mayor atractivo para la ubicación de la zona complementaria del proyecto en cuestión, aunque advierte de que para ello "es necesario influir en el trazado del Corredor Mediterráneo para tener conexión directa ferroviaria". Entre sus puntos fuertes, Pwc destaca que los terrenos son de titularidad pública (de la empresa municipal Pimesa) y que hay consenso con el Ayuntamiento de Elche y la Generalitat Valenciana. Su gran asignatura, además de la falta de enlace ferroviario, es la imposibilidad de generar sinergias, de momento. Igualmente, requiere de inversión para la terminal de mercancías, como casi todas las ubicaciones analizadas.

Los terrenos de IFA se descartan, a priori, por el elevado precio del terreno y porque está alejado del Corredor Mediterráneo y, además, tiene la línea ferroviaria -las cercanías de Alicante-Murcia- saturada; el parque empresarial de Elche, por la necesidad gestión de los terrenos por parte de Pimesa y por su lejanía con el Corredor Mediterráneo, y los terrenos de la antigua Coca-Cola, por tener una red viaria insuficiente, lo que convierte en un cuello de botella. Ésta última tiene la ventaja de la cercanía del Puerto de Alicante y que el suelo es de titularidad pública.

En Las Atalayas de Alicante no se detectan puntos débiles que desaconsejan su elección y, en cambio, se ensalza su conexión ferroviaria, su cercanía con el parque logístico, su excelente conexión ferroviaria, el suelo es de titularidad pública (del Sepes) y la cercanía con el parque científico de la Universidad de Alicante. Pero pese a ello, Pwc se decanta por Porta d'Elx.

Noticias relacionadas

next