X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Acuerdo con fiscalía por el que se declara culpable y evita el juicio

El exgerente del polideportivo de Ibi grabado con su caja acepta 2 años de cárcel por malversación

23/10/2017 - 

IBI (EFE). El exgerente del polideportivo municipal de Ibi que fue grabado por una cámara oculta mientras escondía dinero de la caja de la instalación ha aceptado dos años de prisión por los delitos de malversación y falsedad documental, según ha confirmado este lunes a Efe su abogado, Francisco Moreno Arranz. El acusado, Antonio José López Belda, se ha declarado culpable tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía, que reclamaba inicialmente para él ocho años de prisión, y el propio ayuntamiento, que ejerce en la causa la acusación particular. 

El sospechoso ha devuelto al consistorio unos 130.000 euros, lo que le ha permitido beneficiarse de la aplicación de la atenuante de reparación del daño, según el letrado defensor. El acuerdo, que contempla también una pena de nueve años de inhabilitación para cargo público, fue suscrito por las partes la pasada semana y ha evitado la celebración del juicio con jurado popular que debía iniciarse este lunes en la Audiencia de Alicante.

López Belda fue nombrado gerente del polideportivo el 1 de diciembre de 2008 y sus funciones consistían en controlar y planificar los servicios de las instalaciones deportivas, supervisar el pago de tasas por parte de los usuarios e ingresar el dinero en las cuentas de la corporación habilitadas a esos efectos.

Igualmente, podía reclamar a la Concejalía de Hacienda "determinadas partidas económicas sin otra supervisión que la suya propia", lo que aprovechó supuestamente "para realizar diversas actividades que defraudaron al erario público ibense", según el escrito de acusación de la Fiscalía. Así, el 7 de julio de 2011 falsificó presuntamente una factura para simular que la empresa Torresport Málaga SL había realizado unos trabajos y suministrado material al polideportivo. Seis días después, el consistorio pagó 47.200 euros a la citada mercantil, pero, presuntamente, el acusado se puso en contacto con su gerente para advertirle de que se trataba de un error.

López Belda le pidió que devolviera la cantidad, "previo descuento de 2.000 euros para los perjuicios fiscales" que le podía suponer la transferencia, a una cuenta bancaria "que resultó ser de la hija del acusado", según el escrito de acusación de la Fiscalía. Del mismo modo, entre septiembre de 2010 y diciembre de 2011, accedió presuntamente en diversas ocasiones a la caja fuerte del despacho del polideportivo y se apropió de un total de 67.524 euros que habían pagado los usuarios de la piscina. El procesado fue grabado por una cámara de vídeo instalada en la citada oficina mientras se metía el dinero en los bolsillos, imágenes que fueron difundidas con posterioridad por los medios de comunicación.

Por último, la acusación pública sostiene que el 21 de octubre de 2011 recibió de los representantes de la entidad Fútbol Sala Ibense un cheque por importe de 7.339 euros para cubrir un seguro de accidentes colectivo que ingresó supuestamente en una cuenta de su titularidad, en lugar de hacerlo en las del consistorio.

El acuerdo alcanzado por las partes, que debe ser refrendado por un magistrado de la Audiencia a través de la correspondiente sentencia, permitirá previsiblemente a López Belda eludir el ingreso en prisión, pues, según ha afirmado el abogado defensor, ni la Fiscalía ni el ayuntamiento se oponen a la suspensión de la condena.

Noticias relacionadas

next