X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el cambio peso-dólar perjudica al calzado y el mármol

El 'efecto Trump' amenaza el crecimiento del 8% de las exportaciones alicantinas a México

1/12/2016 - 

ALICANTE. México se ha convertido en un mercado emergente para las exportaciones de la provincia de Alicante fuera de la Unión Europea (UE). Mientras en algunos mercados tradicionales como Francia las ventas han comenzado a caer este verano, la tendencia con el país mexicano era claramente al alza en los últimos años. La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca en enero, sin embargo, podría romper dicha tendencia.

El peso mexicano ya se ha resentido en los últimos dos años por la caída del precio del petróleo y la debilidad de las finanzas públicas mexicanas, hasta perder una tercera parte de su valor respecto al dólar americano desde 2014. Pero la elección del nuevo presidente de Estados Unidos y su política exterior amenazan con devaluar aún más la moneda mexicana. E, indirectamente, encarecer el precio de las compras a la provincia de Alicante.

Según los datos facilitados por la Cámara de Comercio de Alicante, las exportaciones desde la provincia hacia el vecino del sur de Estados Unidos crecieron el pasado año un 8,13%, con dos grandes protagonistas: el calzado fabricado en Elche y Elda, que es el principal producto que la provincia exporta al otro lado del Atlántico, y el mármol del Vinalopó. Dos de los principales sectores industriales de la provincia que lideran también el ranking de exportaciones al país azteca. Con el calzado a mucha distancia: más de 26 millones de euros en 2015.

En los ocho primeros meses del año, antes de las elecciones norteamericanas del 8 de noviembre, la tendencia de las exportaciones se mantenía al alza, aunque con un crecimiento menor. Aproximadamente, del 1,7% en el caso del calzado, según la Cámara de Comercio. La Federación de Industrias del Calzado Español (FICE) cifra en 26,1 millones de euros el volumen de las exportaciones a México en este periodo. El país azteca es el decimocuarto comprador extranjero de calzado, muy cerca de Irlanda y Japón (aunque el volumen de ventas a estos dos países se ha reducido en los dos últimos años, al revés que en el caso mexicano) y a mucha distancia del siguiente, Rusia, según los datos de FICE.

En cuanto al mármol, la demanda mexicana de piedra manufacturada en la provincia de Alicante despegó en 2013, cuando las ventas se dispararon un 35% hasta los 9,5 millones de euros, y se ha mantenido más o menos estable en los últimos años, con una ligera tendencia al alza. Según la Cámara, en 2015 se vendieron 10 millones de euros de piedra al país azteca.

Esta tendencia positiva podría verse truncada por una fuerte caída del peso mexicano, que los analistas vaticinan que puede producirse si las medidas anunciadas por el Donald Trump candidato con respecto al proteccionismo comercial y los inmigrantes mexicanos se ven cumplidas por el Trump presidente cuando tome posesión del cargo en enero. El director general de Gesem Asesoramiento Financiero AV, Sergio Serrano, señala que "la fuerte caída del peso tras la victoria de Trump va a suponer un importante golpe a las exportaciones del sector, ya que México se había convertido en los últimos años uno de los principales mercados del calzado alicantino".

Mientras, el propio sector del calzado ha comenzado a mirar, precisamente, a Estados Unidos. La caída de las ventas a Francia, donde el calzado alicantino ha sido reemplazado por el fabricado en Italia, ha llevado a los empresarios ilicitanos a mirar hacia el país norteamericano, que es el principal comprador fuera de la Unión Europea (el quinto cliente, con compras por valor de 115 millones de euros de enero a julio de 2016, según FICE).  El director de Marketing de FICE, Imanol Martínez, destaca las tasas de crecimiento del 23% en valor y del 17,4% en volumen durante el año 2015, por lo que puede convertirse en una gran oportunidad para compensar la caída de ventas en la Unión Europea y México.

Noticias relacionadas

next