X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

irá más allá del sector del calzado

El edificio de Correos de Elche será centro de diseño integral y se espera que se presupueste en 2019

15/07/2018 - 

ELCHE. Hace unas semanas lo avanzaba el presidente de la Comunitat Valenciana Ximo Puig, desde la administración autonómica se haría una inversión de ocho millones de euros para recuperar el antiguo edificio de Correos —por el que estaba negociando el Ayuntamiento para destinar a oficinas, aunque a la espera de financiación—, para convertirlo en un Centro de Diseño y Moda del Calzado, algo que ya estaba en mente en el Plan Estratégico del año 2000. Así pues, será un proyecto que previsiblemente se presupueste el año que viene y que en cualquier caso, no estará limitado únicamente al calzado, será algo integral sobre diseño.

Un centro referente partiendo de la trayectoria industrial ilicitana

El principal objetivo de este centro es colocar a nivel nacional e internacional a la ciudad, algo que se recoge en el apartado del calzado del Plan Estratégico de la ciudad. Para ello, se pretende levantar sobre el abandonado inmueble de Correos un edificio que sea referente en diseño, a la par con otros centros europeos similares como lo hay en Milán, por ejemplo. Será un Centro de Diseño y Moda del Calzado, pero también del sector de los componentes y marroquinería, un sector que siempre ha ido de la mano con la gran industria ilicitana. Además, podría trazar sinergias con el IES Sixto Marco en el caso de que consiga ser nombrado Centro de Referencia Nacional del Calzado. Asimismo, el alcalde Carlos González, ya ha propuesto que este proyecto se vincule con la Cátedra del Calzado San Crispín, de la Universidad Miguel Hernández (UMH). 

Se trata por tanto de un proyecto importante —como demuestra el hecho de que la inversión que se hará es de ocho millones—, tanto para el futuro inmueble como para modernizar y renovar el Passeig de la Juventut. Presumiblemente, y teniendo en cuenta que el año que viene hay elecciones locales y autonómicas y no es una cuestión menor, entrará en los presupuestos autonómicos del año que viene. Primero hay que adquirir el inmueble y después sacar la licitación para el proyecto, por lo que dada su importancia, tardaría en llegar su adjudicación. Por la envergadura del procedimiento y viendo cómo van las licitaciones de este tipo, quizá la adjudicación iría al menos a 2020. En cualquier caso, esta será la primera inversión de calado de esos 43 millones de deuda histórica que tiene la Generalitat con el Ayuntamiento por la expropiación de los terrenos de la Universidad Miguel Hernández (UMH).

Aprovechar el potencial de diseño para otros sectores

Por otra parte, aunque aún no hay un anteproyecto firme sobre el centro y todavía se están barajando los ejes en torno a los cuales girará, uno de ellos es seguro, y es que tendrá que entender la creatividad en un sentido estratégico, que sea algo permeable a otros sectores como la industria creativa o la cultural, por ejemplo. Por lo tanto, el diseño será uno de los departamentos, importante, pero habrá otros, como por ejemplo laboratorios de tendencia. Será, en definitiva, un proyecto que siga el patrón de Europe Creative, el programa marco de la Comisión Europea para apoyar los sectores culturales y audiovisuales. Por lo tanto, se puede aprovechar el desarrollo creativo y de diseño que existe en el calzado para otros sectores también; que funcione como un punto de encuentro intersectorial del que nazcan proyectos de todo tipo.

En referencia al edificio y al proyecto, teniendo en cuenta a dónde se dirige la ciudad por el Plan Estratégico o Capital Verde Europea 2030, los cuatro términos clave que sobrevuelan ambas cosas son digital, verde, creativo y ecoinnovador. Aún queda por ver toda una retahíla de cuestiones, como la sostenibilidad o eficiencia del inmueble, qué relación tendrá este y la propia calle con la ladera del río sobre la que se levanta, cómo estará dirigido, si al estilo de una fundación o patronato, o cuántas plantas tendrá este inmueble, con sus 2.600 m² de uso dotacional. Son temas que habrá que abordar con la sociedad y los agentes implicados: patronales, empresariado, sindicatos o partidos políticos, entre otros. Hay expectativas por lo que podría suponer en cuanto a formación cualificada y tecnificada para trabajadores, también para empresariado, fomento de trabajo de alto valor añadido que a su vez sirva para luchar contra la economía sumergida, afección a otros sectores, relación con los dos polígonos y el Campus Tecnológico… De momento, las ideas principales son claras: diseño entendido integralmente y posicionamiento nacional e internacional.


Noticias relacionadas

next