X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Dakar regresa a su esencia con Barreda o Sainz entre un sinfín de favoritos

6/01/2018 - 

BARCELONA (Reuters). El Rally Dakar 2018 arranca este sábado y hasta el 20 de enero dispuesto a celebrar su 40 aniversario con un recorrido más 'dakariano' y fiel a sus orígenes que nunca desde que se celebra en Sudamérica gracias a la vuelta de las dunas de Perú, uno de los países sede junto a Bolivia y Argentina, y con un sinfín de candidatos, como Joan Barreda o Carlos Sainz, en las distintas categorías.

La mano del cinco veces ganador de la prueba en motos, Marc Coma, en la dirección deportiva del rally más duro del calendario ya se nota y los participantes --142 motos, 92 coches, 11 'SxS', 49 quads y 44 camiones-- afrontan el sinuoso camino que desde Lima (Perú) les llevará a Córdoba (Argentina) en 14 etapas y con cerca de 9.000 kilómetros (más de 4.500 km de especiales) rodados.

Tras su ausencia desde 2013, Perú regresa con fuerza al Rally Dakar con sus dunas protagonistas de cinco etapas y su paisaje más africano, llevando a los aventureros a un arduo inicio de carrera. En Bolivia, de nuevo, la altura y las condiciones climatológicas pondrán a prueba la resistencia y astucia de los pilotos siendo de nuevo La Paz el lugar de único reposo, y Argentina no será un mero final, sino el juez decisorio.

Según Coma, la etapa de Super Fiambalá entre Belén y Chilecito, que será la segunda de las etapas maratón (sin asistencia) de la carrera, se puede convertir en el reto más duro de todo el Dakar en sus 280 kilómetros cronometrados si el calor habitual hace acto de presencia. Así, la arena y la navegación, la altura y la resistencia y la velocidad y fortaleza final marcarán el porvenir de la prueba.

En la categoría de coches hay una marca que es protagonista absoluta de esta previa. Tras su retorno en 2015, Peugeot no ha hecho más que acumular éxitos y en este 2018 volverá a decir adiós con un equipo de ensueño capitaneado por 'Monsieur Dakar' Stéphane Peterhansel, ganador en 13 ocasiones de la carrera y que buscará un triunfo final para brindar el mejor adiós a la marca del león.

Pero Peugeot también dará un competitivo 3008 Maxi además de al vigente ganador a sus compañeros Sébastien Loeb, segundo el año pasado, o a Cyril Despres, tercero en 2017 y cada vez más habituado al coche tras ganar el Dakar cinco veces en motos. Y completa el equipazo el español Carlos Sainz, que quiere dejar atrás sus abandonos y volver a la elite tras su vanagloriado pasado en el mundial de rallys.

Los grandes rivales de los Peugeot serán los Toyota Hilux, liderados por el catarí Nasser Al-Attiyah, dos veces campeón y que ha ganado siete de las ocho pruebas en que ha participado este año. Motivado tras su retirada el año pasado en la tercera etapa cuando lideraba la prueba, llega fuerte y acompañado por Giniel de Villiers, ganador en 2009.

En cuanto a los Mini será el español Joan 'Nani' Roma, ganador en 2004 en motos y 2014 en coches, quien intente meterse en ese binomio y luchar por estar en cabeza, un objetivo más ambicioso que el de Isidre Esteve, que vuelve dispuesto a lograr un 'Top 20' de la mano de Repsol y con un coche competitivo. Mientras, la española Cristina Gutiérrez afronta su segundo Dakar tras acabarlo en su debut el año pasado y con un vehículo mejorado dispuesta a ganar la clase T1-S.

En este Dakar habrá caras conocidas como la del entrenador de fútbol portugués André Villas-Boas, que cambiará de deporte y afrontará el reto al volante de un Toyota Hilux y con su compatriota Rubén Faria, segundo en el Dakar 2013 en motos, como copiloto. A nivel nacional, el alpinista Jesús Calleja mediatizará la prueba al competir en coches con un prototipo pensando para disfrutar compitiendo y grabar un programa de televisión.

La categoría de motos está mucho más abierta aún que la de los coches, con las KTM dispuestas a defender su corona ante el empuje de unas Honda cada vez más fuertes. El vigente campeón es el británico Sam Sunderland, que liderará al equipo austríaco del que también forman parte el antiguo ganador Toby Price, ya recuperado de la lesión sufrida en el último Dakar, o Matthias Walkner, segundo el año pasado.

Pero en KTM tienen otra baza, la española Laia Sanz, que en su octavo Rally Dakar aspira al 'Top 10' cuanto menos y confía en su experiencia pasada. La de Corbera finalizó novena en 2015 y ha terminado siempre, dando muestras de su fiabilidad y resistencia. En plena lucha ya con los hombres y con el respeto de todos intentará mejorar esa novena posición.

Todas las KTM tendrán como grandes rivales a las motos del Monster Energy Honda Team. El español Joan Barreda quiere quitarse la 'espina' de no poder ganar un Rally Dakar pese a contar con 19 triunfos de etapa en su haber, y siendo considerado el piloto más rápido. Su mejora en la navegación y la mayor fiabilidad de su Honda CRF 450 Rally le señalaban como auténtico candidato.

Barreda liderará de nuevo un equipo con mucha experiencia a sus espaldas y ambicioso con Paulo Gonçalves, Kevin Benavides, Michael Metge y Ricky Brabec siendo capaces de estar entre los mejores. Pero será el español, ganador antes de llegar a este Dakar de la Baja Aragón, quien aspire a ganar.

Yamaha estará en la cita con el cuarto clasificado del año pasado, Adrien van Beveren, y el mejor 'rookie' de la última edición, un Franco Caimi que fue octavo. También Husqvarna intentará dar todo a Pablo Quintanilla, y habrá que estar atentos al español Gerard Farrés, que correrá su último Rally Dakar habiendo sido tercero el año pasado con su KTM del equipo Himoinsa.

Noticias relacionadas

next