X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

las formaciones miran a los comicios de 2019

El ambiente electoral empieza a impregnar Elche: el PP prepara precampaña, el PSPV, sin candidato oficial

25/05/2018 - 

ELCHE. Queda un año para los comicios locales y autonómicos, pero los dos principales partidos locales, PSPV y Partido Popular, empiezan su cuenta atrás. Sobre todo en el seno de los populares, donde el presidente del partido, Pablo Ruz, hizo público en la jornada del jueves el lema de la campaña, ‘Ilusión por Elche’, en el que empezarán a trabajar en una convención local el próximo 16 de junio por la mañana. Por parte de los socialistas, quisieron mostrar imagen de unidad el secretario general, Alejandro Soler, y el alcalde, Carlos González, para hacer balance de los tres años de su llegada a la alcaldía. Aunque siguen sin candidato.

Rehuyendo programas electorales infinitos de difícil ejecución

Por lo tanto, a falta de doce meses para las elecciones de 2019, el PP ya lleva ventaja a los socialistas. Mientras que la próxima semana el alcalde Carlos González rendirá cuentas por la gestión, habrá reunión entre grupo municipal y Ejecutiva, será el día 3 de junio cuando empiecen a sacar al partido a la calle para hacer un barrido por los barrios de la ciudad, empezando por la Plaza de Barcelona del barrio de Carrús, de tradición socialista. Sin embargo, el Partido Popular lleva varios meses haciendo ese recorrido por los diferentes barrios de la ciudad, o al menos, el sector de Ruz, que es al fin y al cabo quien se presentará a los comicios.

No sólo eso, sino que el sábado 16 de junio por la mañana, en el Bailongo, su partido ha organizado una convención a nivel local para empezar a trabajar sobre propuestas programáticas, para lo cual reunirán a afiliados, simpatizantes, empresariado y aquél que quiera participar. Un primer paso importante del que obviamente aún no son públicos nombres ni propuestas, pero bajo la campaña ‘Ilusión por Elche’, Ruz ya avisa de que no van a lanzar una interminable lista de propuestas, algo aprendido con la experiencia, visto después de hileras de puntos sin cumplir, por lo que prefiere centrarse en menos propuestas que sean asumibles y se puedan realizar en una legislatura.

Llamada a la responsabilidad

Ruz explica que salen a ganar y que “es momento de poner al Ayuntamiento al servicio de todos los ilicitanos”, al considerar que su partido está preparado para gobernar de nuevo. Para ello, y como se ve en la imagen de la campaña —con los elementos más definitorios de la ciudad—, quiere huir de personalismos. De hecho apela colectivamente a la organización, “vamos a trabajar para conseguirlo”, un mensaje teledirigido al sector alonsista, que en las últimas semanas le ha comido terreno a nivel mediático, abanderando las negociaciones por la Corredora e incluso con la propuesta de una moción de censura, lanzada como globo sonda —aparentemente— por Vicente Granero, que fue la más corta que se recuerda. Pronto apagaron el fuego desde la organización provincial, la cual, junto a la regional, ya ha avalado a Pablo Ruz como alcaldable. Es el primer candidato de su partido en la provincia.

En cualquier caso, indica que el partido “está más unido que nunca”, aunque seguirá buscando “espacios de confluencia”, precisamente porque esa unidad sigue sin ser efectiva, como han demostrado los últimos movimientos internos, con quien fuera su máxima valedora, Mercedes Alonso, dispuesta a morir matando, consciente tanto ella como sus aliados, de que no seguirán el próximo año.

Un PSPV con bicefalia que tendrá que fortalecerse

Al otro lado, mientras que el PP acelera con su precampaña, Alejandro Soler y Carlos González, secretario general socialista y alcalde, aprovechan el tercer aniversario de su gobierno para anunciar que ahora vuelven a la calle, una de las premisas bajo las que venía el sanchista Soler, ante el “hartazgo” de las bases del partido, que han ido disminuyendo estos años. Parten con esa desventaja, también lastrada por el proceso de primarias, y aún siguen sin un candidato oficial, que será elegido a finales de verano. El nuevo timón aún está muy reciente como para ponerse a abrir un melón que es mejor dejar hasta que el proyecto nuevo esté más asentado. Con una puesta en escena austera, mostrando integrantes de una y otra candidatura, han querido dar una imagen de unidad porque saben que en este año que resta de legislatura se juegan mucho. Necesitan un legado que dejar, y su gran obra para la legislatura, la Corredora, se encuentra en proceso de debate, mientras que el sempiterno Mercado Central sigue siendo una losa sin resolverse, aunque confían en que pueda decidirse antes de verano, según explica Soler. Por su parte, González habla de que “en Elche ahora se vive mejor que con el PP”, y pone en valor el rescate del diálogo, la transparencia y la política social; todo conceptos abstractos e intangibles que no tienen una traslación directa a lo material, salvo la política social.

Por eso, ahora aún con margen, han replanteado el proyecto de la Corredora, no pueden prescindir de este, ya que sí se trataría de un cambio notorio en el casco histórico de la ciudad, una obra que podría servir de legado ante la sensación generalizada de que poco ha cambiado, salvo en esos detalles del día a día o intangibles. Con ese golpe de efecto, podrían poner de su parte a los comerciantes y vecinos del centro, si hay margen suficiente para ver sus efectos. “Unidad de acción”, aseguran sendos, mientras siguen poniendo en valor la reducción de la deuda por habitante (de 592 a menos de 250 euros), la congelación de impuestos, la esperada ampliación del Parque Empresarial, el proyecto del Campus Tecnológico, los fondos Edusi o diversas intervenciones medioambientales.

Una gestión que deberán saber poner en valor recorriendo unos barrios que ahora Ruz lleva meses esperando. El otrora delfín de Alonso tendrá que esperar a ver quién es su rival, si Carlos González, al que muchos achacan su falta de decisión y proactividad en los asuntos importantes y polémicos de la ciudad; o Alejandro Soler, el primer alcalde socialista que perdió las elecciones ante el PP en un bastión del partido como había sido históricamente Elche. Habrá que esperar a final del verano. O antes.


Noticias relacionadas

next