X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de septiembre y se habla de ALFONSO MARTÍNEZ CEARRA ELCHE alicante perfecto palacio CEV documental

la facturación sin qatar se incrementa un 4,13% hasta 126 millones

Ecisa refuerza sus fondos propios un 23% pese a pérdidas de 15 millones por un conflicto en Chile

9/09/2018 - 

ALICANTE. No se puede decir que el 2017 fuese un año positivo para la constructora alicantina Ecisa, la mayor compañía de su sector y una de las principales empresas de la provincia. Según queda de manifiesto en las cuentas consolidadas de la corporación, depositadas en el Registro Mercantil, la salida del capital de Harinsa Contracting Company Qatar, su antigua filial en el emirato y ahora empresa asociada (al perder la mayoría), hizo descender su facturación de los casi 219 millones del pasado año a 'solo' 126 millones. Y un conflicto con el Gobierno de Chile a cuenta de un megaproyecto en el país andino dejó unas pérdidas consolidadas de 15 millones al cierre del ejercicio.

No obstante, en el lado positivo, Ecisa puede esgrimir el respaldo y la confianza de sus socios, los inversores cataríes vinculados a la familia real del emirato, que han incrementado su posición en el accionariado, tal como publicó este diario el pasado febrero, y han inyectado importantes recursos en el balance de la empresa para garantizar su sostenibilidad. Según el balance de 2017, los fondos propios de la corporación Ecisa se elevan a 13,6 millones de euros, o lo que es lo mismo, un 23% más que el año anterior.

En palabras del presidente de Ecisa, Manuel Peláez, a preguntas de este diario, "la apuesta de los socios por el presente y el futuro de la compañía, coincidiendo con su 50 aniversario, es absoluta. A pesar de que los incumplimientos del anterior gobierno chileno en el proyecto del GAM han afectado considerablemente a la cuenta de resultados del año, los socios han incrementado los fondos propios un 23%, alcanzando una cifra global actual de 13,6 millones de euros, con el objetivo de reforzar el desarrollo de la compañía a futuro".

Peláez se refiere a un conflicto con el Gobierno de Chile que también queda reflejado en las cuentas, y que es en buena parte responsable del mal resultado al cierre del año. El GAM (el centro cultural Gabriela Mistral) era un megaproyecto de más de 40 millones de euros en Santiago de Chile que se adjudicó la filial en el país de Ecisa. La compañía reclama más de 12 millones de sobrecostes al Ejecutivo, pero tras el cambio de Gobierno en el país, el nuevo ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, anunció el pasado junio en el diario El Mercurio que iba a liquidar el contrato. Las obras están paradas y Ecisa, según explican desde la compañía, ha tenido que provisionar la reclamación, lo que justifica las elevadas pérdidas del ejercicio.

Exterior de la sede central de Ecisa en Alicante, en la playa de San Juan

Al margen de los problemas en Chile, la facturación de la firma de la familia Peláez ha disminuido considerablemente respecto al pasado ejercicio. La explicación es que, tal como avanzó este diario en su momento, la firma alicantina ya no tiene la participación mayoritaria en Harinsa, y por tanto no consolida en las cuentas del grupo el volumen de negocio en Qatar, que en su día llegó a ser la mitad del total. No obstante, la lectura del actual volumen de negocio, Qatar al margen, sí arroja datos positivos: el grupo de Ecisa facturó un total de 126 millones de euros en 2017, lo que significa un 4,16% más que el ejercicio anterior si no se computan los ingresos de Harinsa en 2016.

Desde la compañía, de hecho, destacan que la evolución de la facturación en los últimos cinco ejercicios refleja que el comportamiento de la empresa sin el cómputo de Qatar es superior al del año 2013. Es decir, la cifra de negocio actual está por encima de la de 2013, un momento en el que Qatar ya tenía un gran peso en la cifra de ventas. Esto se debe a que Ecisa ha crecido en los últimos ejercicios en España y Argelia, sobre todo, pero también en otros países europeos. Así, la facturación actual supera los 111,9 millones de 2013 y casi iguala los 133 millones que ingresó el grupo un año después.

A futuro, tras abandonar Chile y sin consolidar Qatar (dos mercados en los que la constructora de los Peláez entró para capear la crisis del sector en España), el plan de negocio de la compañía contempla un crecimiento en 2022 hasta alcanzar la cifra de ventas en 183 millones de euros y una previsión de Ebitda de 7,8 millones de euros.

Como ha venido contando este diario, la familia Peláez alcanzó un acuerdo el pasado año con sus socios de la familia Al Thani, en virtud del cual los cataríes llegarán a convertirse en el accionista mayoritario de la empresa constructora (la 'joya de la corona' del grupo). En estos momentos, Ecisa Corporación es propietaria el 51% del capital de Ecisa Compañía General de Construcciones, y Al-Alfia lo es del 49% restante. Existe un acuerdo pendiente de ejecutar entre los socios por el cual Al-Alfia pasará a controlar el 76% del capital en el futuro.

Noticias relacionadas

next