X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

remodelación de competencias tras la ruptura del tripartito

Echávarri reasigna las concejalías de Compromís y refuerza a Giménez como edil de Contratación 

13/11/2017 - 

ALICANTE (EP/ EFE / AP). Sí habrá sustitutos en las delegaciones gestionadas por Compromís hasta la semana pasada. El alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha acordado finalmente este lunes la cuarta remodelación de competencias del mandato en el equipo de Gobierno todavía constituido por un bipartito compuesto por PSOE y Guanyar tras el abandono de Compromís, el pasado miércoles. Esa remodelación se ciñe a las delegaciones desempeñadas por los tres concejales nacionalistas, "con la intención de que los servicios que prestan los distintos departamentos, continúen funcionando con plena normalidad y poder así atender la demanda de la ciudadanía de Alicante", según han informado fuentes municipales a través de un comunicado.

Lo cierto es que en la comparecencia ofrecida por el primer edil el miércoles, prácticamente de modo simultáneo al registro de la renuncia de los tres ediles de Compromís, se había anunciado que las áreas municipales que desempeñaban esos tres regidores recaerían en la Junta de Gobierno de manera colegiada. Con todo, fuentes municipales ya apuntaron a Alicante Plaza el jueves que lo lógico es que se acabase designando a un concejal delegado para que, entre otras cuestiones, existiese un cargo político que ejerciese la capacidad de firma.    

Con la reordenación, las concejalías de Contratación y Coordinación de proyectos, hasta ahora encabezadas por Natxo Bellido, pasan a ser responsabilidad de Carlos Giménez, quién también asume la Agencia de Desarrollo Local, hasta el miércoles en manos de Sonia Tirado. Giménez añade estos tres departamentos a la concejalía de Recursos Humanos Organización y Calidad que ya dirige. Se da la circunstancia de que, junto al propio Echávarri, Giménez ha sido citado a declarar en calidad de investigado por un presunto delito de prevaricación en relación al despido supuestamente irregular de una trabajadora interina, familiar del portavoz del PP, Luis Barcala.  

Otro de los cambios anunciados afecta a las concejalías de Educación e Igualdad, responsabilidad de Mª José Espuch y que pasan a estar encabezadas por Sofía Morales, ya al frente de Economía, Hacienda y Patrimonio.

Por último, la nueva distribución de concejalías incluye a la de Memoria Histórica y Sanidad, hasta ahora bajo la dirección de Mª José Espuch y Sonia Tirado, que llevarán a partir de ahora Fernando Marcos, actual concejal de Movilidad, Accesibilidad y Seguridad y Gloria Vara, responsable de Infraestructuras, Mantenimiento, Inmigración, Comercio y Hostelería, respectivamente.

En esta línea, como había anticipado el primer edil, desaparece la concejalía de Presidencia, hasta ahora controlada por Natxo Bellido quien será relevado como portavoz del equipo de Gobierno por la concejala de Deportes, Turismo y Playas, Eva Montesinos.

"La nueva composición de las concejalías abandonadas por los ediles de Compromís, garantiza la continuidad de los servicios habituales de las mismas", según apunta el mismo comunicado. La remodelación se suma a las acordadas tras la expulsión de la exedil de Guanyar, Nerea Belmonte, por conceder contratos menores a afines; la cesión de la concejalía de Comercio que desempeñaba el propio Echávarri a Gloria Vara y la reordenación interna entre las concejalías de Guanyar por la que Miguel Ángel Pavón suplió a Víctor Domínguez como edil de Limpieza.

El mandato de las urnas y el respaldo a Echávarri

En una comparecencia pública tras el motivo de silencio guardado por el nuevo crimen relacionado con la violencia de género (antes de que trascendiese la remodelación de competencias), Echávarri ha asegurado -en referencia a la situación del equipo de Gobierno y la inminente marcha de sus socios de Guanyar- que afronta esta semana "con la fortaleza del mandato de las urnas para que hubiera un gobierno de izquierdas".

Así, ha alegado que el PSPV es quien "sigue" en el gobierno de Alicante y que buscará hacer "políticas de izquierdas" para "intentar seguir mejorando la vida de la gente"; que, según ha subrayado, es "lo que hemos hecho hasta ahora".

Por su parte, la portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Alicante, Eva Montesinos, ha afirmado, también tras el desarrollo de ese acto público, que, "de momento", no contemplan "la opción" de que el alcalde, Gabriel Echávarri, del PSPV, dimita, por lo que "no hay otro escenario posible", como pudiera ser que ella terminase en la Alcaldía. "De momento no contemplamos la opción de que Gabriel Echávarri dimita; así que no hay otro escenario posible", ha remarcado.

El vicealcalde y portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, ha afirmado, por su parte, que la ciudad ya tuvo "bastante con el calvario" de la ex alcaldesa Sonia Castedo (PP) para que el actual alcalde, Gabriel Echávarri, del PSPV-PSOE, quiera "sumar el suyo propio de forma totalmente innecesaria". En su opinión, Echávarri dimitiría "si apreciara un poco a esta ciudad" aunque ha recalcado que, "en definitiva, esto depende del PSOE" ya que Echávarri "no tiene ninguna intención de dimitir". "Creemos que su propio partido debería recapacitar y reaccionar; al final va a dimitir", ha apreciado.

Tanto él como los otros cuatro concejales de Guanyar se marcharán del equipo de gobierno este próximo miércoles si antes no dimite el alcalde, tal y como acordó la asamblea del partido hace unas semanas. Esta misma Guanyar mantendrá un encuentro con colectivos, entidades y ciudadanos para explicar cuáles son las razones que justifican su marcha del gobierno municipal.

Igualmente, ha anunciado que los concejales de Guanyar participarán en la junta de gobierno local de mañana martes, previsiblemente la última como ediles con facultad de decisión. "Ahora mismo el PSOE tiene delante la oportunidad de que no nos vayamos y que la ciudad de Alicante siga siendo gobernable. A partir de que nos vayamos va a ser muy difícil dirigir esta ciudad con seis concejales, con ese mini o micro gobierno que pretende establecer", ha remarcado.

El jefe de gabinete de Alcaldía y portavoz de la ejecutiva local del PSOE, Lalo Díez, ha replicado, después, a Pavón para asegurar que "el único calvario que ha sufrido la ciudad de Alicante es la nefasta gestión de la gente de Guanyar en las áreas de Urbanismo o Limpieza". Díez ha criticado que los concejales de la formación de izquierdas "llevan un mes marchándose" y les ha instado a no preocuparse porque "el día 15 está a la vuelta de la esquina" -según acordó la asamblea de Guanyar el próximo miércoles abandonarán el gobierno municipal si no dimite Echávarri-. "En 48 horas estarán fuera del ayuntamiento y, a partir de entonces, que nos dejen trabajar; y en 2019 los ciudadanos dirán si el calvario de Alicante era una cosa, u otra", ha zanjado.

Las valoraciones de la oposición

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Alicante, Luis Barcala, también ha terciado este lunes sobre la crisis del equipo de Gobierno para señalar que la salida "huyendo" de Guanyar es la confirmación del "fracaso estrepitoso" del tripartito y ha anunciado que tomarán medidas para que la gobernabilidad no quede "en entredicho". Barcala ha dicho que esas medidas se anunciarán "en los próximos días", aunque ya ha advertido: "Utilizaremos todas las medidas que podemos disponer, y son muchas más de las que puedan imaginar, para garantizar la gobernabilidad y los asuntos que interesan se atiendan y no permitir que esa imagen desastrosa de la ciudad que se deteriora día a día continúe".

Para el PP, "el acta de defunción del tripartito va a generar un desconcierto aún mayor, el alcalde no pone nada de su parte sino todo lo contrario con un desgobierno solo con seis". A su juicio, el tripartito "no ha pegado un palo al agua" en dos años y medio y se han dedicado a "destrozar cualquier posibilidad de gobernabilidad de la ciudad y ahora vienen los madremías".

El portavoz adjunto de Ciudadanos (Cs), Antonio Manresa, ha apuntado también que los "vaivenes" del equipo de Gobierno "no vienen nada bien para el Ayuntamiento" y ha afirmado que "sigue estando presente" la "época de descrédito con Sonia Castedo para la imagen de Alicante".

Además, ha tildado de "no muy democrático" que Urbanismo haya procedido a cerrar temporalmente la descarga de graneles en el Puerto por afectar a 2.000 familias, pese a que las empresas deberían "haber hecho las licencias".

"Estamos en una situación muy complicada", ha seguido Manresa que ha dicho que 30.000 votos "tienen secuestrados 108.000 votantes". Y ha criticado que el edil de Urbamismo, Miguel Ángel Pavón, esté actuando "cuando se está formalmente en el Gobierno pero tu pensamiento es más de oposición".

Noticias relacionadas

next