X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

acuerdos en la reunión de coordinación con la ute concesionaria

Echávarri lanza la auditoría de la limpieza y amplía ahora los inspectores para controlar el servicio     

12/12/2017 - 

ALICANTE. El alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, y el concejal de Limpieza y Recogida de Residuos Urbanos, Fernando Marcos, han abordado este martes con el gerente de la UTE concesionaria de la limpieza urbana, Alberto Gonzalo, la puesta en marcha de la auditoría sobre la calidad y eficacia de la prestación del servicio para que se encargue antes de finalizar el año. Además, han concertado la cobertura de tres plazas de nuevos inspectores municipales para reforzar las inspecciones durante las tardes. Y, por último, han acordado llevar a cabo un análisis conjunto de la limpieza del barrio de Carolinas y El Pla para proponer mejoras. 

Según han informado fuentes municipales a través de un comunicado, la UTE concesionaria (formada por FCC, Ferrovial, Inusa y Cívica, de Enrique Ortiz) ha confirmado que el coste de la auditoría correría a cargo del contrato con un presupuesto de 50.000 euros y se ha comprometido a realizar una propuesta de las empresas especializadas que podrían llevarla a cabo para abordarla con los grupos de la oposición y encargarla cuanto antes con el objetivo de comprobar si se está cumpliendo el contrato e identificar posibles problemas "para poderles dar una solución". 

Se trataría de la auditoría anunciada por el exconcejal responsable del área, Víctor Domínguez (Guanyar), que llegó a concertar con los grupos de la oposición y representantes vecinales en un grupo de trabajo creado en torno a la mesa de limpieza, pero que finalmente no llegó a contratarse, después de que se produjese su sustitución en el cargo por el portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón. El argumento que, según viene sosteniendo el propio Pavón, habría justificado la decisión de paralizar esa auditoría es que el contrato sólo permite auditar los flujos económicos de la prestación del servicio. Es decir, los aspectos relacionados con sus costes, no con la eficacia ni con la calidad de su prestación.      

Sea como fuere, la Concejalía de Limpieza también ha detallado que, ante la necesidad de reforzar la limpieza en las zonas del centro y de ocio durante los fines de semana planteada por el Ayuntamiento, la UTE concesionaria se ha comprometido a proponer cambios de los turnos de los servicios que se desempeñan en horario de mañana para que se realicen por la tarde en los lugares en los que se concentran los locales de ocio y el fenómeno conocido como el tardeo. 

El edil de Limpieza ha señalado que una de las propuestas que también se ha tratado este martes, en la reunión de coordinación semanal, es la necesidad de analizar cómo se está limpiando la ciudad y la dinámica de trabajo que se crea diariamente. En esta línea, se ha propuesto hacerlo en el barrio de Carolinas y El Pla durante unas semanas, "visitarlo en diferentes horarios junto con técnicos municipales y de la empresa para promover nuevas mejoras y abordar las cuestiones donde estemos fallando".

En este sentido, el edil ha convocado también una reunión con los ocho inspectores municipales y ha manifestado su intención de cubrir tres plazas y reforzar así la plantilla de inspectores. Se trata, precisamente, de una de las demandas formuladas por los dos exconcejales de Limpieza de Guanyar, Domínguez y Pavón, precisamente para mejorar el control del servicio.  

Por último, sobre la nueva inversión en maquinaria -uno de los puntos recogidos en el propio contrato- se ha solicitado a la concesionaria información para abordarla en la próxima reunión y que "se pueda comprar en el marco del contrato lo antes posible para reforzar la limpieza viaria", según el comunicado.

Noticias relacionadas

next