X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ejecución del auto que ordena su reposición 

Echávarri decreta la restitución de las calles franquistas: "No toleraré un escándalo judicial"

7/03/2017 - 

ALICANTE. El proceso para restituir las calles franquistas retiradas de la vía pública está oficialmente en marcha pese a la oposición del grupo municipal de Guanyar. El alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, ha confirmado su intención de firmar en la mañana de este martes el decreto por el que se ordena a los responsables de la Concejalía de Estadística la reposición de los rótulos en cumplimiento del auto judicial que, además de suspender el cambio de denominaciones, obliga a recolocar las placas mientras se dirime el fondo del asunto.

El primer edil ha insistido en que, pese a su interpretación inicial, en realidad ese auto era "de obligado cumplimiento desde el momento en el que se diese traslado" y que él mismo se había equivocado al señalar que existía un plazo límite de dos meses para ejecutarlo. Ha dicho que el siguiente paso que puede esperarse es que la jueza señale un plazo fijo, en respuesta al último requerimiento presentado por el PP.  Pero, sea como fuere, ha insistido en que es un mandato judicial que, aunque no guste, hay que cumplir y que él no está dispuesto a tolerar que Alicante y el Ayuntamiento vuelvan a protagonizar portadas "por tener a un alcalde apercibido judicialmente". "Si decíamos que queríamos cambiar el gobierno para no ocupar portadas por escándalos judiciales, que aperciban al alcalde de Alicante por apercibimiento judicial es un escándalo que no voy a permitir que esta ciudad soporte", ha dicho.

Con el decreto, ha apuntado, a lo largo de esta semana podría iniciarse la tarea de recolocación de los rótulos. "El jefe del departamento de Estadística me apunta que a lo mejor podría comenzarse este jueves", ha señalado. Respecto al informe de los servicios jurídicos municipales en el que, según Guanyar, se apuntan hasta tres escenarios distintos, sin que exista necesariamente la obligación de reponer ya los rótulos retirados, el alcalde ha dicho que es cierto que existen esas tres alternativas, pero que se ha considerado que "la que más garantías jurídicas ofrece" es acordar ya la reposición de los indicativos para evitar cualquier problema. "También existía un informe jurídico en el que se advertía de que no se podía municipalizar servicios y no lo tuvieron en cuenta", ha añadido. "Mientras yo sea alcalde de Alicante no voy a permitir una mancha en su expediente por un apercibimiento judicial, es que es un tema muy grave, es que esto es un Estado de Derecho y hay que hacer caso a los jueces, nos guste o no nos gusten sus decisiones", ha enfatizado.

Eso sí, ha insistido en que "todo esto tiene un culpable que es el señor Barcala que le gusta más que una plaza se llame División Azul que de la Igualdad". "Yo creo que el día que coloquemos esa placa deberíamos invitar a la señora Bonig y al señor Rajoy para que vinieran a ver lo que ha hecho su portavoz en Alicante que es restituir una plaza con un nombre franquista, pero esto es el PP, no hay más", ha apostillado.

Sin unanimidad

La decisión del alcalde sigue sin contar con unanimidad. Lo cierto es que, según habían manifestado antes tanto el portavoz del tripartito, Natxo Bellido (Compromís), como el portavoz adjunto de Guanyar, Víctor Domínguez, los representantes de la agrupación electoral que lidera EU habían manifestado su rechazo a ordenar el cambio de las calles al mantener que no existe una obligación legal para hacerlo de inmediato, ya que el auto no concreta una fecha para ejecutarlo. 

"Existen otras posibilidades legales y no estamos todavía en esa fase de tener que volver a colocar unos rótulos con nombres que la Ley de Memoria Histórica nos obliga a retirar", ha explicado Domínguez. "Cuando se conoció el auto se suspendió el proceso administrativo de sustitución de los nombres y se presentó un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que todavía no se ha pronunciado", ha insistido. "Pensamos que se debe agotar esas vías legales, como sugiere el informe de los servicios jurídicos municipales", ha añadido. En esta línea, apuntó que desde Guanyar "no se va a tomar ningún acuerdo ni se va a ordenar que se restituyan esas placas; si existe un decreto del alcalde, se hará pero porque es él quien asume todas las competencias" y quien, a la postre, las delega a los concejales. Entre ellas, la de Estadística, que es quien plantea las propuestas sobre denominación de vías que, después, deben elevarse a aprobación de la Junta de Gobierno.

El líder de Compromís y portavoz del tripartito ha insistido, por su parte, en que la responsabilidad de esta situación "esperpéntica es del PP y del señor Barcala que va a conseguir que hagamos el ridículo a ojos de toda España poniendo unas calles franquistas y fascistas". "En año y medio no se la ha conocido ninguna propuesta por Alicante, sólo esta de ir a los juzgados que es lo único que saben hacer; ahora no pueden robar porque no gobiernan, ahora se dedican a que se repongan esas placas", ha enfatizado.

Noticias relacionadas

next