X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

PRESENTACIÓN DEla MUESTRA DE ENOTURISMO Y GASTRONOMÍA

Cuatro estrellas Michelin para apadrinar Dolia 2017 en el Auditori de Teulada-Moraira

1/06/2017 - 

TEULADA. Kiko Moya, del restaurante L’Escaleta de Cocentaina, y Alberto Ferruz, del BonAmb de Xàbia, con dos estrellas michelin cada uno, apadrinan el evento Dolia/Essència 2017, la Muestra de Enoturismo y Gastronomía que el Auditori de Teulada-Moraira celebrará el pròximo 2 de septiembre.

Para presentar este evento se ha elegido la sede de la Consejo Regulador Denominación de Origen Protegida Vinos Alicante, en la que el vicepresidente de la Diputación de Alicante y diputado de Turismo, Eduardo Dolón, y Carlos Linares, alcalde de Teulada, han sido acogidos por el presidente del Consejo Regulador, Antonio Miguel Navarro que, en sus palabras de presentación, ha agradecido que "un Ayuntamiento de la Marina Alta se acerque a nuestra sede para presentar una actividad que potencia la gastronomía y el turismo, dando más valor si cabe a un producto tan especialmente arraigado a Teulada como la uva moscatel y sus viñas". 

La Muestra Dolia/Essència tendrá como punto fuerte el contacto entre la alta cocina y el público asistente, en manos de Moya y Ferruz, con el trabajo de fusión entre cocina de montaña y cocina de costa. Como muestra de esta esencia, ambos han aportado una primera síntesis para representar sus ámbitos geográficos respectivos. Kiko Moya ha optado por la pericana, "el plato que define el interior de Alicante y qué sabor tiene, por su sencillez en cuanto a los ingredientes, un plato de alacena que no requiere nada importante técnicamente, ni tan siquiera frío, simplemente productos secos que cobran sentido por el paso de una llama, y que juntos, con el aceite de oliva virgen, forman un plato exquisito, con sabor y personalidad, que habla de lo que somos en el interior de Alicante". 

Por su parte, Alberto Ferruz ha agradecido que "me llamen para representar a una comunidad que no es la mía de origen, pero sí siento como mía, ya tengo una hija aquí, y eso me hace a mí medio de aquí, tengo la responsabilidad de hacer algo que represente los valores de la zona, de sus productos, y de hacerlo muy intensamente".  Para ello ha elaborado un cóctel que intenta ser global desde lo local, con vino fondillón, el vino más antiguo de Alicante (la leyenda dice que el mejor vino del mundo), vermut de Teulada y hierbas de costa que se pueden recolectar en todo el Mediterráneo, como hinojo marino, charlota de mar o verdolaga marina y cítricos valencianos, "para darle el toque alegre que suele tener mi cocina, cuando lo bebes sientes la esencia del Mediterráneo, basándolo todo en lo local, en los pequeños productores, beberlo y teletransportarse a un chiringuito junto al mar".

En este Dolia/Essència 2017 van a intentar ambos acercar al público la "alta restauración, más allá de egos", en palabras de Moya, sintiendo que cada restaurante es "una ventana abierta al mundo", en conclusión de Ferruz.

Por su parte, Paquita Oller, presidenta de la Cooperativa Agrícola Sant Vicent Ferrer de Teulada ha aprovechado el lugar privilegiado para presentar su nuevo caldo, la primera producción de un moscatel seco, elaborado cien por cien con uva moscatel, con toques afrutados y el nombre de Dolia, como reconocimiento a este proyecto de enoturismo y gastronomía que "pone en valor la preservación del territorio, el paisaje de la uva moscatel.  Un vino elaborado dentro de una tradición vitivinícola combinada con las nuevas técnicas de cultivo".  En este paso desde la elaboración de los tradicionales derivados dulces de la uva moscatel, hasta llegar a este nuevo producto seco, "se han seguido ciertas prácticas culturales, como la influencia de la luna en los vinos. Ha sido vendimiado en la luna llena de septiembre, trasegado en la luna llena de febrero de 2017 y filtrado en la luna llena de mayo, cuando el enólogo considera que ya está apto para el embotellado, en total, ocho meses en madera". 750 litros elaborado de manera experimental.

"La uva moscatel de Alejandría sólo vive cuando ve el mar", lema que sirve para promocionar  el territorio, la gastronomía y el paisaje de esta comarca de la Marina Alta, con este Dolia/Essència que resalta los valores de productos de alta calidad agroalimentaria, reflejados en reconocimientos como el de la Indicación Geográfica Protegida, que Carlos Linares ha reivindicado para los cítricos valencianos.

"Para el dos de septiembre queda un mundo", como ha señalado en su intervención el chef Kiko Moya, pero aquí se han sentado las primeras piedras de este Dolia/essència 2017.

Noticias relacionadas

next