X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ocio diferente

Deportes para olvidarse de la gravedad por unos segundos en la costa de Orihuela

1/07/2018 - 

ORIHUELA. Una de las ventajas que tiene el verano, recién estrenado, es la multitud de planes que hay por delante para disfrutar del buen tiempo y las playas. Pasar el día, darse un baño o pasear por uno de los litorales oriolanos galardonados con 11 banderas azules ya es suficiente para pasar un día especial. 

Pero también es tiempo de aprovechar el mar de forma novedosa y de vivir aventuras acuáticas que hagan despegar los pies del suelo y vivir la ausencia de gravedad durante unos segundos, e incluso minutos. En Orihuela Costa es posible y el verano es la época ideal para ponerlo en práctica. 

Una de las opciones para volar sobre el agua es el flyboard o patín volador, que puede practicarse en el entorno de Cabo Roig. Una de las empresas de deportes acuáticos pone a disposición de los usuarios esta experiencia para ponerse en la piel de Marty McFly en Regreso al Futuro a bordo de su hoverboard. Eso sí, en las aguas de la playa de Cabo Roig, y no en el futuro soñado de la película. 

El flyboard es un aparato que aspira agua por un largo tubo y la expulsa a presión por debajo de cada uno de los pies del usuario. La persona que lo usa va enganchada a una pequeña tabla que permite hacer una infinidad de movimientos y hasta sumergirse en el agua y volver a salir como si fuese un pez volador. 

Carmen Martínez trabaja en una empresa de calzado en Elche y se subió a bordo de este patín volador en Orihuela gracias a un team-building que realizó su empresa recientemente.  “Te lo pasas en grande y por unos minutos te sientes en los Juegos Olímpicos”, bromea la ilicitana, que añade, "es genial, además, compartir la experiencia con compañeros de trabajo, porque son actividades muy diferentes que marcan y generan momentos muy divertidos para recordar". 

El patín volador no es la única opción para despegarse del suelo en el mar oriolano. Otra de las firmas de ocio acuático en Orihuela Costa, en la zona de playa Cala del Bosque, ofrece además de barcas a pedales o motos acuáticas, la opción de realizar parasailing, un paracaidismo más estable y sencillo de controlar. El vuelo, controlado por monitores especialistas, permite divisar una panorámica increíble de Orihuela Costa a vista de pájaro. 

El despegue y el aterrizaje se hacen desde una plataforma con un ascenso progresivo y suave, hasta llegar a una altura máxima de 150 metros. Desde las alturas, disfrutando del viento y las vistas, se desciende de forma progresiva hasta volver al punto de inicio en la plataforma. 

Mar Gómez es una de las usuarias de esta experiencia, que disfrutó junto a su marido como un regalo que le hicieron sus amigos el día que se casaron. "Al principio me dio miedo el regalo, la verdad, porque me dan un poco de miedo las alturas y maldije a mis amigos por un momento", recuerda Gómez, "pero mi marido me animó e insistió en que teníamos que vivir la experiencia y, la verdad no me arrepiento, fue estupendo ver desde arriba, en completo silencio, las vistas, lloré de emoción y todo, repetiré seguro el parasailing", concluye la usuaria. 

Y es que merece la pena vivir el mar de forma distintas y divertidas. Otra de las actividades divertidas que practicar en Orihuela Costa, por la zona de La Zenia, es el banana boat, un plátano gigante hinchable sobre el que pueden ir hasta ocho personas a remolque de una lancha, botando y navegando a través de las aguas en una experiencia de lo más divertida que puede englobar a adultos y también a menores desde los diez años. Una versión algo más alocada de esta experiencia es la cama loca, que se desliza a toda maquina por el agua sin dejar de dar vueltas.

Según las empresas de ocio acuático, este tipo de atracciones cada vez tienen más acogida y ya tienen un público seguro, entre visitantes y, sobre todo, fiestas organizadas como despedidas de soltera, los citados team-buildings o fiestas de cumpleaños. El verano acaba de empezar, las opciones son muchas y las oportunidades de despegar los pies del suelo para pasarlo bien en el agua, cada vez mayores y fructíferas en Orihuela Costa. 

Noticias relacionadas

next