X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

negociación sobre su voto a las cuentas DE aLICANTE

C's pone deberes al tripartito para el presupuesto: agilidad en Urbanismo y libertad lingüística 

El partido de Albert Rivera condiciona su abstención a que el Gobierno desbloquee la concesión de licencias para facilitar inversiones y generar actividad económica. Exige respeto a las señas de identidad, sin imposiciones sobre el valenciano

30/11/2016 - 

ALICANTE. No habrá apoyo explícito al tripartito en situación de minoría como el que sí se procuró este lunes al equipo de Gobierno de Elche. Ciudadanos encara la negociación de los presupuestos municipales de Alicante para 2017 con sólo dos posibles posicionamientos: la abstención o el no. Antes de conocer el borrador de las cuentas, o de recibir una llamada para iniciar el diálogo, el partido tiene claro que no secundará otra vez al equipo de Gobierno -respaldó la investidura de Echávarri aunque su voto no resultaba necesario- al considerar que los planteamientos políticos de PSOE, Guanyar y Compromís son muy distintos a los suyos, como se puso de manifiesto en el pleno del pasado jueves, en el enésimo debate sobre la libertad de horarios comerciales (el tripartito y el PP rechazaron su propuesta para que todos los centros comerciales pudiesen abrir todos los días del año). 

¿De qué dependerá que los cinco concejales de C's permitan que el presupuesto se apruebe? Según fuentes del grupo municipal, todo pasa por que el tripartito respete cuatro condiciones clave que no tienen necesariamente por qué tener reflejo en las cuentas propiamente dichas. Se trata de cuatro ejes que el partido presidido por Albert Rivera considera determinantes como planteamientos de ciudad. Entre ellos, según concretaron las mismas fuentes, figuran el desbloqueo de la actividad urbanística y el respeto a las señas de identidad y a lo previsto en la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià.

Sobre el primer punto, C's fija como requisito imprescindible que el tripartito tome los acuerdos necesarios para agilizar la concesión de licencias. Aseguran que Alicante no puede permitirse retrasos de hasta seis meses para proyectos que suponen inversiones muy importantes encaminadas a dinamizar la economía. Si se trata de un problema de personal, que se solvente. Y sobre el segundo, C's quiere garantías de que las políticas de difusión del valenciano van a ser 100% compatibles con la libertad lingüística, sin imposiciones como las que, sostienen, se están comenzando a insinuar en asuntos como la atención al público por parte de los funcionarios municipales.

No se repetirá el apoyo explícito que se dio en Elche: habrá abstención o voto en contra

Hasta ahora, C's no ha dejado entrever ningún otro condicionante de tipo económico, como la inclusión de una partida específica para acometer una inversión concreta. Las fuentes consultadas sí precisaron que C's tiene sus propias sugerencias y que las expondrán cuando se abra el proceso de negociación que el alcalde llegó a fijar para este miércoles. Mientras, los cinco ediles del grupo municipal ya han cerrado un calendario de reuniones con todos los colectivos vecinales y cívicos de la ciudad para completar sus propias propuestas con sus sugerencias y reivindicaciones. Según las mismas fuentes, los contactos se desarrollarán después del puente de diciembre.

Como en el caso de Elche, la posición de C's será probablemente la que determine el éxito o el fracaso de los presupuestos municipales. PSOE, Guanyar y Compromís necesitan sumar al menos el voto de un concejal de otro grupo municipal, al encontrarse en situación de minoría desde la expulsión de la exconcejal de Acción Social, Nerea Belmonte. El primer edil viene sosteniendo desde que se abrió el proceso de elaboración de los presupuestos que su intención era negociarlos sólo con C's, ya que había perdido la confianza en el PP y no pensaba alcanzar acuerdos con tránsfugas, en referencia a Belmonte y al exedil de C's, Fernando Sepulcre.               

Noticias relacionadas

next