X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

directora en LA comunitat valenciana 

Cristina Martínez (ICEX): "La Comunitat Valenciana ha sido uno de los motores de la recuperación española"

19/02/2018 - 

VALÈNCIA. La Comunitat Valenciana ha vuelto a posicionarse en el panorama empresarial español tras años de una imagen enterrada bajo la corrupción. A pesar de las grandes compañías con sede en la autonomía, Madrid dio la espalda a València, que ahora empieza a ser valorada por su aportación a la recuperación económica del país.

Cristina Martínez Vayá, directora del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) en València, reconoce el cambio a mejor de la Comunitat Valenciana, tanto por la rapidez de los empresarios en actuar y salir al exterior tras la salida de la crisis como por el cambio de Gobierno.

- ¿Ha mejorado la imagen en el exterior de la Comunitat Valenciana?

- Sí. Estuvimos unos años, hasta finales de 2015, en el que no solo nos encontrábamos dentro de la crisis sino que además la imagen que se tenía de la Comunitat Valenciana era la de corrupción. Teniendo en cuenta que toda la sociedad española estaba muy sensible a los temas económicos, digamos que no teníamos muy buena prensa.

A partir de 2015, todo lo que era el comercio exterior, y sobre todo en València, tuvo un auge importantísimo. La Comunitat Valenciana fue uno de los motores de la recuperación de la economía española, después de Cataluña. A partir de ahí la imagen de la Comunitat Valenciana cambió. 

Este cambio se percibe muchísimo -sobre todo este año- desde Madrid. Muchísimas actividades que antes se hacían en Madrid o en otras comunidades autónomas ahora se están haciendo aquí. Se está reconociendo el valor de las empresas valencianas, el valor del carácter comercial de la ciudad, dejando de lado toda la mala propaganda que teníamos y la corrupción. 

- Esa actividad que ahora tiene la Comunitat Valenciana, ¿de qué se trata?

- Es la propia actividad de las empresas que estaban aquí. La Comunitat Valenciana siempre ha sido una comunidad muy comercial y ha tenido relaciones con mercados exteriores más que ninguna otra comunidad. Pero se quedó como en un estado de stand by. Es verdad que muchas empresas fracasaron, nacieron otras muchas, pero es verdad que de quedarse en un punto de hibernación pasaron a exportar.

- ¿Por qué se dio ese click en el pensamiento de las empresas?

- Fue un poco todo. La mentalidad de decir: "ya hemos acabado con la crisis, vamos a empezar". Y así como en otros sitios les costó más reaccionar, en la Comunitat Valenciana actuaron antes porque estamos acostumbrados a que la economía caiga y que las empresas y los comercios vuelvan a salir a flote. Incluso cuando acabó la Guerra Civil las empresas españolas empezaron a reaccionar pero es que las valencianas ya estaban exportando. Esto es un punto que demuestra que el carácter valenciano es éste. 

- ¿Ha incrementado el interés de la Comunitat Valenciana para las empresas ante la situación de Cataluña?

- El tema de Cataluña tal cual, como empresas que están viniendo aquí, no estamos notando nada. Obviamente, que venga la sede social no es un impacto grande. Lo que hemos visto es un refuerzo de las empresas. Que nos hagan más caso aquí hace que se trabaje más.

- ¿Madrid se ha dado cuenta ahora de que València existe?

- El tema era no dar más pábulo a la corrupción. Nos tenían un poco olvidados porque València era sinónimo de corrupción. Ni a los políticos les interesaba venir ni a nadie le interesaba hablar de la Comunitat Valenciana. Cuando esto quedó en segundo plano, inmediatamente se ha recuperado la Comunitat Valenciana. Primero porque está muy cerca de Madrid. Segunda porque es una comunidad muy desarrollada, las ciudades son muy bonitas, València se presta para hacer actos, tiene visibilidad y de ahí el empuje importante. 

- ¿Cuáles son las ventajas y desventajas que perciben las empresas en la Comunitat Valenciana?

- Ventajas tiene muchas, porque es una zona comercial importante. Si nos fijamos en Madrid  y Barcelona, el coste de poner en marcha una filial es muy superior al de València. El personal que viene a trabajar tiene más facilidades para vivir por el precio de los pisos. También es cierto que a través de la comunidad autónoma se les da facilidades. Tienen todos los servicios como en una gran capital y están a un paso de Madrid y Barcelona.

- ¿Y qué falta?

- Las grandes comunicaciones que tienen Madrid y Barcelona con el resto del mundo, eso es obvio. Y es que el comercio se basa en las comunicaciones. Pero por lo demás, los servicios que puede dar València son extraordinarios. El Corredor Mediterráneo también sería clave. Pero ahí se juntan cuestiones políticas y económicas que se salen de nuestro alcance. 

- ¿Hay una tipología de empresas que se interesa más por la Comunitat? 

- Últimamente son las empresas tecnológicas. Empresas pequeñas, de gente muy joven, que tiene un máximo de diez empleados. Necesitan poco espacio y aquí lo pueden tener de una manera asequible además de servicios a menor precio. En València también hay mucha actividad social y también se han establecido en la ciudad cuatro de las 15 grandes lanzaderas de startups más importantes de España. Desde aquí promocionan las pequeñas empresas y es un buen sitio para empezar. 

- ¿Esto se percibe a nivel internacional?

- Sí se ve y de hecho hay un departamento en ICEX, que es el de TIC, y el director viene frecuentemente a València porque ve que desde aquí se pueden promocionar las empresas al exterior. Por eso se realizan congresos y reuniones relacionados con estos temas. Y además, València es una de las smart cities más importantes del mundo, y este servicio al final lo prestan empresas tecnológicas. Digamos que tenemos mucho que ofrecer. Por ejemplo, en la parte sanitaria, hay muchas empresas tecnológicas relacionadas con este ámbito que trabajan con los grandes hospitales. 

- ¿En qué momento pasará la Comunitat Valenciana a estar más valorada?

- Cuando se muestre como un escaparate al exterior, pero no es fácil. Tal vez al principio a nivel europeo pero quién sabe a dónde podría llegar. No es un tema que se pueda hacer del día a la mañana con un gran evento. Este año ya vinieron de toda Europa a la Startup Week y se va dando a conocer las infraestructuras de la ciudad. 

- ¿Les parece interesante el polo de innovación que se está formando en la Marina de València?

- Es muy bueno por el enclave. Da la imagen de ciudad moderna, de ciudad activa, cerca del mar. Ese punto es muy importante. Que puedan tener un sitio donde confluir es súper importante. Las lanzaderas de empresas que existen aquí son las que más están poniendo de su parte para que vayan adelante. 

- ¿Influyen en las decisiones de los inversores extranjeros polémicas como la de Puerto Mediterráneo?

- El Gobierno de la Comunitat Valenciana está intentado promocionar la ciudad. Independientemente de que yo trabaje con el central, obviamente también veo las actuaciones del Gobierno valenciano y creo que son buenas. Intentan hacer muchas acciones y alguna no les saldrá bien, pero eso es puntual y no creo que influya. 

- ¿Ha afectado el brexit a las relaciones del Reino Unido con la Comunitat?

- Hubo un momento en el cual, efectivamente, vimos en las estadísticas de comercio exterior que habían disminuido las exportaciones a Reino Unido. Los productos que exporta la Comunitat Valenciana a Reino Unido son las hortalizas, que son estacionarias, el automóvil y pavimentos cerámicos.

Pero lo que está claro es que nadie puede saber en este momento cuál va a ser la influencia real porque no se sabe en qué van a consistir finalmente las relaciones entre Reino Unido y el resto de Europa. La semana pasada estuvimos en una comida con el embajador de Reino Unido en España y las conclusiones fueron esas. La intención de Reino Unido es que las cosas que sigan como hasta ahora pero eso pasará por negociaciones que todavía están en el aire.

- ¿Cómo se están comportando las empresas valencianas?

- Con los datos de comercio exterior, cuando vamos viendo los acumulados que tenemos hasta noviembre de 2017, se ve cómo las exportaciones se van ralentizando. Pero es que después de la crisis pudimos reaccionar más rápido que otras comunidades y los datos comparativos nunca pueden dar unos resultados tan espectaculares.

El automóvil siempre va a influir pero en pymes y micropymes, algunas se han retrotraído un poco con la recuperación nacional. Nosotros tenemos ICEX Next para pequeñas empresas que han exportado poco o nada. Es un programa que ofrece un consultor para que diseñen un plan de internacionalización.  

Aunque muchas empresas se iban apuntando, algunas de ellas han desistido pero en realidad no tantas como cabría esperar. También es verdad que las empresas que han salido fuera no vuelven a vender solo a nivel nacional. Sí que es un factor determinante que su mercado objetivo es la Unión Europea pero el ICEX intenta apoyar a las empresas para ir a otros mercados.

Noticias relacionadas

next