X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Un buen grupo de mujeres fuertes, crean y trabajan en talleres o como propias constructoras

Construyendo igualdad, pieza a pieza

13/06/2018 - 

ALICANTE.- Verónica Sánchez, conocida artísticamente como Hechizo, construye por primera vez una Foguera Infantil en solitario.  Sánchez empezó de adolescente su andadura artística dentro del arte urbano, a través del grafiti «Era la única chica de mi crew que pintaba».  El arte era una manera de evadirse de la calle en tiempos en los que se jugaba con cosas más peligrosas.  «Preferíamos tener la nariz de colores por los aerosoles que el cerebro comido por las drogas».  Paso a paso, y con un aprendizaje continuo, estudió el grado superior de artista fallero. Así, Sánchez lleva más de seis años colaborando de forma desinteresada en talleres de monumentos de Fogueres y este es el primer año de su aventura sola.

Noelia Berenguer tiene 25 años y su primera banda se la impusieron con un mes de vida.  Ha ido enlazando, a lo largo de su vida diferentes cargos como Mini Bellesa, Dama de Honor y por último Bellesa 2017.  En la construcción de Fogueres, su formación comenzó en 2011, en el Curso de Fogueres y Decorados artísticos.  Actualmente, trabaja haciendo estos monumentos infantiles junto a Toño Savall. 


Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

El esfuerzo es parte de la vida de estas artistas, que, día a día han de compaginar el cuidado de hijos o familias, combinar varios trabajos para salir adelante, con, además, esta faceta artística que lleva mucha preparación, empeño y horas de trabajo.  No obstante, el esfuerzo no siempre se conoce de cara a la galería.  Según Berenguer, «anteriormente, estuve trabajando con un equipo de catorce personas, ocho de ellas eran mujeres.  Tanto antes como ahora, la firma del monumento siempre ha sido de ellos».

Para Sánchez y Berenguer el papel de las mujeres es imprescindible en Fogueres.  Afirma Berenguer que «la mujer siempre ha trabajado por la fiesta en todos los ámbitos.  En los talleres siempre han existido las cartoneras como Juli o Joaqui, las cuales por sí mismas se merecen un monumento, o mujeres que desde las floristerías, tiendas de indumentaria o entre filas de músicos hacen por nuestra fiesta».  

También siguen el camino en la igualdad en las fiestas reivindicando espacios y el valor de sus conocimientos y obras.  Para abrirse paso en este arte, el camino es costoso.  Verónica Sánchez trabaja en este momento sola en su taller en Torrellano.  «En todos los talleres que he estado la mujer escasea; siempre hemos sido una o dos, a veces tres pero la mayoría son hombres, aunque yo tuve la gran suerte de aprender muchísimo de una gran mujer que no es conocida pero sabe hacer de todo, Joaquina, que ha trabajado para muchos artistas, principalmente para Paco Juan, quien me acogió en las prácticas».  Además, aporta Sánchez, las mujeres artistas tienen, mayoritariamente, un papel secundario en Fogueres.  «Nunca me he sentido dolida u ofendida en ningún taller pero casi se da por hecho que una mujer es la que va a hacer el papel que requiere menos fuerza física, parchear o dar gota y lijar piezas pequeñas.  En realidad podemos hacer todas las tareas y somos más organizadas que ellos», asegura.


* Lea el artículo completo en el número de junio de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next