X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Un buen grupo de mujeres fuertes, crean y trabajan en talleres o como propias constructoras

Construyendo igualdad, pieza a pieza

25/06/2018 - 

ALICANTE.- Verónica Sánchez, conocida artísticamente como Hechizo, construye por primera vez una Foguera Infantil en solitario.  Sánchez empezó de adolescente su andadura artística dentro del arte urbano, a través del grafiti «Era la única chica de mi crew que pintaba».  El arte era una manera de evadirse de la calle en tiempos en los que se jugaba con cosas más peligrosas.  «Preferíamos tener la nariz de colores por los aerosoles que el cerebro comido por las drogas».  Paso a paso, y con un aprendizaje continuo, estudió el grado superior de artista fallero. Así, Sánchez lleva más de seis años colaborando de forma desinteresada en talleres de monumentos de Fogueres y este es el primer año de su aventura sola.

Noelia Berenguer tiene 25 años y su primera banda se la impusieron con un mes de vida.  Ha ido enlazando, a lo largo de su vida diferentes cargos como Mini Bellesa, Dama de Honor y por último Bellesa 2017.  En la construcción de Fogueres, su formación comenzó en 2011, en el Curso de Fogueres y Decorados artísticos.  Actualmente, trabaja haciendo estos monumentos infantiles junto a Toño Savall


Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

El esfuerzo es parte de la vida de estas artistas, que, día a día han de compaginar el cuidado de hijos o familias, combinar varios trabajos para salir adelante, con, además, esta faceta artística que lleva mucha preparación, empeño y horas de trabajo.  No obstante, el esfuerzo no siempre se conoce de cara a la galería.  Según Berenguer, «anteriormente, estuve trabajando con un equipo de catorce personas, ocho de ellas eran mujeres.  Tanto antes como ahora, la firma del monumento siempre ha sido de ellos».

Para Sánchez y Berenguer el papel de las mujeres es imprescindible en Fogueres.  Afirma Berenguer que «la mujer siempre ha trabajado por la fiesta en todos los ámbitos.  En los talleres siempre han existido las cartoneras como Juli o Joaqui, las cuales por sí mismas se merecen un monumento, o mujeres que desde las floristerías, tiendas de indumentaria o entre filas de músicos hacen por nuestra fiesta».  

También siguen el camino en la igualdad en las fiestas reivindicando espacios y el valor de sus conocimientos y obras.  Para abrirse paso en este arte, el camino es costoso.  Verónica Sánchez trabaja en este momento sola en su taller en Torrellano.  «En todos los talleres que he estado la mujer escasea; siempre hemos sido una o dos, a veces tres pero la mayoría son hombres, aunque yo tuve la gran suerte de aprender muchísimo de una gran mujer que no es conocida pero sabe hacer de todo, Joaquina, que ha trabajado para muchos artistas, principalmente para Paco Juan, quien me acogió en las prácticas».  Además, aporta Sánchez, las mujeres artistas tienen, mayoritariamente, un papel secundario en Fogueres.  «Nunca me he sentido dolida u ofendida en ningún taller pero casi se da por hecho que una mujer es la que va a hacer el papel que requiere menos fuerza física, parchear o dar gota y lijar piezas pequeñas.  En realidad podemos hacer todas las tareas y somos más organizadas que ellos», asegura.

Por su parte, Noelia Berenguer, señala que «la mayor visibilidad se la llevan las Bellesas por su papel representativo, por lo que atraen toda la atención, y por desgracia, al final nos queda un concepto de mujer florero que debemos eliminar».  Ella misma hasta mayo fue candidata a Bellesa del Foc, y, aporta, «quiero mandar el mensaje de que tanto nuestras siete elegidas, como las setenta y siete que éramos en total sobre ese escenario, somos mucho más que una cara bonita.  Somos verdaderas mujeres alicantinas, de esas que se remangan y trabajan por su fiesta».  Berenguer quiere en un futuro ver su nombre en como constructora de Fogueres.  «Me encantaría tener una oportunidad y poder enseñar mi estilo a los alicantinos, por ello tengo planes de buscar una comisión con la que comenzar a dar vida a mis proyectos lo antes posible, ya sean en modalidad adulta como infantil».

Referentes

Verónica Sánchez y Noelia Berenguer admiran a artistas femeninas que tienen como referentes en su trabajo.  En el caso de Sánchez, su artista de cabecera es la pintora Remedios Varo.  Una mujer artista que, como tantas otras genias, tal y como la llama Sánchez, ha estado a la sombra, y fue una adelantada del surrealismo que solo tuvo reconocimiento en su exilio a México.  Nació en España y fue una de las primeras alumnas de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid.  Se fue a Francia buscando oportunidades artísticas y reconocimiento y tuvo que exiliarse del país huyendo de la ocupación nazi.

De ella, Sánchez admira su «sensibilidad, su alma que deja ver en cada cuadro, cada obra suya evoca un pensamiento una atmósfera alquimista , mística y onírica de un estado mental».  Para la constructora de Fogueres alicantina, «era una genia, una luchadora que no pudo superar su gran enfermedad, un corazón débil que acabó con ella justo cuando su carrera creativa se había consolidado, una pena».  

Para Noelia Berenguer su referente artística es la escultora y creadora de muñecas Virginie Ropars, de la que admira «la hiperrealidad mezclada con la fantasía en sus trabajos, esa expresividad que tienen sus caras y lo delicadas que se ven.  Me veo muy reflejada en su estilo».

Para construir una Foguera, en especial las adultas es necesario el trabajo en equipo.  Para Verónica Sánchez «cada uno forma parte de un engranaje.  Nos apoyamos en todo, en prestarnos herramientas, ayuda para mover piezas, todo lo hacemos en equipo».

No obstante, a veces, no entre compañeras pero sí con voces fueras de sus equipos, estas mujeres han sentido la discriminación en su área.  Verónica Sánchez afirma que «cuando estás plantando la Foguera escuchas un poco de todo, hay hombres que te felicitan y te dicen ¡qué valiente! Pero otros... Pues simplemente se sorprenden de que una mujer sepa manejar un taladro atornillador o se suba a una cesta en la grúa.  La ignorancia hace al hombre pobre».  Noelia Berenguer apunta que  «más de uno se ha quedado extrañado si he mencionado que me encantaría llegar a plantar la Foguera Oficial. O, simplemente, he ido a comprar una escuadra y me han preguntado si sabría usarla.  Me lo tomo con gracia y sigo con mi trabajo, sé que soy capaz de lo que me proponga».

Para ambas artistas, el recorrido hacia la igualdad entre creadores de Fogueres debe llevar un motor femenino y ellas ya están en marcha y acelerando el paso para lograrlo.  De momento, esperan con ansia la Cremà, el culmen de sus monumentos, de cuyas cenizas resurgirá un nuevo año festero y una oportunidad para dar rienda suelta a su trabajo y a su creatividad.

* Lea más artículos en el número de junio de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next