X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Cónclave tras el enésimo batacazo

28/01/2018 - 

ALICANTE. Eran cerca de las ocho y media de la tarde cuando Juan Carlos Ramírez abandonaba con gesto serio el estadio José Rico Pérez.

Minutos después de finalizar el encuentro ante el Cornellà y previo paso por el vestuario blanquiazul, el presidente del Hércules se reunía en las oficinas del club con Javier Portillo y Carlos Parodi.

Mientras Claudio Barragán afrontaba por enésima vez el mal trago de atender a los medios después de un mal resultado, los propietarios del club abordaban la situación en la que queda el equipo, a cinco puntos del cuarto clasificado, con dieciséis jornadas por delante para el final de la Liga regular y a tres días de que se cierre el mercado de fichajes de invierno.

El Hércules se ha reforzado en el mismo con las incorporaciones de José Fran, Paco Candela y David Torres. Los dos primeros disputaron los 90 minutos, rayando a buen nivel, especialmente el extremo que una jornada más volvía a ser protagonista en la acción del gol de los de Claudio, mientras que el delantero petrelense no asistió al partido al tener unas décimas de fiebre. 

Javier Portillo y Carlos Luque, por su parte, acompañaban a los jugadores no convocados como Chechu y Peña, que no están plenamente recuperados de las lesiones musculares que les mantienen fuera del equipo desde diciembre, en una zona noble del coliseo blanquiazul en la que por segundo partido consecutivo se echó en falta a Quique Hernández y Enrique Ortiz.

Noticias relacionadas

next