X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

pleno de investidura

Compromís pide cerrar el paso al PP, Guanyar reprocha errores al PSOE, y Cs habla de "fracaso"

19/04/2018 - 

ALICANTE. Valoraciones desiguales entre los portavoces de los distintos grupos políticos en el pleno del Ayuntamiento de Alicante ante el debate para investir a un nuevo alcalde. Los dos ex socios del PSOE, Guanyar y Compromís, han pedido reeditar un gobierno de izquierdas, aunque con reproches a la gestión de los socialistas durante el mandato de Gabriel Echávarri. Ciudadanos, equidistante, ha hablado directamente de "fracaso del tripartito".

Así, el portavoz del grupo municipal de Compromís, Natxo Bellido, ha mostrado su posición de responsabilidad para tratar de zanjar la situación de inestabilidad por la que atraviesa el Ayuntamiento de Alicante y ha descartado que el PP pueda formar parte de la solución que la ciudad necesita. Menos si se tiene en cuenta la situación económica en la que, ha dicho, dejó el Ayuntamiento tras 20 años de mandato. Por el contrario, ha señalado, ahora se han sentado las bases para superar esa situación y todos los indicadores socioeconómicos apuntan una mejoría, después de casi tres años de mandato de la izquierda. 

En esta línea, ha pedido al conjunto de los grupos políticos con representación municipal coherencia respecto a la posición mantenida en 2015 y respecto a la voluntad expresada por los ciudadanos en las urnas en ese momento. También se ha dirigido a Belmonte para admitir que, posiblemente, no se actuó de manera correcta respecto a ella, pero que también ella no hizo lo que debía hacer, cuando trascendió la polémica sobre la concesión de contratos menores de manera directa a personas de su entorno: el motivo que precipitó su expulsión del equipo de Gobierno y de Guanyar.

Precisamente, el portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, ha sido crítico con la resistencia del exalcalde a presentar su dimisión tras su doble imputación, conocida hace cinco meses. Después, ha insistido en que Guanyar no iba a permitir que el PP recuperase el Gobierno de la ciudad y ha exigido que la candidata del PSOE, Eva Montesinos, cumpla los objetivos plasmados por escrito en un documento de compromisos políticos a desarrollar en el año que resta por agotar el mandato. Pavón ha enumerado algunas de esas iniciativas, como el impulso a los trabajos del Plan General Estructural o la reapertura de los contactos con Ikea para estudiar la posible instalación de una tienda sin macrocentro comercial anexo en la ciudad, incluso en la partida de Rabasa en la que se había previsto desde un principio. 

También ha reiterado la necesidad de que se desarrolle el gran parque central en los terrenos liberados de las vías de Renfe, entre otros. Por último, Pavón ha considerado que, aunque esos objetivos puedan parecer muy ambiciosos, pueden ser ejecutables si existe voluntad política y ha garantizado que Guanyar facilitaría su apoyo para ello, al margen de que llegase a formar parte del nuevo equipo de Gobierno o permaneciese en la oposición. Y ha invitado a Eva Montesinos a no repetir los errores de su predecesor.

Entre las intervenciones de Bellido y Pavón se ha producido la de la portavoz de Ciudadanos, Yaneth Giraldo, quien ha insistido en que las promesas de renovación con las que el ya extinguido tripartito llegó al poder en 2015 no se han cumplido. "Se prometió transparencia y rescate de personas, después de episodios de corrupción como Brugal y no se ha cumplido nada", ha incidido. Giraldo ha reprochado a PSPV y Bloc (el socio mayoritario de Compromís) las investigaciones en curso sobre la supuesta financiación irregular de sus campañas electorales en 2007 y 2011, sobre las que ha señalado que se asemejan a las fórmulas que se seguían en la trama Gürtel. La líder de Cs ha sido dura al criticar el "espectáculo circense" que se ha venido registrando durante los últimos seis meses y ha reivindicado la línea política con la que Cs se posicionó en el pleno de elección de alcalde, hace tres años. Así, al nuevo alcalde de Alicante le ha ofrecido colaboración, aunque ha avisado: "Que nadie nos llame a la puerta para plantear políticas partidistas".

Noticias relacionadas

next