X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Se espera que duren entre 2 y 3 meses

Comienzan las catas arqueológicas: el paso decisivo que marcará el futuro del Mercado Central de Elche

Que el nuevo Mercado Central sea una realidad depende de las catas arqueológicas y del interés de los restos arqueológicos que se puedan encontrar durante las excavaciones. Un máximo de doce personas trabajarán en las catas que serán supervisadas por la Consellería y que se podrán seguir en directo a través de las cámaras web instaladas en la planta baja.

2/12/2016 - 

ELCHE. Se ha puesto en marcha la cuenta atrás para conocer si se podrá ejecutar el proyecto adjudicado en la anterior legislatura a la empresa Aparcisa para construir el nuevo Mercado Central de Elche.

El último paso y más decisivo son las catas arqueológicas que ya se han iniciado y que se espera que se prolonguen durante dos o tres meses aunque el director de las excavaciones, Eduardo López, precisa que hablar de plazos en este tipo de actuaciones “siempre es muy aventurado porque no sabes con exactitud qué es lo que te puedes encontrar ni cuál va a ser el grado de dificultad por lo que todo dependerá de lo que haya debajo de los pavimentos contemporáneos”.

Las primeras intervenciones se han centrado en crear un margen de seguridad en los pilares y muros de carga perimetrales para no tener ninguna interferencia con el edificio así como hacer los cortes de los pavimentos para dejar los perfiles de la excavación lo más rectos posibles con el fin de empezar en breve a retirar de forma mecánica los pavimentos de época contemporánea para, posteriormente, proceder con la excavación manual.

En estos trabajos, que lleva a cabo la empresa Alebus, intervendrán un máximo de 12 personas entre ellas tres arqueólogos, un delineante y dos auxiliares de arqueología.

La superficie en la que se va a actuar es ligeramente superior a los mil metros cuadrados que es el área que corresponde a toda la planta baja del edificio. En cuanto a la profundidad, López apunta que la previsión es llegar a unos 80 centímetros de media aunque insiste en que depende del grado de conservación de los restos arqueológicos.

En estas catas cabe la posibilidad de encontrar desde los restos de las construcciones del siglo XVIII hasta las cimentaciones de las construcciones de época islámica. De hecho, en el año 2010 por encargo del Ayuntamiento, ya se hicieron cuatro sondeos en los huecos de los puestos no utilizados y se encontraron algunos restos de construcción del siglo XVIII y alguna cimentación muy arrasada de época islámica “pero no podemos tomar eso como la norma y hasta que no terminemos la excavación no vamos a saber lo que vamos a encontrar”, precisa el director de las catas.

López señala que todo el material que se encuentre va a ser inventariado, catalogado y depositado en el Museo Arqueológico y de Historia de Elche (MAHE) y añade que se van a aplicar las nuevas tecnologías a la documentación de la excavación ya que utilizarán una técnica que permitirá tener una visión en 3 dimensiones de los elementos que se encuentren.

Pendientes de las excavaciones

El concejal de Mercados, Carlos Sánchez, afirma que las excavaciones las va a supervisar la Conselleria, que irán pasando de forma periódica por el Mercado Central, así como los técnicos municipales que también están pendientes de la evolución de los trabajos.

 Además, ya están operativas las primeras cámaras que retransmiten en directo las excavaciones y que pueden seguirse a través de la página web www.excavacionesmercado.elche.es

Noticias relacionadas

next