X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Los placeros se reubican hoy en la primera planta

Comienza la cuenta atrás para conocer el futuro del nuevo Mercado Central de Elche

Los placeros que continúan en el Mercado Central pasarán a la primera planta y dejarán diáfana la planta baja, para que se inicien las catas que determinarán la viabilidad del proyecto

14/11/2016 - 

ELCHE. El proyecto del nuevo Mercado Central, aprobado por el Partido Popular en la anterior legislatura, empieza a avanzar pese a Compromís per Elx que se ha desmarcado del mismo y aunque a sus socios de tripartito (PSOE y Partido de Elche) tampoco les gusta este proyecto, finalmente han decidido aceptarlo por responsabilidad política ya que, de no ser así, tendrían que pagar una indemnización millonaria a la empresa concesionaria, Aparcisa.

Así, este lunes los placeros que resistían en el Mercado Central y cuyos puestos se encontraban en la planta baja van a reubicarse en la primera planta para dejar libre la planta inferior y que se puedan realizar los trabajos previos al inicio de las catas arqueológicas.

Para ello, la Junta de Gobierno Local, sin los concejales de Compromís per Elx que se ausentaron en este punto por coherencia política, autorizó a la empresa concesionaria del proyecto Aparcamiento Ciudad Sanitaria (Aparcisa) a realizar las actuaciones necesarias para dejar diáfana la planta baja, levantar el suelo y dejarlo preparado para las excavaciones arqueológicas en el Mercado Central.

Estas catas, que ya están autorizadas desde la Conselleria de Cultura, está previsto que comiencen en un plazo de dos o tres semanas y se calcula que los trabajos de excavación se prolongarán durante cinco meses.

Las catas arqueológicas las realizará la empresa Alebus, a través de Aparcisa, y estarán visadas por la Consellería para controlar los trabajos que se lleven a cabo y salvaguardar que todas las actuaciones cumplan con la normativa de patrimonio.

De esta forma, las excavaciones arqueológicas serán las que determinen la viabilidad del proyecto dependiendo de si se encuentran restos de valor o no.

Mientras se llevan a cabo todos estos trabajos, la actividad comercial de una decena de placeros del Mercado Central continuará en la primera planta donde coexistirán los seis puestos que se han reubicado en el nuevo espacio habilitado en el edificio junto a los otros placeros que ya desarrollaban su labor en esta primera planta.

Noticias relacionadas

next