X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de actiu ciudad de la luz benidorm maría jesús pinto Ikea

Amplían el negocio a las oficinas con más de 150 empleados

Citibox, la app que recibe paquetes por ti cuando no estás, llega ya a 500 viviendas en Alicante

5/02/2017 - 

ALICANTE. Recoger ese regalo de cumpleaños que has comprado por internet y que seguro que llega cuando estás en el trabajo, llevar a la tintorería ese traje que lleva semanas esperando en el armario a que saques un hueco, hacer la compra en el supermercado al que siempre te viene mal acercarte... e incluso comprar el pan recién hecho. Ese es el objetivo con el que el emprendedor David Bernabéu ha creado la app Citibox, 'nacida' en Valencia pero cuyo cuartel general se encuentra en Madrid, y que ya sirve a 7.000 hogares en España, y más de 1.000 en la Comunitat.

La idea es sencilla: el usuario contrata unas taquillas electrónicas que se instalan en una zona común de su urbanización o en la oficina, se descarga la app en su teléfono, la activa, y se olvida del resto. Cuando llegue a casa, tendrá esperándole en su taquilla la compra que haya realizado por ecommerce. "La 'magia' de Citibox es que no tienes que hacer nada más que instalarla", explica su director de marketing, Carlos Carrasco. "Solo tienes que realizar tu pedido por ecommerce y olvidarte del resto, trabajamos con las principales empresas de mensajería, por lo que si el repartidor no te encuentra en casa, te deja el paquete en tu taquilla".

La clave es, precisamente, que el cliente de Citibox no es el usuario de la app, sino la empresa de mensajería que le ha llevado el paquete. "Nuestro valor diferencial es que estamos integrados con las principales empresas de mensajería, y para las que no trabajan con nosotros ofrecemos un software específico para el repartidor concreto que va a entregar el pedido". Y de esta forma, el usuario no tiene que pagar un recargo por recibir el paquete. 

Citibox funciona en los dos sentidos. No solo permite recibir envíos, sino también realizarlos. Una función especialmente útil para enviar la ropa al tinte, o dejar la colada y recibirla limpia de la lavandería. E incluso arreglar tus zapatos, coser una cremallera rota o entrar el bajo de un pantalón. La app no cobra por sus servicios al usuario final, sino al intermediario, de forma que solo hay que indicarle el servicio deseado y pagar el mismo precio que al acudir físicamente a la tienda. Otro servicio que tiene mucho éxito, según el director de marketing de la empresa, es el de panadería. "Hay gente que tiene programado que todos los sábados a las 7 de la mañana le entreguen los churros en la taquilla", relata. "Llegamos a acuerdos con proveedores locales", que son los que se encargan de realizar la entrega.

La instalación de las taquillas electrónicas en el edificio es también gratuita, pero tiene que aprobarlo en junta la comunidad de propietarios. "Trabajamos directamente con las comunidades", explica Carrasco, "y nuestro gran caballo de batalla es vencer las reticencias que aún existen, porque lo tiene que aprobar una mayoría en junta, el administrador..." Las comunidades tienen que tener al menos 70 viviendas para ser usuarias de Citibox, por una cuestión de escalado de costes.

En estos momentos, hay unos 500 hogares en Alicante que son usuarios de Citibox, según su director de marketing. "Nuestro crecimiento fuerte ha sido en Madrid, aunque somos de Valencia. También trabajamos en Barcelona, y ahora estamos entrando en Alicante". En la capital alicantina se pueden encontrar taquillas electrónicas en la avenida Isidro Albert, por ejemplo, o en la avenida Cortes Valencianas de la vecina Sant Joan d'Alacant. "Buscamos el equivalente alicantino a Valdebebas", resume Carrasco gráficamente: "Edificios de nueva construcción en el extrarradio, con vecinos de mediana edad habituales del comercio electrónico, y que suelen estar poco en casa por trabajo". 

De momento, trabajan con 500 hogares de Alicante y unos 600 en Valencia, donde la previsión es llegar a 5.000 al final del año. También han comenzado a prestar servicio a oficinas con más de 150 empleados, de forma que los usuarios puedan recibir los envíos en su lugar de trabajo. Al margen de todas las empresas de mensajería y los proveedores de servicios locales que trabajan a través de su red, Citibox da empleo directo a 30 personas.

Noticias relacionadas

next