X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Cholbi pide un cambio normativo que obligue a dotar de desfibriladores las zonas deportivas

Foto: Rafa Molina
9/08/2017 - 

ALICANTE (EFE). El Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, recomienda cambios legales para dotar de desfibriladores externos semiautomáticos a las instalaciones deportivas de la Comunitat, según un comunicado de la institución.

Cholbi ha dictado cuatro recomendaciones dirigidas a la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte y a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública con el fin de garantizar una asistencia sanitaria rápida y eficaz en caso de accidente deportivo de menores de edad.

Entre las sugerencias dictadas por el Síndic sobre este asunto destaca la de impulsar cambios normativos para que los recintos, centros y complejos deportivos estén dentro de los espacios obligados a contar con un desfibrilador externo semiautomático (DESA), pues "el actual decreto autonómico no especifica nada sobre dicha obligación", afirma la nota.

De esta manera, el Defensor del Pueblo valenciano secunda a un nutrido grupo de madres y padres que pidió su auxilio para que la existencia de desfibriladores en las instalaciones deportivas donde practicaban deportes sus hijas e hijos fuera obligatoria por ley.

El comunicado indica que si bien es verdad que algunos municipios de la Comunitat ya lo han instalado, estos padres aseguran que "hay multitud de complejos deportivos en los que no existe y no se podría hacer nada para salvar la vida de los niños ante incidentes graves".

Según la nota de prensa, "la Administración educativa ha aceptado las recomendaciones del Síndic y se ha comprometido a estudiar la propuesta de incluir en la Ley del Deporte la obligación de asistencia sanitaria y dotación de desfibriladores".

Por su parte, añade el comunicado, "la Conselleria de Sanidad ya ha comunicado al Síndic que están trabajando sobre un nuevo proyecto de decreto que podría detallar una serie de espacios públicos obligados a disponer de DESA", entre los que se incluirían las instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de personas usuarias diarias sea igual o superior a quinientos.

Si el proyecto sale adelante, la Comunitat Valenciana se uniría a las cuatro que ya han desarrollado normativa a favor de la cardioprotección: País Vasco, Catalunya, Andalucía y Canarias, según el comunicado.

Sin duda alguna, la eficacia de estos dispositivos de forma temprana y del inicio precoz de una reanimación cardiopulmonar en accidentes cardiovasculares está clínicamente demostrada.

El Síndic también considera imprescindible la colaboración interadministrativa entre las dos consellerias y las entidades locales, que son las titulares de las instalaciones deportivas, para garantizar que estos espacios cuenten con unas condiciones adecuadas de seguridad que permitan prestar una atención urgente y necesaria en caso de accidente deportivo.

Igualmente, Cholbi ha querido recordar su pronunciamiento sobre los reconocimientos médicos que se hacen a los deportistas federados menores de edad.

También ha insistido en la necesidad de llevar a cabo chequeos exhaustivos para detectar patologías y prevenir problemas físicos que pudieran desaconsejar la práctica de deporte de forma prioritaria en los deportistas en edad escolar.

Noticias relacionadas

next