X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

derribo de la antigua fábrica por motivos de seguridad

Cemex se ajustará a los límites de San Vicente para demoler su planta, abierta a negociar su futuro

28/06/2017 - 

SAN VICENTE. Cemex no irá un paso más allá de lo permitido por el Ayuntamiento en el proyecto de demolición de su antigua fábrica de San Vicente. Portavoces de la compañía consultados por Alicante Plaza sostuvieron este martes que nunca se ha pretendido derribar todo el complejo, sino todos aquellos edificios que no revistan ningún valor susceptible de conservación con el único objetivo de poner fin a un problema de seguridad. Es decir, que se cumplirá a rajatabla lo previsto en el catálogo municipal de protecciones, de acuerdo con las observaciones remitidas por la Concejalía de Urbanismo en respuesta a su solicitud de licencia.

Las mismas fuentes insistieron en que no existe ningún otro motivo que justifique esa petición de que no sea el de evitar nuevos incidentes como los que se vienen reiterando especialmente en los últimos cuatro meses: un conato de incendio, el derrumbe de parte de una cubierta y la entrada constante de personas ajenas a la propiedad. "Disponemos de un servicio de vigilancia pero, pese a ello, siguen accediendo jóvenes de manera incontrolada y no podemos estar constantemente presentando denuncias por esas entradas no permitidas; la empresa no quiere correr el riesgo de que alguien pueda responsabilizarla en caso de que suceda algún accidente grave", insistieron.

La antigua fábrica dejó de producir cemento en 2009 y desde entonces no ha cuajado ninguna operación sobre su posible uso, lo que no implica que no haya existido ofertas  

En esta línea, portavoces de la multinacional apuntaron que no tienen un plan de futuro cerrado para las instalaciones. Se es consciente de que el complejo, que cesó su actividad en 2009, se asienta sobre suelo industrial y no existe ninguna propuesta para darle un uso distinto. No es que no se pretenda rentabilizar la propiedad: Cemex está abierta a dialogar "y a sentarse a negociar con quien resulte necesario" para estudiar cualquier posible propuesta de uso o de venta. Según las mismas fuentes, en los ocho años que han transcurrido desde que se suspendió la producción, no ha llegado a cuajar ninguna operación, lo que no implica que no haya habido ofertas.

Como ha publicado este diario, el Ayuntamiento de San Vicente mantiene su intención de acudir a las líneas de financiación de la Unión Europea y volverá a presentar una propuesta como estrategia DUSI con el propósito de recuperar la antigua cementera como centro para el emprendimiento y para ponerla en valor como ejemplo de arquitectura industrial.       

Noticias relacionadas

next